Tratamiento con sal para el cabello grasoso y la caspa

Si tu cabello es grasoso y además de esto tienes caspa, no te pierdas este sencillo tratamiento con sal que te ayudará mucho ¡Toma nota!

Muchas personas a lo largo de su vida han sufrido de caspa debido a diferentes factores y aunque en el mercado encontramos muchos productos que prometen acabar con la caspa, muchos de ellos secan nuestro cabello y si lo teñimos, retira el color de manera extra rápida, por lo que yo prefiero optar por soluciones caseras que además de ser más económicas también son efectivas y no afectan nuestro cabello.

La sal se encuentra presente en muchos tratamientos para el cabello y esto debido a que ofrece muchos beneficios, principalmente gracias a su propiedad abrasiva que ofrecen sus gránulos. Esto la convierte en un ingrediente a tener en cuenta cuando de tratar el cabello grasoso y de deshacerse de la caspa se trata.

El poder abrasivo de la sal hace que te puedas deshacer de manera mucho más efectiva de la caspa, mientras que estos mismos gránulos hacen que se estimule la circulación sanguínea en tu cuero cabelludo, estimulando de la manera más efectiva el crecimiento de cabello. Por otro lado, la sal tiene la capacidad de disolver de manera efectiva la grasa, lo que te ayudará a deshacerte del problema del cabello excesivamente grasoso.

Tratamiento con sal para el cabello grasoso y la caspaTratamiento casero para cabello graso y con caspa

Ingredientes

  • Una cucharadita de sal de mar (no es la misma que la sal de cocina)
  • Dos cucharadas de gel de aloe vera (sábila)

Preparación

Mezcla la cucharadita de sal de mar con las dos cucharadas de aloe vera. Procura no revolver mucho pues recuerda que necesitamos la mayor cantidad de cristales de sal para que ejerzan el efecto exfoliante.

Uso

Aplica esta mezcla en tu cuero cabelludo y masajea durante unos 3 minutos. Después puedes lavar tu cabello con tu champú habitual.

También puedes usar solamente sal de mar para usar como acondicionador para tu cabello graso. Para esto, disuelve sal de mar en agua y luego echa esta solución en un frasco con atomizador.

Divide tu cabello en varias partes y aplica varias atomizadas en cada una de las secciones asegurándote de que tu cabello quede muy bien impregnado con la solución. Deja actuando durante 5 minutos y luego lava tu cabello con tu champú habitual.

Sobre este post