Cómo hacer bolsas de avena para la piel

Estas bolsitas de avena son una gran idea para cuidar y exfoliar tu piel todos los días. Aprende a prepararlas y enamórate con los resultados

La avena es un alimento muy delicioso y versátil que se ha popularizado en todo el mundo por todas las bondades que le aporta a la salud. Pero más allá de sus beneficios para la salud en general, la avena es un ingrediente con muchas bondades para la piel, que pueden ser aprovechadas mediante su uso externo como tratamiento de belleza.

Este ingrediente es suave con la piel y ayuda a limpiarla de todo tipo de impurezas para mantenerla joven y radiante. Si aún no conoces sus beneficios no te pierdas lo que viene a continuación.

Beneficios de la avena para la piel

  • La avena es un ingrediente con propiedades antiinflamatorias que pueden ser utilizadas en todo tipo de pieles.
  • Contiene un agente de limpieza conocido como saponinas, que pueden ser aprovechados como un jabón suave y natural.
  • Es un ingrediente hidrante que ayuda a remover las células muertas de la piel.
  • Sus propiedades pueden actuar de manera efectiva en casos de eczema, acné, la rosácea y erupciones cutáneas.
  • Es ideal para prevenir el envejecimiento prematuro y las manchas.
  • La avena contiene nutrientes que ayudan a regular el pH natural de la piel.
  • El uso de la avena sobre la piel crea una barrera protectora que la protege de los agentes externos agresivos como la contaminación, los rayos UV, entre otros.
  • La avena ayuda a equilibrar el brillo de la piel, evitando la producción excesiva de sebo, que como todos sabemos, es una de las principales causas de acné.
  • La avena actúa como un calmante para aliviar irritaciones en la piel.

¿Cómo preparar bolsitas de avena para el cuidado de la piel?

Una gran forma de aprovechar los beneficios de la avena para la piel es realizando unas pequeñas bolsitas de avena que servirán para utilizarlas durante el baño. Estas bolsitas las puedes realizar con tela de gasa, organza, muselina, o cualquier tela que tengas a mano. También puedes adquirir bolsitas de gasa en las tiendas de regalo, que resultan muy prácticas por el cordón que tienen para cerrar.

Ingredientes

  • 1 o varias bolsitas de tela.
  • 2 tazas de copos de avena
  • 1/2 jabón rallado
  • 5 – 10 gotas de aceite esencial

¿Qué debes hacer?

  • Para empezar debe rallar medio jabón suave del aroma de tu preferencia. Luego, mezcla 2 tazas de copos de avena con el jabón rallado y 5 o 10 gotas de aceite esencial a tu gusto. Asegúrate de que todo quede bien mezclado y agrégale hierbas secas, si quieres.
  • Vierte la mezcla de harina de avena en las pequeñas bolsitas y cuando completes ¾ tira del cordón y apriétalas con un nudo.
  • Teniendo ya las bolsitas de avena listas las puedes utilizar a la hora del baño como un sustituto del jabón normal. Estas bolsitas son realmente especiales para el cuidado de tu piel, ya que además de limpiar, también ayudan a exfoliar y deshacerse de las células muertas.
  • Después de utilizarlas, cuelga la bolsa en un gancho y utilízala al día siguiente. Cuando ésta haya perdido su esencia simplemente vacía las bolsas, lávalas y rellénalas con un poco más de la mezcla.

Más recomendados