Remedios caseros para reducir las arañas vasculares

Reduce los síntomas y las molestias de las arañitas vasculares con estos sencillos remedios caseros. Además mejorarás también el aspecto de tus piernas

Las arañas vasculares o también conocidas como venas de arañas es un problema que afecta cerca del 55 % de las mujeres en menor o mayor medida en países como Estados Unidos y tienen una causa genética. Es decir, si alguien de tu familia sufre de esto, seguramente tú también lo harás. Pero hay otras causas como el estilo de vida sedentario, el tabaquismo, la obesidad y los controles de natalidad hormonales.

Básicamente se trata de un problema de circulación venosa que en mayor medida se presenta por hábitos como el tabaquismo y por condiciones como la obesidad los cuales afectan la circulación que hace que las venas comiencen a hincharse y comiencen a hacerse más visibles a través de la piel, dando esta apariencia de arañas.

Hoy te traemos excelentes remedios para tratar las arañitas vasculares en casa y de forma natural. Es importante que además de la aplicación de estos remedios, también visitemos a nuestro médico para evitar que el problema se convierta en algo grave.

Remedios caseros para reducir las arañas vasculares

Ungüento casero para tratar las arañitas vasculares

El ungüento natural para evitar y combatir las arañitas vasculares se obtiene de la combinación de prodigiosos ingredientes como el ajo, el limón y el aceite de oliva virgen extra.

Estos concentran una cantidad importante de activos antiinflamatorios, vasodilatadores y antioxidantes que, tras ser asimilados, restablecen la circulación para minimizar este problema.

Ingredientes

  • 2 cabezas de ajo
  • ½ taza de aceite de oliva
  • El zumo de un limón

Preparación

Extrae los dientes de las cabezas de ajo y pélalos. Córtalos en láminas finas o, si gustas, tritúralos en un mortero. Tras prepararlos, agrégalos en el interior de un frasco de vidrio y cúbrelos con aceite de oliva y el zumo de un limón. Remueve todo con una cuchara de madera para que quede bien integrado. Sella el frasco y ponlo en un lugar fresco y oscuro durante 48 horas. Pasado este tiempo, cuela la cantidad de producto que consideres necesaria, y aplícala.

Extiende el ungüento sobre las áreas afectadas por las arañitas vasculares y, a continuación, aplica un masaje durante 5 u 8 minutos. Haz movimientos continuos, sin ejercer demasiada presión, para reactivar la circulación. Tras conseguir un efecto de calor en la zona, deja que los ingredientes actúen durante 30 minutos más. Pasado este tiempo, enjuaga con agua tibia y seca.

Repite su uso, por lo menos, 3 veces a la semana, preferiblemente antes de acostarte. Ten en cuenta que, para obtener buenos resultados, debes ser constante con el tratamiento. Los efectos no se consiguen con una sola aplicación.

Batido de manzana, linaza y ajo

Rico en antioxidantes, fibra dietética y ácidos grasos, este batido casero es un remedio natural para limpiar la sangre y desintoxicar el organismo.

Su combinación de ingredientes nos aporta vitaminas, minerales y aminoácidos que, tras asimilarse en el cuerpo, ayudan a reducir la inflamación y las varices.

Ingredientes

  • 1 manzana
  • ½ diente de ajo
  • 1 cucharada de linaza
  • 1 cucharadita de levadura de cerveza
  • ½ taza de agua

Preparación

Corta la manzana en varios trozos y procésala en la licuadora con los demás ingredientes. Tras obtener una bebida homogénea, sírvela al instante. Toma el batido en ayunas, 3 veces a la semana.

Batido de rábano picante y zanahoria

Los antioxidantes contenidos en este licuado de rábano y zanahoria nos ayudan a limpiar la sangre para eliminar los desechos que causan problemas circulatorios. Sus propiedades antiinflamatorias facilitan el tratamiento de las varices y ayudan a reducir el dolor y pesadez en las piernas.

Ingredientes

  • 2 rábanos picantes
  • 3 zanahorias
  • 1 taza de agua

Preparación

Lava bien los vegetales, córtalos en trozos y añádelos en el vaso de la licuadora. Agrega la taza de agua y procesa todo durante unos minutos. Toma el batido en ayunas, 2 o 3 veces a la semana.

Tratamiento casero de vinagre y tomate verde

La combinación de tomate verde con vinagre de manzana nos brinda una terapia natural para reducir el tamaño de las arañas vasculares que se forman en las piernas. Es un tratamiento de uso externo que, tras varias aplicaciones, ayuda a desinflamar las venas afectadas, y mejora la circulación de la sangre.

Ingredientes

  • 5 tomates verdes
  • 1 taza de vinagre de manzana orgánico

Preparación

Corta los tomates verdes en varias rodajas e introdúcelas en el frasco de vidrio. Cúbrelas con el vinagre de manzana y sella el preparado durante 48 horas. Pon el producto en un lugar freso y oscuro para que se concentre bien. Toma varias rodajas del tomate y, a continuación, ponlas sobre las arañitas.

Cubre por completo las zonas afectadas y tapa con una venda adhesiva o gasa, para que el tomate se mantenga fijo. Déjalo actuar durante 40 minutos y enjuaga con agua fría. Repite su uso todos los días, mínimo 2 semanas.

arañas vasculares

Crema de zanahoria, aloe vera y vinagre de manzana

Para tratar las varices, no hay nada mejor que el vinagre de manzana, este es ideal para estimular la circulación y, además, tiene propiedades antiinflamatorias.

El aloe vera es una planta muy adecuada para tratar todo tipo de problemas cutáneos. En este caso nos será muy útil gracias a sus propiedades calmantes y antiinflamatorias. La zanahoria destaca por su aporte de beta-carotenos y antioxidantes, que también nos serán de gran ayuda para paliar todos esos síntomas relacionados con las arañas vasculares, así como para mejorar su aspecto.

Ingredientes

  • 1 taza de zanahoria rallada
  • 7 ½ cucharadas de aloe vera
  • Vinagre de manzana (cantidad necesaria)

Preparación

Las cantidades indicadas en los ingredientes son orientativas. En cualquier caso, ten en cuenta que debes utilizar la misma cantidad de aloe vera que de zanahoria.

Lo primero que tendrás que hacer será pelar la zanahoria y licuarla hasta triturarla por completo. Obtendrás una pasta suave al terminar. A continuación, retira las espinas de la hoja de aloe vera, córtala transversalmente y, con ayuda de una cuchara, retira el gel interior. Incorpóralo a la pasta de zanahoria. El siguiente paso será agregar el vinagre de manzana. Hazlo de a poco para no excederte. Nuestro objetivo es obtener una pasta suave y cremosa. Es importante que no quede demasiado líquida, ya que esto dificultaría su aplicación.

Sigue licuando hasta obtener la textura deseada y hasta que todos los ingredientes estén bien integrados. Para obtener los mejores resultados deberemos aplicar la crema a diario.
Esparce la preparación sobre las arañitas y masajea en sentido ascendente, desde los tobillos hacia las pantorrillas, para estimular el flujo sanguíneo. Deja que actúe por al menos 30 minutos y enjuaga con agua fría o tibia.

No te puedes ir sin leer:

  • Cura las várices y las arañitas con este ungüento casero
  • Elimina las arañas vasculares preparando un remedio con perejil
  • Temas de interés