Remedios naturales para controlar la rosácea

¿Sufres de rosácea?, no dejes de probar estos sencillos y económicos remedios caseros que te traemos el día de hoy para que trates la rosácea en casa

La rosácea es una condición inflamatoria crónica de la piel. Por lo general, afecta la cara y es más común en personas de piel clara. La mayoría de los individuos afectados confunden la rosácea con el acné, el eccema o la alergia en la piel debido a que el tratamiento puede retrasarse. La rosácea tiende a empeorar con el tiempo si no se trata durante mucho tiempo.

Uno de los signos más destacados de la rosácea es que tus mejillas y algunas veces tu barbilla, nariz y frente se enrojecen. En casos raros, el pecho, cuello, orejas o cabeza también pueden enrojecerse.

Si bien esta condición puede afectar a personas de cualquier edad, generalmente afecta a mujeres de mediana edad de piel clara. Si no se trata, la rosácea puede causar complicaciones e incluso causar un daño permanente. Por lo tanto, es importante tratar sus síntomas lo antes posible para controlar la enfermedad. En este artículo, hemos compilado una lista de remedios naturales que pueden ayudar a reducir la gravedad de los síntomas en gran medida. Sigue leyendo para saber todo sobre la rosácea y cómo puedes manejarla.

remedios-naturales-controlar-rosacea

Aceite de árbol de té para la rosácea

El aceite de árbol de té tiene propiedades antiinflamatorias significativas, por lo tanto, su aplicación tópica puede reducir brotes de rosácea.

Necesitarás

  • 3 o 4 gotas de aceite de árbol de té
  • 1 cucharadita de aceite de coco (o cualquier otro aceite portador o crema hidratante)

Lo que tienes que hacer

Mezcla el aceite de árbol de té con una cucharadita de cualquier aceite portador como el de coco, almendras, jojoba u oliva o crema hidratante y aplica la mezcla sobre tu piel. Déjalo actuar durante toda la noche o durante al menos 30 minutos antes de lavar tu rostro. Debes hacer esto 1 a 2 veces al día.

Aceite de lavanda para la rosácea

El aceite de lavanda posee propiedades antiinflamatorias que pueden aliviar el enrojecimiento, la inflamación y la hinchazón. También puede aliviar el estrés, evitando así que los síntomas de la rosácea empeoren.

Necesitarás

  • 3 o 4 gotas de aceite de lavanda
  • 1 cucharadita de aceite de coco (o cualquier otro aceite portador o crema hidratante)

Lo que tienes que hacer

A una cucharadita de cualquier aceite portador como el de coco, oliva, jojoba o almendras o crema hidratante, agrega de tres a cuatro gotas de aceite de lavanda. Mezclar bien y aplicarlo sobre la zona afectada, para dejarlo actuar por 30 a 40 minutos o toda la noche, antes de lavar el rostro. Haa esto 1 a 2 veces al día.

Vinagre de manzana para la rosácea

Las potentes propiedades antiinflamatorias del vinagre de manzana no son un secreto. Muchos individuos confían en él para tratar afecciones inflamatorias como la rosácea.

Necesitarás

  • 1 o 2 cucharaditas de vinagre de manzana
  • 1 vaso de agua tibia
  • Una cucharada de miel

Lo que tienes que hacer

Agrega una cucharadita o dos de vinagre de manzana a un vaso de agua tibia y agrega la miel de abejas, mezclar bien y beber la solución. Puedes consumirlo una vez al día antes de las comidas.

Té de jengibre para la rosácea

El gingerol, el compuesto activo en el jengibre, tiene propiedades antiinflamatorias que pueden aliviar la hinchazón, la inflamación y el enrojecimiento causados ​​por la rosácea.

Necesitarás

  • 1 o 2 pulgadas de jengibre
  • 1 taza de agua

Lo que tienes que hacer

Agrega de 1 a 2 pulgadas de jengibre a una taza de agua y llévala a ebullición en una olla. Cocina a fuego lento durante unos minutos y cuela. Bebe el té de jengibre una vez que se enfríe un poco. Idealmente, debes beber esto 2 a 3 veces al día.

Gel de aloe vera para la rosácea

Aloe vera exhibe maravillosas propiedades antiinflamatorias y curativas debido a su composición beneficiosa. Por lo tanto, es otra gran opción para controlar los síntomas de la rosácea.

Necesitarás

  • Gel de aloe vera (según sea necesario)

Lo que tienes que hacer

Lávate la cara con un limpiador suave. Tomz un poco de gel de aloe vera y aplícalo sobre la piel afectada. Déjalo por 30 a 40 minutos y enjuágalo. Aplica gel de aloe vera en tu piel dos veces al día.

Miel de abejas para la rosácea

La miel se ha utilizado durante siglos para tratar diversos problemas de la piel. La miel tiene propiedades antiinflamatorias y curativas que ayudan a controlar los síntomas de la rosácea.

Necesitarás

  • Miel de abejas (según sea necesario)

Lo que tienes que hacer

Toma un poco de miel y aplícala uniformemente sobre la piel limpia. Déjala actuar durante al menos 30 minutos antes de enjuagarla. Haz esto dos veces al día para obtener mejores resultados.

Té de manzanilla para la rosácea

La manzanilla es una hierba con propiedades medicinales. Contiene aceites volátiles que poseen propiedades antiinflamatorias, que pueden ayudar a tratar los síntomas de la rosácea.

Necesitarás

  • 1 o 2 cucharaditas de manzanilla
  • 1 taza de agua

Lo que tienes que hacer

Agrega una o dos cucharaditas de manzanilla a una taza de agua. Ponlo a hervir en una olla y cocina a fuego lento durante unos minutos. Cuela y deja que el té se enfríe un poco.
Bébelo y también puedes usar té de manzanilla como tonificador o compresa, aplicándolo tibio sobre la piel limpia. Puedes tomar té de manzanilla dos veces al día y aplicar las compresas dos veces al día.

remedios-naturales-controlar-rosacea

Consuelda para la rosácea

La consuelda contiene compuestos como la alantoína y el ácido rosmarínico, que tienen propiedades calmantes y antiinflamatorias que pueden ayudar a calmar la piel inflamada e inflamada.

Necesitarás

  • Aceite de consuelda o cremas que la contengan o la hierba

Lo que tienes que hacer

Lávate la cara con un limpiador suave y seca tu piel dando unas pequeñas palmaditas y aplica un poco de crema o aceite de consuelda uniformemente. También puedes preparar un té con una cucharada de consuelda fresca y aplica este té tibio en el rostro limpio. Puedes hacer cualquiera de los dos remedios 2 a 3 veces al día.

Té verde para la rosácea

Los polifenoles del té verde poseen actividades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la inflamación, la hinchazón y el enrojecimiento que aparecen por la rosácea.

Necesitarás

  • 1 cucharadita o bolsita de té verde
  • 1 taza de agua
  • Bolas de algodón

Lo que tienes que hacer

Agrega una cucharadita o una bolsita de té verde a una taza de agua caliente. Deja reposar durante 5 a 7 minutos y cuela. Refrigera el té verde durante una hora y una vez pasado este tiempo, remoja una bola de algodón en un poco de té verde frío y aplícalo en toda la cara.
Déjalo actuar durante 30 minutos antes de lavarlo. Puedes hacer esto dos veces al día.

Avena para la rosácea

La avena contiene compuestos fenólicos llamados avenantramidas que tienen propiedades antiinflamatorias y anti-picazón, que puede ayudar a reducir la inflamación, la hinchazón y la irritación causadas por la rosácea.

Necesitarás

  • ½ taza de avena molida
  • ¼ taza de agua
  • 1 cucharada de miel

Lo que tienes que hacer

Moler media taza de avena y mezclar la avena en polvo con un cuarto de taza de agua y una cucharada de miel. Aplicar la mezcla de avena en las zonas afectadas y dejarla actuar durante al menos 20 o 30 minutos antes de enjuagarlo. Puedes aplicar una mascarilla de avena una vez al día.

Más recomendados