Cómo usar vitamina E para hacer crecer el cabello y evitar la caída

Hoy te contaremos cómo usar la vitamina E para hacer crecer el cabello y evitar la caída ¡te va a encantar porque es fabulosa y muy efectiva!

Frenar el problema de pérdida de cabello no es simple y con todos los productos que encontramos en el mercado que dicen resolver el problema, de los cuales solo unos pocos muestran resultados reales y lo único que hacen es que perdamos el dinero, es mucho mejor usar remedios naturales que nosotras mismas preparemos en casa. La vitamina E es uno de esos remedios, que se considera ideal debido a sus propiedades antioxidantes, esto significa que actúa como un escudo contra los radicales libres que dañan el cabello, hacen que se caiga y no crezca como deseamos.

La vitamina E es una vitamina liposoluble que ofrece una gran cantidad de beneficios para la salud y la belleza, como la reducción del frizz, la sequedad y la opacidad, e imparte un brillo a tu cabello. El aceite y los suplementos de vitamina E han ganado mucha popularidad como excelentes productos para el cuidado del cabello. Pero antes de entrar en eso, ¿sabes qué pasa con la vitamina E que lo hace tan bueno para tu cabello? ¡Vamos a ver!

Sabemos que un cuero cabelludo saludable es la base para un cabello sano, que crezca a una velocidad normal y sin caída excesiva. La salud del cuero cabelludo puede determinarse por varias cosas, como los niveles de pH, la producción de aceite, la circulación de sangre al cuero cabelludo y la salud del folículo. La vitamina E ayuda a lograr un equilibrio en estas variables, asegurando que el cabello crezca para estar sano y fuerte.

Beneficios de la vitamina E para el cabello

1. Mejora la circulación sanguínea

Un estudio mostró que la vitamina E ayuda a aumentar el flujo sanguíneo. Esto, a su vez, ayuda al crecimiento del cabello. La vitamina E ayuda a ensanchar los vasos sanguíneos para que la sangre se transporte más fácilmente. También evita que la sangre se coagule, asegurando un flujo suave.

Masajear el aceite en el cuero cabelludo mejora la circulación sanguínea , lo que proporciona una nutrición óptima para los folículos capilares. Esto ayuda a que los folículos trabajen de manera más eficiente, promoviendo el crecimiento del cabello.

2. Normaliza la producción de aceite y los niveles de pH del cuero cabelludo

La mayoría de las veces, la causa principal de la caída del cabello es la producción excesiva de aceite o un desequilibrio en los niveles de pH en el cuero cabelludo. Cuando el cuero cabelludo está seco, las glándulas sebáceas se empujan a toda marcha, produciendo más aceite del necesario.

El exceso de aceite comienza a obstruir los folículos pilosos, lo que provoca problemas, como picazón y caspa, y finalmente la caída del cabello. El aceite de vitamina E contrarresta esto proporcionando humedad, calmando así las glándulas sebáceas excesivamente celosas mientras equilibra los niveles de pH.

3. Reduce el daño oxidativo al cabello

La vitamina E es conocida por su actividad antioxidante que ayuda a neutralizar los radicales libres. Las propiedades antioxidantes pueden ayudar a reducir el estrés oxidativo, que se sabe que causa la caída del cabello. Esto mantiene tus folículos libres de daños mientras frena la división y la rotura.

4. Mejora las condiciones del cabello

La vitamina E puede ayudar a sellar la humedad en el tallo del cabello, manteniéndolo acondicionado. Con el uso regular, la vitamina E puede combatir la sequedad, haciendo que tu cabello sea fuerte, sin frizz y brillante.

La deficiencia de esta vitamina puede ser una causa de mala salud del cabello. Pero la buena noticia es que está fácilmente disponible en muchas fuentes de alimentos y puede incorporarse fácilmente a tu dieta.

Las siguientes son las diferentes formas en que puedes usar la vitamina E para promover el crecimiento del cabello y evitar su caída.

Come alimentos ricos en vitamina E

Esta es una de las formas más fáciles de incorporar vitamina E en tu régimen de cuidado del cabello. La nutrición interna es tan importante como la nutrición externa cuando se trata del crecimiento del cabello.

Por lo tanto, es importante que consumas alimentos ricos en vitamina E, incluidas las verduras verdes como las espinacas, los espárragos y el brócoli; nueces como maní, semillas de girasol, avellanas y almendras; aceites como aceites vegetales, aceite de germen de trigo y aceite de oliva; germinados, aguacate, etc. Alternativamente, puedes optar por suplementos de vitamina E, que están disponibles en forma de tabletas y cápsulas.

Muchas personas usan tabletas de vitamina E para los problemas de caída del cabello. Se recomienda comenzar consumiendo 400 UI de suplementos de vitamina E diariamente. Esta es la dosis recomendada que puede resultar beneficiosa para tu salud en general sin causar ningún efecto secundario negativo.

Es importante saber que un alto consumo de vitamina E, es decir, dosis superiores a 1000 UI diarias, puede causar adelgazamiento de la sangre y otras complicaciones sanguíneas. Por lo tanto, consulta a un profesional de la salud antes de comenzar a tomar suplementos. Además, la vitamina E funciona sinérgicamente con otras vitaminas, adaptógenos y minerales para el crecimiento del cabello.

Usa un champú que contenga vitamina E

Muchos champús han sido especialmente formulados para proporcionar vitamina E adicional para nutrir tu cabello. Mientras seleccionas un champú, intenta elegir uno que no contenga sulfatos ni parabenos. Estos champús son más suaves para el cabello y no eliminan los aceites naturales presentes en el cuero cabelludo y el cabello.

Cargando...

Sin embargo, es importante tener en cuenta que un champú solo no estimulará el crecimiento del cabello. Es importante incorporar aceites regulares y mascarillas para el cabello ricas en vitamina E en tu rutina de cuidado del cabello, junto con una dieta sana y equilibrada.

Usa aceite de vitamina E

Toma 10 o 20 cápsulas, dependiendo de la longitud de tu cabello, y corta los extremos para que puedas recoger el aceite en un tazón. Si el aceite es demasiado espeso, combínalo con un aceite portador, como el aceite de oliva, de coco o de almendras. Lávate el cabello y déjalo secar. Secciona tu cabello y comienza a aplicar el aceite en tu cabello y cuero cabelludo. Déjalo reposar durante 30 minutos y luego enjuágalo con un champú suave.

El aceite de vitamina E puede ayudar a rejuvenecer los folículos capilares dañados y prevenir la rotura. Los aceites naturales que tienen un alto contenido de vitamina E incluyen el aceite de aguacate, el aceite de germen de trigo y el aceite de palma.

Usa mascarillas caseras que contengan vitamina E

Debes mimar tu cuero cabelludo para mantener tu cabello sano y sin problemas. La mejor manera de hacerlo es ir a las raíces y masajearlas con una buena mascarilla para el cabello. Después de todo, un cuero cabelludo sano significa un cabello sano.

1. Mascarilla de aguacate y vitamina E

El aguacate ayuda a hidratar el cabello y cura el cabello dañado. El aceite de oliva actúa como un agente suavizante. Una combinación de los ingredientes transforma el cabello áspero, seco y encrespado en mechones sedosos, suaves y saludables.

  • 1 aguacate maduro
  • 1/2 banano maduro
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1/4 cucharada de aceite de vitamina E

Licúa todos los ingredientes en una licuadora hasta formar una pasta cremosa. Asegúrate de que la pasta no tenga grumos. Aplica la mezcla en tu cabello y cuero cabelludo. Deja la máscara durante 30 minutos. Lava la máscara con un champú y acondicionador para el cabello. Esta mascarilla la puedes hacer una o dos veces a la semana.

2. Mascarilla con aceite de coco y vitamina E

El aceite de coco estimula el crecimiento del cabello al penetrar profundamente en el cuero cabelludo. Promueve un cuero cabelludo saludable al luchar contra los problemas del cabello como la caspa, el cuero cabelludo seco, los piojos y la inflamación. Además, el aceite de coco agrega brillo y suavidad al cabello. ¿Y lo que es más? Impide la rotura del cabello y las puntas abiertas al contribuir al crecimiento del cabello.

  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 2 cápsulas de vitamina E

Pincha las cápsulas de vitamina cuidadosamente con un alfiler de seguridad estéril. Luego exprime la cápsula para extraer el aceite. Viértelo en un tazón y agrega dos cucharadas de aceite de coco. Mezcla bien los dos ingredientes. Luego masajea el cuero cabelludo con movimientos circulares durante bastante tiempo. Puedes dejar la mezcla en tu cabello durante la noche y lavar al día siguiente. Esta acción estimulará la circulación sanguínea y acelerará el proceso de curación del cuero cabelludo. Repite este tratamiento todos los días o días alternos.

3. Masaje con cápsulas de vitamina E

Las cápsulas de vitamina E solas pueden aliviar la mayoría de los problemas del cabello. Con sus propiedades antioxidantes, puede reducir el estrés oxidativo en el cuero cabelludo que está relacionado con la pérdida de cabello. Ayuda a reparar y construir tejido.

  • 3-5 cápsulas de vitamina e

Toma las cápsulas de vitamina E, ábrelas y aplícalas en el cuero cabelludo. Concéntrate más en las áreas secas, propensas a la caspa y calvas. Ahora, masajea suavemente el cuero cabelludo con una leve presión. Un suministro saludable de sangre es un buen estimulante para el crecimiento del cabello. Repite este tratamiento todos los días o días alternos.

4. Champú y vitamina E

Siempre es una buena idea mezclar una cápsula de vitamina E con el champú mientras te lavas el cabello. Esto hará que el champú sea más efectivo en el cuero cabelludo. Ayuda a nutrir el cuero cabelludo y prevenir la rotura del cabello. Dicho esto, siempre puedes obtener un champú que tenga vitamina E como el ingrediente esencial principal.

  • Tu champú preferido
  • 4-5 cápsulas de vitamina E

Pincha algunas cápsulas de vitamina e y agrega el aceite en el champú, mezcla muy bien antes de usarlo.  Aplicar sobre el cabello, masajear durante unos minutos y luego lavarlo.

5. Aceite de oliva con vitamina E

Puedes reemplazar tu acondicionador habitual con el impecable aceite de oliva para ayudar a devolver la humedad al cabello. Enriquecido con vitaminas y antioxidantes, el aceite de oliva protege la queratina del cabello y bloquea la humedad. Un cuero cabelludo sano es predominante para el crecimiento del cabello. Masajear con aceites como el aceite de oliva mejorará el flujo sanguíneo en toda el área. De este modo, los folículos capilares son estimulados para crecer más gruesos.

  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cápsula de vitamina E

Pincha una cápsula de vitamina E con un alfiler de seguridad estéril. Exprime el aceite en un tazón. Agrega el aceite de oliva y mezcla ambos ingredientes. Masajea la mezcla sobre tu cuero cabelludo por un tiempo. Déjalo toda la noche para obtener beneficios adicionales. Lávalo por la mañana. Repite este tratamiento todos los días o días alternos.

6. Mascarilla de yogur y vitamina E

El yogur natural está cargado de proteínas. Ofrece la nutrición e hidratación que necesitas para un cuero cabelludo saludable. Con sus ácidos lácticos, el yogur puede limpiar el cuero cabelludo al eliminar las células muertas de la piel, el exceso de grasa y la suciedad del cuero cabelludo. ¿Y lo que es más? Ayuda a eliminar la caspa, calma el encrespamiento, controla la caída del cabello con sus propiedades antifúngicas. El aceite de mostaza, como otros aceites, estimula el crecimiento del cabello al aumentar la circulación sanguínea en el cuero cabelludo. Las propiedades antibacterianas y antifúngicas de este aceite pueden prevenir la caída del cabello.

  • 1 taza de yogur
  • 1 cucharada de aceite de mostaza
  • 3 cápsulas de vitamina E

Pincha las cápsulas de vitamina E y viértelas en un tazón. A eso agrega los otros ingredientes y mézclalos hasta que se combinen bien. Aplica la mezcla en todo tu cabello y cuero cabelludo y espera una hora. Más tarde, lávate el cabello. Repite este tratamiento al menos una vez a la semana si tu cabello está completamente dañado.

7. Mascarilla de huevo y vitamina E

Los huevos están repletos de proteínas y nutrientes que son buenos para mantener un cuero cabelludo saludable. Proporcionan una buena nutrición a tu cabello y cuero cabelludo. Esta mascarilla de huevo, rica en aminoácidos, nutrirá el cuero cabelludo, reducirá la caída del cabello y le dará brillo.

  • 1 huevo
  • 1 taza de leche
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 3 cápsulas de vitamina E

Batir el huevo y mezclar con los otros ingredientes en un tazón. Aplica la mezcla en tu cabello y cuero cabelludo. Deja que la mezcla repose en tu cabello durante 30 minutos y lávala. Repite este tratamiento una o dos veces al mes.

Cargando...
Sobre La Autora
Sobre este post