Cómo utilizar la linaza para hacer crecer el cabello

Estos tratamientos con linaza que te traemos el día de hoy, te ayudarán a acelerar el crecimiento de tu cabello, evitarás la caída y reducirán el frizz ¡Pruébalos y te vas a sorprender!

El crecimiento del cabello puede ser lento y agotador, además del hecho de que en algunas personas se tarda una eternidad en crecer y debemos realizar cortes frecuentes para mantener el cabello saludable.

Si te preguntas hay tratamientos que podrían ayudar a acelerar el proceso, pero los tratamientos de salón son caros y no parecen mostrar resultados duraderos debido a los químicos presentes en ellos, te alegrará saber que existen tratamientos caseros y medidas que puedes tomar para acelerar el proceso de crecimiento del cabello. Uno de estos tratamientos es usar linaza (semillas de lino) para acelerar el crecimiento del cabello, evitar la caída y eliminar el frizz.

¿Por qué las semillas de lino son buenas para el crecimiento del cabello?

1. Gran fuente de vitamina E

La vitamina E es una de las mejores vitaminas que puede usar para el crecimiento del cabello debido a sus fuertes propiedades antioxidantes que previenen el daño del cabello y del cuero cabelludo. Ayuda a mejorar la eficiencia de los capilares, aumentando la circulación sanguínea. La vitamina E también es útil cuando se trata de prevenir el envejecimiento prematuro .

2. Balancea los niveles de pH y la producción de grasa

Las semillas de lino ayudan a equilibrar los niveles de pH y la producción de aceite. Estos son dos factores que afectan directamente la velocidad a la que crece tu cabello y su salud. Las semillas de lino calman el cuero cabelludo y ayudan a calmar las glándulas sebáceas, por lo que producen la cantidad correcta de aceite para el crecimiento del cabello sano.

3. Nutre tu cabello

Las semillas de lino son una fuente rica de ácidos grasos omega-3. Estos ácidos grasos son esenciales para el crecimiento del cabello sano. Nutren los folículos y los tallos del cabello, haciéndolos más fuertes y menos propensos al daño. Esto también asegura que el nuevo crecimiento sea fuerte y saludable. Los ácidos grasos omega-3 ayudan a mejorar la elasticidad del cabello.

4. Mantiene tu cabello acondicionado

Las semillas de lino ayudan a acondicionar tu cabello, haciéndolo suave y manejable. Ayuda a unir la humedad al tallo del cabello, controlando problemas como roturas, puntas abiertas, sequedad y frizz.

5. Calma el cuero cabelludo

El uso regular, o incluso la ingestión, de semillas de lino, previene problemas como la pérdida aguda del cabello, el eccema del cuero cabelludo y la caspa.

Cómo utilizar las semillas de lino para el crecimiento del cabello

1. Aceite de linaza para el cabello

El calor del aceite y la toalla caliente permiten que las semillas de lino penetren en las raíces y el tallo del cabello. Esto proporciona a tu cuero cabelludo y cabello la nutrición que necesita para crecer sano. El aceite de linaza lo puedes encontrar en las tiendas naturistas. También puedes usar aceite de linaza de grado alimenticio como aderezo cuando prepares ensaladas.

Necesitarás

  • 2 cucharadas de aceite de linaza

Proceso

Cargando...

En un tazón, calientq el aceite de linaza durante unos segundos hasta que esté ligeramente caliente. Masajea esto en tu cuero cabelludo durante unos 15 minutos y luego pásalo por el resto de tu cabello. Una vez que tu cabello y cuero cabelludo estén completamente cubiertos, envuélvelo en una toalla caliente. Puedes calentar la toalla en el horno, sumergirla en agua caliente o usar un secador de pelo para calentarla. Espera con la toalla por 30 minutos adicionales. Lava tu cabello con un champú suave sin sulfatos. Repite este tratamiento 2 veces a la semana.

2. Gel de linaza para el cabello

Este gel natural para el cabello no deja la acumulación de productos en tu cabello y aumenta el crecimiento del cabello.

Necesitarás

  • 1 / 4ta taza de linaza
  • 2 tazas de agua
  • 1 cucharada de jugo de limón

Proceso

En una olla, hierve el agua y las semillas de lino hasta que el líquido comience a espesar. Agrega una cucharada de jugo de limón y mezcla el líquido. Apaga el calor una vez que el líquido alcance una consistencia de gel y deja enfriar. Una vez enfriado, colar y recoger el gel en un frasco.
Usa este gel para peinar tu cabello cada mañana. También puedes usarlo como un tratamiento tópico para el cuero cabelludo para estimular el crecimiento del cabello.

3. Tratamiento con linaza y aloe vera

Todas conocemos los beneficios que tiene el aloe vera en nuestro cabello y nuestra piel y combinada con la linaza, crearemos un potente tratamiento para acelerar el crecimiento del cabello, evitar la caída y tener un cabello hermoso y sano.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de linaza
  • 1 taza de agua
  • 2 cucharadas de gel de aloe vera
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Proceso

Deja que el agua hierva y vierte las semillas de lino en ella. Revuelve constantemente y deja que las semillas de lino hiervan con el agua hasta que el gel comience a formarse, lo que puede tardar alrededor de 5 minutos. Asegúrate de no cocer demasiado las semillas de lino. Usa un filtro de malla fina para drenar el gel de las semillas. Poner el gel en una botella. Agrega el gel de aloe vera y el aceite y agita bien antes de aplicar sobre tu cabello.

Aplica en tu cuero cabelludo haciendo un masaje por 10 minutos, pasado este tiempo extiende el tratamiento en todo tu cabello y déjalo actuar por 30 minutos más. Lava con champú suave y repite este tratamiento dos veces a la semana.

4. Tratamiento con linaza y jengibre

Este tratamiento es fabuloso para acelerar el crecimiento del cabello, ya que activa la circulación del cuero cabelludo y además reduce la caída desde la primera aplicación.

Necesitarás 

  • 2 cucharadas de linaza
  • 1 taza de agua
  • 2 cucharadas de gel de aloe vera
  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado

Proceso 

Deja que el agua hierva y vierte las semillas de lino en ella. Revuelve constantemente y deja que las semillas de lino hiervan con el agua hasta que el gel comience a formarse, lo que puede tardar alrededor de 5 minutos. Asegúrate de no cocer demasiado las semillas de lino. Usa un filtro de malla fina para drenar el gel de las semillas. Agrega a este gel el aloe vera y el jengibre rallado y aplica esta mezcla en tu cuero cabelludo haciendo un masaje por unos 10 minutos. Esparce el tratamiento por todo el cabello y déjalo actuar por 20 minutos más, no te preocupes si sientes calor en el cuero cabelludo, ya que es normal debido al efecto del jengibre. Lava con champú suave y repite este tratamiento una o dos veces a la semana.

Loading...