Tratamiento casero para reducir las venas varices

Reduce las venas varices y las arañas vasculares con este fabuloso y potente tratamiento natural que te traemos el día de hoy ¡Te va a encantar!

Las venas varices son una condición que se produce cuando las venas y capilares se dilatan debido a las dificultades que tiene la sangre para retornar hacia el corazón. Su aparición puede ocurrir por un desequilibrio inflamatorio en los tejidos del cuerpo, o bien, por el debilitamiento de las válvulas que regulan el paso del flujo de sangre.

Aunque a menudo no generan síntomas, algunas veces se acompañan con una incómoda sensación de pesadez y hormigueo en las piernas y pies. Además, debido a su aspecto abultado y amoratado, pueden ocasionar problemas de autoestima para quienes las desarrollan.

Por fortuna, hay varios remedios caseros que por sus propiedades, promueven la circulación para combatir de forma eficaz las venas varices y las arañitas vasculares.

Entre esas opciones naturales, hoy te traemos un prodigioso tratamiento de aceite de oliva y caléndula que, aplicado de forma tópica, ayuda a reducirlas de manera eficaz.

Tanto la caléndula como el aceite de oliva cuentan con propiedades antiinflamatorias y tonificantes. Combinados en un único tratamiento son ideales para mejorar el aspecto de las varices. A continuación te contamos cuáles son sus propiedades y cómo prepararlo en casa.

Visita también: Combate la aparición de venas varices por medio de estos secretos.

Beneficios del tratamiento casero para tratar las venas varices

El tratamiento natural de aceite de oliva y caléndula ha sido, durante muchos años, un buen aliado para disminuir de forma notoria el aspecto de las varices y arañitas vasculares. Ambos ingredientes tienen propiedades antiinflamatorias, tonificantes y calmantes que, tras ser absorbidas a través de la piel, reducen el tamaño de las venas dilatadas para activar el flujo sanguíneo en las zonas afectadas.

Su uso mediante masajes alivia la sensación de pesadez y, de paso, estimula las funciones del sistema linfático para una óptima eliminación de las toxinas y los líquidos que dificultan la eliminación de este problema.

Si bien no es un producto milagroso, su uso regular mejora los resultados de la alimentación y demás hábitos que permiten eliminarlas.

El aceite de oliva es un ingrediente que se destaca por su alto contenido de ácidos grasos esenciales, además de vitamina E y minerales. Estos nutrientes ayudan a combatir la inflamación, a la vez que promueven la buena circulación y estimulan la expulsión de las toxinas. Su aporte de omega 3, mejora el paso de la sangre a través de las venas y restablece la función de las válvulas unidireccionales. Esto, sumado a sus antioxidantes, minimiza la dilatación de las venas y calma la tensión relacionada con este problema.

Cargando...

Lee también: Cómo eliminar las venas varices de forma natural.

Las flores de caléndula tienen propiedades anticoagulantes, antiinflamatorias y analgésicas que, optimizan el flujo sanguíneo a través de las arterias. Durante siglos se han utilizado como tratamiento contra los problemas inflamatorios, ya que disminuyen la hinchazón mientras restablecen la circulación. Contiene flavonoides, vitamina C y minerales esenciales cuya absorción mejora la tonicidad y el proceso de regeneración de la piel. Es uno de los mejores remedios alternativos contra las venas varices, dado que desinflama los capilares sanguíneos mientras facilita el retorno de la sangre hacia la parte superior del cuerpo.

Tratamiento casero para reducir las venas varices

Ingredientes

  • 10 flores de caléndula fresca
  • ¾ taza de aceite de oliva extra virgen
  • Frasco de vidrio con tapa

Preparación y uso

Pica las flores e introdúcelas en un frasco de vidrio. Incorpora el aceite de oliva y asegúrate de que cubra por completo la caléndula. Sella bien el frasco y déjalo macerar durante 10 días en un lugar oscuro. Pasado este tiempo, separa los restos de flores del aceite y procede a aplicarlo.

Toma la cantidad del producto que consideres necesaria y aplícala con suaves masajes sobre las zonas afectadas por las venas varices. Realiza suaves movimientos circulares, presionando con suavidad el área para estimular el flujo de la sangre. Asegúrate de que el producto absorba bien y déjalo actuar toda la noche.

También te puede interesar: Cosas que puedes hacer para evitar la presión arterial alta, derrames cerebrales o venas varicosas.

Repite su aplicación 3 o 4 veces a la semana, preferiblemente antes de ir a dormir.

Cargando...
Sobre La Autora