Cómo reducir el dolor de túnel carpiano naturalmente

Si eres una de las personas que padece dolor por culpa del túnel carpiano, lee nuestro siguiente artículo y entérate de cómo reducir tal dolor con remedios caseros

Cualquier persona es propensa a padecer problemas de túnel carpiano, no importa qué edad tenga, sin embargo y gracias al uso excesivo, las personas con más probabilidades de padecerla son los de la tercera edad y los que trabajan en la oficina.

¿Qué es el síndrome de túnel carpiano?

Esta es una pregunta que se hacen muchas personas, incluso algunas que sufren este problema no lo saben; el síndrome de túnel carpiano o simplemente túnel carpiano es un padecimiento alojado a la altura de la muñeca (articulación más distal de la extremidad superior, exceptuando las falanges), es producida por una inflamación estimulada al uso y misma posición excesiva de la mano.

Movimientos como tocar el piano, utilizar herramientas, tejer, escribir en el computador, practicar deportes manuales, entre otros, son las principales causas de la aparición de éste.

Cómo reducir el dolor de túnel carpiano naturalmente¿Cómo identificar el síndrome de túnel carpiano?

Normalmente el padecimiento ocurre en mujeres mayores de cuarenta años, esto gracias al poco fortalecimiento presente en las muñecas, no obstante, cabe recordar que cualquier persona puede sufrir este padecimiento; a continuación los síntomas que ayudan a identificar si se tiene o no éste.

  • Dolor en la muñeca.
  • Adormecimiento a cualquier hora del día.
  • Extrema debilidad de la misma.
  • Percibir calor en los dedos.
  • Hormigueo desde la punta de los dedos hasta la muñeca.
  • Rigidez en los dedos.

Remedios caseros para combatir el dolor del túnel carpiano

Luego de saber qué es y cómo se identifica este padecimiento, resta saber cómo puede tratarse su extremo dolor; la mejor forma de hacerlo es a través de las alternativas caseras. A continuación les mostramos algunas bastante útiles.

1. Licuado de manzana verde

Ingredientes

  • 2 manzanas verdes
  • 1 hoja grande de col rizada

Preparación y consumo

Primero se deben lavar adecuadamente la col rizada y las manzanas verdes, luego, se pelan las manzanas y se le extraen las semillas; una vez así, se debe cortar en trozos.

Al tener la manzana troceada se añade junto con la col a la licuadora, se procesa hasta obtener una pasta homogénea, y listo. Se recomienda beberlo inmediatamente después de ser preparado.

2. Infusión de jengibre

Ingredientes

  • 1 cucharada de jengibre rallado o en polvo.
  • 1 taza de agua

Preparación y consumo

En primer lugar se pone el agua a hervir, al momento que llega a su punto se deben añadir la cucharada de jengibre a ella; al momento de agregarlas se apaga el fogón y se tapa el recipiente donde está el agua.

Éste debe permanecer tapado durante un tiempo para que se refresque, hay que prestar atención para que la bebida no se enfríe del todo antes de consumirla. Se recomienda ingerir dos tazas de jengibre al día; el alivio se notará en el transcurso del mismo.

3. Licuado antiinflamatorio

Ingredientes

  • 1 rodaja de piña sin cáscara
  • 1 trozo pequeño de jengibre
  • 1/2 manzana roja o verde

Preparación y consumo

Se toman las rodajas y la ½ manzana se trocean en cuadritos similares y se depositan en la licuadora, estando allí se procesan hasta obtener un licuado sin ningún grumo. Se recomienda consumirlo antes del desayuno durante todos los días.

Cómo reducir el dolor de túnel carpiano naturalmente

4. Compresas de jengibre y eucalipto

Ingredientes

  • 1 taza de agua
  • 2 cucharadas de jengibre rallado
  • 6 hojas de eucalipto

Preparación y uso 

Pon a hervir el agua y cuando ya esté en ebullición añade el jengibre y el eucalipto, baja el fuego y deja que los ingredientes se cocinen un poco. Apaga el fuego y deja que repose la preparación de 10 a 15 minutos. Cuando esté tibio con la ayuda de un paño limpio, aplica la infusión en las zonas donde tienes el dolor. Sumerge el paño y aplica en forma de compresas. Realiza este procedimiento varias veces y repite por lo menos dos veces al día.

5. Crema de alcanfor para reducir el dolor

Ingredientes

  • 3 cucharadas de alcanfor
  • 2 cucharadas de aceite esencial de menta o eucalipto

Preparación y uso

Mezcla el alcanfor con el aceite esencial de tu preferencia y caliéntalo un poco en el microondas o a baño de maría. Aplica esta mezcla tibia (cuidando no quemarte) en las zonas de dolor haciendo suaves masajes y dejando actuar toda la noche colocándote una venda para no untar la cama. Aplica esta crema todas las noches, intentando no mojarte las manos después de su aplicación.

6. Masaje con aceite de ciprés y romero

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aceite de ciprés
  • 2 cucharadas de aceite de romero

Preparación y uso

Mezcla los dos aceites y aplica en las zonas de dolor haciendo suaves masajes hasta que el producto desaparezca o sea absorbido por la piel. Usa esta mezcla todas las noches.

7. Baño con sales de Epsom

Ingredientes

  • 5 tazas de agua
  • ½ taza de sales de Epsom (sulfato de magnesio)

Preparación y uso

Calienta el agua y añade las sales de Epsom (sulfato de magnesio) al agua. Cuando el agua esté a una temperatura no muy caliente, sumerge las manos en esta y deja que actúe por 20 minutos. Repite su uso 2 veces al día o cada vez que sientas mucho dolor.

8. Loción antiinflamatoria casera

Ingredientes

  • 4 cucharadas de jengibre rallado o en polvo
  • 3 cucharadas de pimienta de cayena
  • 1 taza de aceite de oliva extra virgen

Preparación y uso

En un recipiente resistente al calor mezcla todos los ingredientes y ponlos a calentar al baño de maría hasta que hierva. Apaga el fuego y deja que la mezcla repose por unos 40 minutos. Cuela la preparación y la mezcla resultante envásala en un recipiente de vidrio con tapa en un lugar fresco y oscuro.

Aplica esta loción en las muñecas o zonas adoloridas haciendo masajes por algunos minutos. Te recomendamos usar esta loción en las noches e intentar no lavar tus manos con agua fría después de la aplicación. Si sufres de dolor severo puedes aplicarlo 2 o 3 veces al día.

Más recomendados