Cómo bajar de peso después del embarazo

Recuperar tu cuerpo después del embarazo no es una tarea fácil pero si seguimos sencillos tips, lograremos recuperar nuestra figura de manera más rápida

Ya tienes tu bebé entre tus brazos y no puede existir una felicidad más grande. Descubres sus primeras sonrisas, te entrenas para cambiar pañales en un tiempo récord, no puedes dejar de documentar en tu teléfono celular cada uno de sus cambios y avances. Pero cuando el bebé se duerme y debes enfrentar el espejo, la mujer que hay en ti, añora su antigua figura. Miras con recelo tus hermosos vestidos, tus jeans preferidos, tus blusas predilectas, y lo primero que se viene a tu mente es “¿cuándo podré volver a usar esa ropa?

Lo primero que debes hacer es aceptar que tu cuerpo sufrió una transformación, una maravillosa transformación llamada” maternidad”, y que ese proceso duró nueve meses. Por lo tanto, tu cuerpo, necesitará un mínimo de otros nueve meses, para volver a ser el que era.

No desesperes. Hoy, en Cositas Femeninas, te damos algunos consejos para perder kilos después del embarazo.

Cómo bajar de peso después del embarazo

No realices una dieta estricta

Aunque parezca extraño, nuestro mejor consejo es que no te ciñas a una dieta determinada. Esto solo conseguirá generar más estrés. Ya estás bastante inquieta con tu nuevo rol de madre, y si además, debes contar calorías, los nervios terminarán provocando mayor ansiedad que te llevarán a traicionar tu objetivo de perder peso.

Simplemente, come sano y que nunca falten en tu heladera, pequeños refrigerios para evitar los famosos “ataques de hambre”. Las manzanas, pequeños trozos de zanahoria y las galletas de trigo son aliados infalibles para mitigar el hambre entre horas. Además, si estás amamantando a tu pequeño, recuerda que no debes ingerir menos de 1800 calorías diarias.

Incluye en tu alimentación los considerados “súper alimentos”

Como dijimos antes, si estás amamantando, necesitarás prestar especial atención a tu alimentación. Elige aquellos alimentos ricos en nutrientes, como el pescado, que contiene omega 3, que además favorecerá a tu bebé a través de la leche materna. Otros alimentos que no debes dejar de lado son la leche y el yogur, por su alto contenido de calcio, ingrediente esencial para el fortalecimiento de los huesos. Además, incluye las proteínas presentes en las carnes magras y el pollo.

comer saludable despues del embarazo

Visita además: Cómo reducir la flacidez abdominal luego del embarazo.

Siempre que puedas, amamanta a tu hijo

¿Sabías que cada vez que amamantas a tu pequeño desgastas 300 calorías aproximadamente? Todos sabemos que la lactancia materna es una forma de conexión muy especial entre la madre y el pequeño; y que además, tu pequeño recibe nutrientes esenciales para su completo desarrollo. Amamantar a tu hijo ayudará a que pierdas peso más rápidamente, siempre y cuando, controles los ataques de hambre.

No olvides la hidratación

Todas sabemos que beber líquidos es una de las cuestiones más serias de cualquier tipo de dieta saludable. Que nunca falte en tu día la ingesta de ocho vasos de agua, porque además de saciarte, contribuirán a acelerar tu metabolismo, y por lo tanto, te ayudarán a perder peso.

Realiza actividad física

Una vez que la rutina de los cuidados del bebé esté establecida, es importante que encuentres el momento para realizar algún tipo de actividad física, que contribuya a la pérdida de peso después del embarazo. Es necesario que incorpores ejercicios aeróbicos e incluso, de entrenamiento de fuerza. No solo bajarás de peso y tonificarás los músculos, además te ayudará a sentirte mejor, ahuyentando los fantasmas de la depresión post-parto y aliviando el estrés. No es necesario que concurras al gimnasio, puedes salir a caminar con tu bebé durante treinta minutos por el parque cercano a tu casa. Recuerda consultar con tu médico de cabecera antes de realizar cualquier tipo de ejercicio si has tenido a tu bebé por cesárea.

Respeta las horas de descanso

Sabemos que cuando se tiene un pequeño recién nacido, es muy difícil conciliar el sueño. Los primeros meses, tu pequeño se despertará en cualquier momento de la noche para exigir su alimento. Trata de aprovechar la máxima cantidad de tiempo para descansar, porque cuando estás muy cansada tu cuerpo libera una hormona llamada cortisol, que hace que sea más difícil la pérdida de peso. Además, cuando estás muy cansada, es más difícil que puedas focalizarte en tus objetivos para bajar de peso saludablemente.

Consulta con un nutricionista

Cuando decidimos perder peso, es muy importante tener en cuenta ciertos factores, que pueden repercutir en nuestra salud. Estos factores cobran mayor importancia cuando fuiste madre recientemente. Con un recién nacido en la casa, no podemos permitirnos poner en riesgo nuestra salud. Porque ese diminuto y divino ser, depende en cada instante de ti. Por eso debes mantenerte y sentirte fuerte en todo momento. Nada puede impedirte que te sientas y te veas bella como antes de dar a luz a tu pequeño, pero siempre debes conseguirlo con métodos saludables, que no pongan en riesgo tu salud.

Si sientes que no puedes volver a tu peso habitual, después de varios meses, o que te estancaste en el peso y no logras perder los kilos ganados durante el embarazo,  siempre puedes acudir a un profesional, un nutricionista. Este especialista te ayudará a conseguir el peso que deseas después del embarazo sin poner en riesgo ni tu salud ni la de tu pequeño.

La maternidad es una experiencia que merece ser vivida en plenitud. Y nadie dice que no puedas sentirte bella y en sintonía con tu cuerpo.

¿Cómo has hecho para recuperar tu silueta después del embarazo? Comparte tu experiencia.