Mascarillas para desintoxicar el cabello naturalmente

Si notas que tu cabello está opaco, reseco, poco manejable, excesivamente grasiento y/o lo sientes como sucio todo el tiempo, quizá ha llegado el momento de desintoxicarlo. Prueba estas mascarillas que te traemos el día de hoy y ten una melena hermosa

Todas sabemos que un cabello limpio y saludable siempre lucirá hermoso y con ese brillo natural que nos hace ver bastante bien. Sin embargo, nuestro cabello todos los días está expuesto a agentes contaminantes, rayos UV, tratamientos químicos agresivos, uso de planchas y secadoras, entre otros factores, que con el paso del tiempo los van debilitando y lo van dañando severamente.

Si notas que tu cabello está opaco, reseco, poco manejable, excesivamente grasiento y/o lo sientes como sucio todo el tiempo, quizá ha llegado el momento de desintoxicarlo y darle los cuidados necesarios para repararlo y recuperar su vitalidad. En esta ocasión te queremos dar 6 tips claves para purificar tu cabello y conseguir que se vea saludable.

Mascarillas para desintoxicar el cabello naturalmente

Limpieza

La limpieza siempre será el paso imprescindible para conseguir una excelente desintoxicación del cabello. Utiliza un champú suave, preferiblemente que contenga ácido salicílico o piritiona de zinc, que son dos compuestos que pueden ayudarte a exfoliarlo. Aplica el champú de la raíz a las puntas y masajea suavemente el cuero cabelludo. Finalmente sólo debes aclararlo con suficiente agua.

Acondicionador

Sea cual sea tu tipo de cabello y el daño que éste tenga, es muy importante aplicarse un buen acondicionador que te permita suavizar el cabello, facilitar su peinado y darle un brillo encantador. El acondicionador es un producto que nos ayuda a prevenir el quiebre del cabello y contribuye en su reparación.

Sin embargo es importante que el acondicionador sólo sea aplicado de medios a puntas sobretodo para aquellas que tienen el cuero cabelludo grasoso.

Aléjate del calor

Aunque te parezca inofensivo el uso de planchas, secadores, pinzas, entre otros, lo cierto es que estos elementos le causan mucho daño a nuestro cabello. No está mal utilizarlos una que otra vez, sin embargo, su uso habitual nos puede generar daños muy difíciles de tratar. Por esta razón es muy importante que reduzcas al máximo el uso de estos dispositivos y cuando lo hagas procura aplicarte una crema protectora.

Evita la decoloración

En ocasiones nos sienta bien un tono más claro en nuestro cabello. Sin embargo, debes saber que la decoloración es un proceso muy perjudicial para la salud del cabello y puede generar daños casi imposibles de reparar. Así lo pudo determinar un estudio realizado en Portugal, el cual encontró que los productos que se utilizan para la decoloración hacen que el cabello sea hasta un 60% más frágil.

Utiliza bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio tiene un sinfín de usos y uno de ellos es desintoxicar el cabello. Este componente elimina por completo la suciedad logrando ser uno de los productos preferidos para este propósito.

Ingredientes

  • 3 tazas de agua caliente
  • 1 taza de bicarbonato de sodio

Procedimiento

Mezcla el bicarbonato y las 3 tazas de agua caliente en un recipiente hondo. Humedece el cabello y lávalo con la mezcla. Masajea el cuero cabelludo y asegúrate de que haya llegado el bicarbonato desde la raíz hasta las puntas. Lava con agua fría. Peina con cuidado tu cabello y no apliques ningún champú ni tratamiento.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es un gran aliado de la belleza y, sobre todo, del cuidado y el embellecimiento del cabello. Ayuda a conservar la humedad natural evadiendo las puntas abiertas, equilibra el pH del cuero cabelludo y combate los hongos que causan la caspa.

Gracias a sus propiedades el vinagre de manzana estimula el crecimiento del cabello, además de darle brillo y sedosidad.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 1 taza de agua
  • 1 atomizador

Procedimiento

Vierte en el atomizador el aceite de manzana junto con el agua. Después de enjuagar el champú esparce el líquido en el cuero cabelludo, masajea por unos minutos. Deja reposar y enjuaga con agua fría. Aunque el olor del vinagre es fuerte no hay problema, en pocos minutos desaparecerá.

Aceite de coco

Los aceites esenciales son de gran utilidad para hidratar y darle suavidad al cabello. Por sus propiedades, el aceite de coco es capaz de nutrir profundamente el cabello y el cuero cabelludo, convirtiéndolo en el producto preferido para dar brillo y eliminar los residuos.

En un recipiente vierte 5 cucharadas de aceite de coco. Coloca el aceite en tus manos y pasa por el cabello procurando abarcarlo por completo (excepto si presentas cabello graso). Pasa una peineta para garantizar que se esparza el aceite. Cubre todo el cabello con un gorro de ducha. Deja actuar por medio día. Enjuaga con champú y ¡ya está! Si presentas problemas de cabello graso es mejor que apliques el aceite de coco de medios a puntas.

Aceite de oliva

Si nuestro cabello luce reseco y opaco, el aceite de oliva se puede convertir en nuestro mejor aliado para hidratarlo y devolverle la vida. Desde la antigüedad se han destacado las cualidades hidratantes del aceite de oliva, por tal razón no es raro que se utilice para fortalecer e hidratar el cabello dañado. Para aprovechar este beneficio simplemente calienta una cucharada de aceite de oliva, aplícala en tu cabello y cúbrela con un gorro para potenciar su absorción. Déjalo actuar durante 20 minutos y finalmente enjuaga el cabello como de costumbre. ¡Notarás resultados inmediatos!

Sal marina

La sal marina sirve para eliminar la caspa y remover las células muertas de la piel. Al contener calcio es utilizada para fortalecer las células y limpiar los poros. También está cargada de cloruro de sodio, lo que sirve para eliminar los residuos tóxicos e hidratar las células. Así que si estás buscando como desintoxicar tu cabello, no puedes dejar atrás la sal marina.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de sal marina
  • Champú (la medida que utilizas generalmente para la cantidad de cabello)
  • 1 bol pequeño

Procedimiento

Mezcla la sal marina con el champú en el bol. Aplica en el cuero cabelludo y masajea por unos minutos. Deja actuar por 5 minutos y enjuaga con agua tibia. Exfolia y desintoxica tu cuero cabelludo con esta sencilla receta una vez al mes.

Arcilla y aloe para desintoxicar el cabello

La arcilla saca los minerales y las toxinas del cabello gracias a su fuerte carga electromagnética negativa. El gel de aloe contiene propiedades nutritivas, así como antioxidantes que mantienen el cabello saludable. Puede utilizar esta receta de arcilla bentonita una vez cada dos semanas para desintoxicar el cabello.

Ingredientes

  • 1/2 taza de polvo de arcilla bentonita.
  • 1/2 taza de gel de aloe vera puro.
  • 4 cucharadas de vinagre de sidra de manzana.
  • 1 taza de vinagre de sidra de manzana.

Procedimiento

Mezcle la arcilla de bentonita, el gel de aloe y las 4 cucharadas de vinagre hasta obtener una pasta suave. Aplique la mezcla en el cuero cabelludo y el cabello. Colóquese un gorro de ducha y espera 20-30 minutos. Asegúrese de que la máscara no se está secando. Enjuague la mezcla con la taza de vinagre. Espere 2-3 minutos y enjuegue con sus productos de limpieza del cabello de uso habitual.

mascarilla capilar

Champú de miel

La miel es un humectante que mantiene el cabello suave e hidratado. Después del período de transición inicial del champú químico al de miel, notará que su cabello se fortalecerá.

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel cruda.
  • 3 cucharadas de agua filtrada.
  • Aceites esenciales de su elección (opcional).

Procedimiento

Añade la miel al agua y mezcla hasta que esté bien combinado. Humedece el cabello y aplica la mezcla.  Concéntrate en tu cuero cabelludo y ve hasta las puntas. Enjuaga con agua tibia.

Champú de leche de coco

Esta mezcla contiene altos niveles de antioxidantes y proteínas. El jabón de Castilla es un limpiador eficaz que eliminará la acumulación de sustancias perjudiciales. Cambie su champú normal por este champú casero de leche de coco y notará un cambio favorable en cuestión de pocas semanas.

Ingredientes

  • 1/4 taza de leche de coco.
  • 1/3 taza de jabón de castilla
  • 2 cápsulas de aceite de vitamina E.
  • 15-20 gotas de aceite esencial fragante (opcional).

Procedimiento

Mezcla los ingredientes y guárdalos en una botella de champú. Humedece el cabello y trabaja la mezcla como lo harías con tu champú regular. Concéntrate en el cuero cabelludo y extienda la mezcla desde la raíz hacia las puntas.

Champú de pepino y limón

El ácido cítrico en el limón limpia su cuero cabelludo mientras que el pepino lo refresca. Esta es la mezcla perfecta para las personas con un cuero cabelludo con tendencia grasa, ya que se deshace de la misma y también de la caspa. A su vez, promueve el crecimiento capilar.

Ingredientes

  • 1 limón grande.
  • 1 pepino de tamaño mediano.
  • Aceites esenciales (opcional).

Preparación

Pela el pepino y el limón y pícalos en trozos pequeños. Mezcla los ingredientes con el aceite esencial de tu elección. Utiliza esta mezcla como lo harías con tu champú de uso habitual.

No te puedes ir sin leer:

  • Cómo preparar tratamientos de aspirinas para mejorar la salud capilar
  • Remedios caseros para el cabello graso
  • Temas de interés