¿Cómo eliminar los vellos encarnados? Consejos y remedios caseros

Quieres saber cómo tratar ese molesto vello enquistado que aparece en ocasiones después de la depilación? ¡Te damos consejos y remedios fáciles y efectivos!

El vello debe romper la fina capa de la piel que hay sobre el folículo piloso para poder salir al exterior y crecer normalmente. Sin embargo, en ocasiones no ocurre así ya sea porque el vello no es lo suficientemente fino como para sobresalir o porque la piel que lo recubre es demasiado gruesa como para romperse. Pese a esto, el vello continúa creciendo por debajo de la piel hacia una dirección opuesta a la de su crecimiento natural. Justo en ese momento la persona empieza a sufrir de vellos enquistados.

El vello enquistado se convierte en un problema antiestético y en ocasiones puede volverse una infección. Una solución rápida es extraerlos con una pinza, pero es un procedimiento doloroso que de no hacerse correctamente puede dañar el folículo piloso. Si eres de las personas que tiene que luchar contra los vellos enquistados, no te pierdas los siguientes consejos para deshacerse de ellos de manera segura y efectiva.

Cómo eliminar los vellos encarnados Consejos y remedios caseros

Consejos para eliminar los vellos encarnados

  • Evita los métodos de depilación con cera, pues aunque son muy efectivos para eliminar el vello, también son los que más provocan problemas dermatológicos. Si sufres de mucho vello enquistado opta por una depilación con cremas depilatorias, espuma y cuchillas.
  • Si quieres eliminar los vellos enquistados debes exfoliar frecuentemente tu piel con suaves masajes circulares. Si tienes piel sensible realízate una exfoliación una vez por semana. Si tu piel es gruesa, opta por hacerlo tres veces por semana.
  • Antes de depilar tu piel es aconsejable humedecer la piel con agua caliente para dilatar el poro y hacer la depilación más afectiva.
  • Si sufres de resequedad en la piel hidrata tu piel varias veces al día. La resequedad endurece la piel y evita que los vellitos salgan a la superficie.
  • Utiliza un guante de crin para ablandar tu piel y poco a poco facilitar la eliminación del vello enquistado.
  • Utiliza un jabón antibacterial para asear tu cuerpo y evitar las infecciones en las zonas afectadas por el vello enquistado.
  • Si ves el vello bajo tu piel y consideras que puedes alcanzarlo fácilmente, utiliza una aguja esterilizada con alcohol para liberar la punta del vello y luego elimínalo con un depilador.
  • Afeita tus vellos en el sentido en que crecen, no en el sentido contrario. Además utiliza un lubricante para evitar daños en la piel.
  • Si el vello enterrado se ha convertido en un problema para ti y su apariencia abultada roja ha crecido más de la cuenta, es posible que ya esté infectado y requiera de una atención especial. No intentes arrancar el vello tú mismo porque puedes hacerte daño en la piel. Consulta al médico o a un dermatólogo para que te aplique una inyección de cortisona para eliminar la inflamación y te retire el vello de una buena vez.

También te puede interesar: Cómo eliminar el vello de la cara de manera natural.

5 Remedios caseros para eliminar los vellos enquistados

¿Te molestan los vellos enquistados? Elige alguno de estos remedios caseros y dile adiós a este incómodo problema que afecta la belleza de tu piel.

1. Harina de avena y yogur

Un exfoliante natural de avena y yogur puede corregir los vellos enquistados sin causar irritación o complicaciones en la zona afectada. Sus propiedades remueven las células muertas retenidas en el folículo y, poco a poco, facilitan la extracción del pelo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de harina de avena
  • 3 cucharadas de yogur natural

Preparación

Incorpora la harina de avena en un recipiente y mézclala con el yogur natural hasta obtener una pasta espesa. Extiende el producto sobre la zona afectada y frótalo con suaves movimientos circulares durante 3 o 5 minutos. Luego, deja que repose 30 minutos adicionales y enjuaga. Úsalo durante 3 o 4 días seguidos.

2. Aceite de jojoba y azúcar

Al combinar estos productos naturales obtenemos un remedio efectivo contra los vellos que crecen por debajo de la piel. Ambos limpian la superficie del folículo y, al destaparlo, remueven la piel muerta y controlan la inflamación.

Ingredientes

  • 1 cucharada de azúcar gruesa
  • 2 cucharadas de aceite de jojoba

Preparación

Humedece la azúcar gruesa con las cucharadas de aceite de jojoba y mézclalo para conseguir una pasta granulada. Frota el producto sobre los vellos enquistados y déjalo actuar 20 minutos. Enjuaga con agua tibia y repite su uso durante 3 días seguidos.

3. Bicarbonato de sodio y limón

El bicarbonato de sodio es un exfoliante natural que nos ayuda a limpiar y reparar la piel.  Sus propiedades antibacterianas disminuyen el riesgo de infección y previenen complicaciones en las áreas afectadas por estos vellos.

En este caso proponemos su combinación con jugo de limón, un ingrediente que ayuda a regular el pH de la piel para acelerar su recuperación. Eso sí, es un producto de uso exclusivo para la noche, dado que si se expone al sol puede ocasionar manchas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada de jugo de limón

Preparación

Humedece el bicarbonato con el jugo de limón y asegúrate de obtener una pasta espesa. Frota el exfoliante sobre las áreas enquistadas y déjalo actuar 15 minutos. Enjuaga y úsalo 2 o 3 veces a la semana.

Lee además: 7 remedios naturales para retrasar la aparición de vello corporal.

exfoliar piernas

4. Café y miel para eliminar el vello encarnado

Los restos de café molido son útiles para preparar un exfoliante natural que, además de eliminar la piel muerta, reduce de forma notable los vellos encarnados. Sus ácidos naturales ayudan a mejorar la circulación y, gracias a esto, controla la inflamación y la comezón.

Ingredientes

  • 1 cucharada de restos de café
  • 2 cucharadas de miel de abeja

Preparación

Combina los restos de café con un par de cucharadas de miel de abejas hasta obtener una pasta espesa y granulada. Extiende el producto sobre las zonas afectadas y realiza suaves masajes circulares. Deja que actúe 20 minutos y enjuaga. Úsalo durante 2 o 3 días seguidos.

5. Aspirina y miel

Las propiedades de la aspirina se pueden aprovechar para calmar el enrojecimiento y la inflamación que se producen por los vellos enquistados. Sus compuestos antiinflamatorios disminuyen el tamaño de los granos y, a su vez, protegen la dermis frente a las infecciones. Además, gracias a su alto contenido de ácido salicílico, sirve para remover la piel muerta que obstruye el folículo.

Ingredientes

  • 2 aspirinas
  • 1 cucharada de agua caliente
  • 1 cucharadita de miel

Preparación

Tritura las aspirinas en un mortero y humedece el polvo obtenido con la cucharada de agua caliente y la cucharadita de miel. Tras obtener una pasta, frótala con suaves masajes sobre el pelo encarnado. Deja que actúe durante 10 minutos y enjuaga. Repite su uso todos los días hasta aliviar el problema.

Visita además: Prepara tu propia cera depilatoria.

Como puedes ver, recuperar la suavidad de tu piel es muy fácil y no siempre hay que recurrir a medidas extremas para eliminar el vello. Lo importante es que tengas mucha paciencia para retirar el vello enquistado ya que las soluciones suelen tardarse varios días en dar resultados.

No te puedes ir sin leer:

  • Cómo eliminar el exceso de brillo del rostro
  • Usos que le puedes dar a la cerveza en la belleza y el hogar
  • Temas de interés
    Sobre este post