Beneficios de usar cubos de hielo en tu piel

¿Sabías que usar cubitos de hielo es fabuloso para tu piel? Cuando conozcas todos los beneficios que tiene en tu rostro, no dejarás de usarlos jamás

El hielo es uno de esos productos que todas tenemos en casa pero pocas sabemos todos los beneficios que tiene para nuestra piel y lo mejor de todo es que es un elemento prácticamente gratis, al alcance de todas y extremadamente versátil.

Hoy te contamos cuáles son los beneficios del hielo para tu piel y a partir de hoy se convertirá en un elemento imprescindible en tu rutina de belleza, haciendo que sea más fácil lidiar con problemas comunes de la piel.

beneficios-usar-hielo-piel

Reduce el acné y la inflamación

Uno de los usos más populares usos de los cubos de hielo es para reducir el acné. El hielo puede calmar el enrojecimiento y la hinchazón, especialmente si tienes acné quístico, icluso puede aliviar el dolor de la misma manera que elimina el de los moretones. Sin embargo, recuerda que las espinillas son sensibles y también están llenas de bacterias, así que ten cuidado al aplicar un cubo de hielo en la cara para el acné.

Modo de empleo:

Lávate la cara y sécala con una toalla. Envuelve un cubo de hielo en una toalla de papel limpia o colócalo en una bolsa de plástico. Colócalo exactamente sobre el acné durante 1 minuto. Descansa 5 minutos y luego vuelve a comenzar si es necesario.

Lee también: Mascarilla de aloe vera para atenuar las manchas y arrugas.

Da luminosidad a tu rostro

El frío del hielo aplicado sobre el rostro aumentará tu circulación, ayudando a llevar sangre y color a tu piel. Su complexión se iluminará naturalmente incluso antes de aplicar maquillaje.

Modo de empleo:

Lávate la cara eliminando cualquier tipo de impureza. Envuelva un cubo de hielo en una toalla de papel limpia o colócalo en una bolsa de plástico. Frota suavemente el cubo de hielo en todo el rostro y el cuello con movimientos similares a los de un masaje. No apliques presión excesiva ya que puedes lesionar la piel. Evita el área alrededor de tus ojos. Una vez hecho esto, deja que la humedad se seque de forma natural.

Alivia la piel de las quemaduras solares

Si estuviste mucho tiempo tomando el sol, probablemente tienes algunas quemaduras solares y estas quemaduras de sol pueden arruinar la calidad de tu piel y en ocasiones es algo muy doloroso. Los cubos de hielo hechos con aloe vera podrían ser uno de los mejores remedios para esto. El efecto refrescante del aloe se sentirá absolutamente increíble en las quemaduras solares, pero si no tienes aloe, prueba preparando cubos de hielo con pepino en puré.

Cómo usar:

Hacer cubos de hielo con aloe vera o pepino. Lávate la cara y sécala con una toalla. Envuelve un cubo de hielo en una toalla o colócalo en una bolsa de plástico y colócalo en el área afectada hasta que el hielo se derrita teniendo cuidado de masajear por unos segundos, descansar unos minutos y volver a hacerlo hasta que se derrita el hielo.

Visita también: ¿Por qué deberías congelar el aloe vera o sábila? Aquí te lo contamos.

Desinflama los ojos hinchados

Cualquier forma de compresas frías es un remedio sorprendente para los ojos hinchados o cansados. Y estos incluyen cubitos de hielo o aquellos hechos de leche o té verde. Sin embargo, dado que la piel alrededor de los ojos es delicada, los cubos no deben usarse durante un período prolongado.

Cómo usar:

Hacer cubos de hielo con agua, té verde o leche. Lávate la cara y sécala. Envuelve los cubitos de hielo en una toalla y colócalos en tus ojos haciendo una leve presión por períodos cortos. Una vez hecho, seca la piel con una toalla.

Exfolia la piel

Para un tratamiento facial barato, haz cubitos de hielo con leche para exfoliar la piel. El ácido láctico en la leche limpiará las células muertas y refrescará el cutis, además te ayudará a reafirmar el rostro. Incluso puedes agregar puré de pepino o arándanos para obtener más poder exfoliante. Le dará a tu piel un lavado de cara, literalmente.

beneficios-usar-hielo-piel

Cómo usar:

Haz los cubitos de hielo con el ingrediente que prefieras. Lávate la cara y sécala. Envuelve los cubitos de hielo en una toalla de papel o en una bolsa de plástico. Suavemente masajea tu piel con los cubitos de hielo hasta que se derritan. Lávate la cara con agua tibia una vez hecho.

Lee además: Cómo utilizar aloe vera y vinagre de manzana para combatir las várices.

Reduce y retrasa la aparición de arrugas

Las arrugas son inevitables a medida que envejeces, pero definitivamente puedes retrasar su apariencia manteniendo la piel bien hidratada. Los cubitos de hielo te darán un tratamiento facial rápido, tensarán la piel y mantendrán la humedad encerrada.

Modo de empleo:

Lávate la cara con agua tibia para eliminar todas las impurezas y abrir un poco los poros y sécala. Envuelve el cubo de hielo en una cubierta de plástico o toalla de papel. Desliza esto sobre tu piel hasta que el cubo se derrita. Esto cerrará tus poros, tensará tu piel y quedará hermosa.

Prepara tu piel para el maquillaje

Muchas personas usan un primer antes de aplicar su maquillaje, ya que ayuda a cerrar los poros y alisar la piel para prepararla para el maquillaje, pero algo más económico y efectivo es el hielo, por lo que antes de maquillarte sería una grandiosa idea pasar por tu rostro y cuello un cubito de hielo.

Reduce la grasa de la piel

La piel grasa es uno de los problemas más irritantes y molestos para muchas personas, lo que te deja deseando limpiar esa sensación oleosa de tu cara con regularidad. Pero no te preocupes, los cubitos de hielo pueden ser lo que necesitsa. Se dice que los cubos reducen la secreción de aceite en la piel y la dejan fresca.

Modo de empleo:

Inmediatamente después de lavarte la cara, frota la piel con cubitos de hielo envueltos en una toalla de papel o una cubierta de plástico. Luego aplica tu crema hidratante. Incluso puede hacer cubitos de hielo con menta para dar un efecto refrescante.

Visita también: 3 mascarillas naturales con aloe vera y otros ingredientes para la piel.

Ahora que sabes cómo usar cubitos de hielo en tu rostro, es hora de experimentar. Prueba diferentes ingredientes e incluso aceites esenciales para un mejor efecto. Tu piel lo amará.

Más recomendados