Remedios naturales para tratar el dolor y la inflamación de los pies

¿Sueles tener tus pies inflamados y duelen bastante? No dejes de probar estos remedios caseros para eliminar esas molestias

En términos generales siempre nos ocupamos de forma eficiente por el bienestar de nuestro rostro, nuestras manos, incluso nuestras piernas, dejando de lado a nuestros pies.

Esta pésima costumbre se pierde en el momento en el cual comenzamos a percibir problemas en ellos, percibidos gracias a los dolores emitidos desde esa región; no logramos darles el lugar que realmente merecen, olvidando que son los responsables principales de una acción tan importante como desplazarnos a otros lugares.

Los pies, además de transportarnos durante todo el día, también se encargan de soportar todo el peso del cuerpo; por tal razón tienden a sufrir  intensos dolores relacionados con el sobreesfuerzo.

Existen otros factores responsables de causar dolor en esta zona, calzado inapropiado, golpes directos, enfermedades y descuido extremo; por suerte también existen soluciones para mejorar el estado de éstos y para tratar el dolor.

Lo siguientes son algunos remedios naturales propicios para combatir este padecimiento en los pies.

remedios-naturales-tratar-dolor-inflamacion-pies

Baño de menta

La menta posee propiedades como la antiinflamación, por lo tanto es adecuada para reducir la hinchazón presente en los pies; además, ésta también es diurética y refrescante, por lo tanto aparte de aliviar el padecimiento también dejará en mejores condiciones los pies y los tobillos.

Ingredientes

  • Menta fresca: 3 cucharadas o 30 gramos.
  • Agua: 1 litro.

Preparación

El agua se pone a calentar durante un tiempo aleatorio, éste depende de lo que se demore mientras comienza a hervir, justo en ese momento se añaden las hojas de menta y continúa el proceso alrededor de 10 minutos.

Pasado el tiempo se retira el recipiente del fogón y se deja enfriar un poco, una vez enfriado (no del todo) se vierte en un recipiente donde quepan los pies, se introducen y se dejan allí durante 15 minutos o hasta que el baño de menta se enfríe por completo.

Baño de agua y sal

Quizá es la combinación más utilizada con respecto a tratar el tema de la hinchazón, no solo en las piernas sino en cualquier parte del cuerpo; las propiedades de la sal contribuyen en la disminución del edema de forma apropiada, en este caso desde la comodidad de nuestro cuarto.

Ingredientes

  • Sal marina: 3 ½ cucharadas o 40 gramos, preferiblemente gruesa.
  • Agua: 4 tazas o 1000 mililitros.

Preparación y uso

Primero se divide el agua entre dos tazas o 500 mililitros, la mitad de ésta se pondrá a calentar; al agua que se encuentra en el fogón se le añade la mitas de la sal y se remueve mientras se va disolviendo, al disolverse completamente se vierte el agua en un recipiente donde quepan ambos pies.

Inmediatamente introducimos los pies y los dejamos durante 10 minutos, pasado el tiempo se secan y se desecha esa agua; ahora vertemos en el recipiente las otras dos tazas de agua (debe estar fría) y la mitad de la sal; introducimos los pies nuevamente, los dejamos allí por lo menos durante 4 minutos, y listo.

Baño de salvia y romero

Este baño no servirá únicamente para la hinchazón de los pies y los tobillos, sino que contribuirá a la relajación de todo el organismo.

Ingredientes

  • Salvia: 5 cucharadas o 50 gramos.
  • Romero: 5 cucharadas o 50 gramos.
  • Agua: 2 tazas o 500 mililitros.

Preparación y uso

Calentar el agua y verter los ingredientes mientras se remueven, una vez esté lista la infusión se echa en un recipiente y se introducen los pies al menos durante 15 minutos.

Aceite de oliva

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias el aceite de oliva se convierte en una sencilla y propicia alternativa natural para mejorar el estado de los pies, incluyendo la disminución del dolor.

Ingredientes

  • Aceite de oliva: 10 gotas.

¿Qué hacer?

Se dividen las gotas, 5 para cada pie; se aplican en las palmas de las manos mientras se frotan rápidamente entre sí para calentarlas un poco, luego se frotan un pie haciendo el masaje en círculos y con una presión moderada.

Al terminar con uno continúan con el otro, se repite el procedimiento explicado anteriormente. Se recomienda realizar estos masajes justo antes de irse a dormir, además cubrir los pies con calcetines gruesos para conservar el calor.

remedios-naturales-tratar-dolor-inflamacion-pies

Manzanilla

Generalmente el dolor en los pies se presenta gracias a la inflamación o la hinchazón provocada por el trajín de la rutina, es allí donde la manzanilla cumple su función basada en sus propiedades antinflamatorias.

Ingredientes

  • Manzanilla: 3 cucharadas de flor.
  • Agua: 1 litro.

Preparación y uso

Para realizar un baño con esta flor se debe preparar una infusión, por ello se pone a hervir el litro de agua, una vez llegue a su punto se echan las flores de manzanilla.

Luego se deja reposar un poco y se vierte en un recipiente donde quepan ambos pies y se realiza un masaje moderado. Se recomienda hacerlo cada noche durante cinco días seguidos.

Aceite esencial de eucalipto

Así como los componentes nombrados anteriormente, el aceite esencial de eucalipto posee grandes propiedades antiinflamatorias, propicias para reducir la hinchazón de los pies y por ende el dolor que les atosiga.

Ingredientes

  • Aceite esencial de eucalipto: 10 gotas.
  • Agua: 1 litro.

Preparación y uso

Pone el litro de agua a calentar, una vez se encuentre tibio se deposita en un recipiente donde quepan ambos pies; luego se vierten las 10 gotas de aceite esencial de eucalipto y se mezcla con la mano.

Sumerge ambos pies en el recipiente y los mueve en círculos muy despacio dentro del agua, se dejan allí por lo menos durante 18 minutos; al pasar el tiempo los seca bien y los cubre con calcetines.

Más recomendados