Cómo tener un abdomen plano de manera rápida

¿Quieres lucir tu abdomen más plano y tonificado? llegaste al lugar indicado. Aquí te daremos sencillas y prácticas recomendaciones para lograrlo

No cabe duda que uno de los sueños más arraigados de las personas con respecto a su cuerpo es tener un vientre completamente plano, definido y tonificado; sin embargo, para la gran mayoría es algo bastante alejado de la realidad teniendo en cuenta la cantidad de factores que influye en el bienestar del mismo.

Partiendo de esta aspiración, grandes grupos de personas procuran utilizar alternativas poco recomendables entre las cuales sobresalen los famosos productos ‘milagrosos’, encargados de reducir  la grasa abdominal de la noche a la mañana; aparte que terminan siendo poco eficaces, tienden a estar minados de un sinfín de químicos nocivos para el organismo.

No obstante, el tiempo para conseguir resultados son relativos al esfuerzo de cada persona; por lo tanto, llegar a un vientre plano depende de todo lo que hagamos. Con base en esto se nombrarán algunas recomendaciones para lograrlo de forma rápida. ¡Anoten y practiquen!

Cómo tener un abdomen plano de manera rápida

En cuanto a la dieta

La dieta es uno de los pilares de los hábitos y estilos de vida saludable, por lo tanto desempeña un papel importante en cuanto al tema en cuestión, la consecución de un vientre plano de forma rápida.  Por ello, las recomendaciones en cuanto a la dieta sugieren que:

  • No debemos comer ningún tipo de alimento dos horas antes de acostarnos a dormir.
  • Debemos mejorar la dieta incluyendo en ella granos enteros, lácteos bajos en grasa, proteínas magras y otro tipo de grasas saludables.
  • No debemos consumir sodio en exceso (sal).
  • Debemos disminuir el tamaño de las porciones consumidas durante el día.
  • Debemos aumentar el número de porciones en el día.
  • Come una dieta equilibrada y realiza hasta cinco o seis comidas pequeñas durante el día para hacer que el metabolismo se mantenga activo y para minimizar los antojos. Incluye en tu dieta frutas, vegetales y cereales integrales para aumentar el consumo de fibra.
  • Limita los carbohidratos y si los consumes, hazlo temprano, consume proteína magra para promover el desarrollo muscular y quemar grasa, e incluye grasas insaturadas para sentirte satisfecha durante más tiempo.
  • Bebe al menos dos litros de agua durante el día para eliminar el exceso de líquidos y evita el consumo de alcohol que solo aporta calorías vacías. Sigue una dieta baja en sodio.
  • Come más cantidad de fibra, ya que una dieta baja en fibra puede causar distensión abdominal y kilos de más alrededor de la zona media; consume frutas y verduras frescas.
  • Reduce la ingesta de carbohidratos y azúcar, y deja de consumir alimentos y bebidas azucaradas como pasteles, galletas y refrescos.
  • Evita el consumo de grasas, como los fritos y la comida rápida, que pueden hacer que aumentes de peso; consume grasas saludables.
  • Como ya lo mencionamos es importante que consumas bastante agua durante todo el día, pero también es recomendable incluir batidos que nos ayuden a aplanar el vientre.

Batidos que te ayudarán a tener un abdomen plano

1. Batido de papaya, linaza, avena y miel

La papaya es una fruta riquísima pero, además, sirve para reducir el abdomen. Junto a la avena y la linaza actúa como un bálsamo para tu salud. Mejora el tránsito intestinal, reduce la inflamación del estómago y algunos centímetros en la cintura.

Ingredientes

  • 1 taza de papaya picada
  • 2 tazas de agua
  • 1 cucharada de semillas de lino o linaza
  • 2 cucharadas de avena en copos
  • 1 cucharadita de miel

Preparación

Pica y corta la papaya en cubos y ponlos en el vaso de la licuadora. Echa luego las semillas, la avena y la miel. Por último, añade el agua. Mezcla bien hasta formar un licuado  homogéneo. Bebe en ayunas todos los días durante una semana.

2. Batido de piña, jengibre, coco, avena y estevia

Es un batido de color amarillo con muchas propiedades. Favorece la digestión, trata la retención de líquidos, elimina las toxinas y es perfecto para bajar de peso. ¿Te gustaría saber cómo prepararlo?

Ingredientes

  • 2 rodajas de piña
  • ¼ cucharadita de jengibre en polvo
  • 2 cucharadas de coco en polvo
  • 2 cucharadas de avena
  • Estevia al gusto

Preparación

Lo único que debes hacer es mezclar bien todos los ingredientes en el vaso de la licuadora durante unos minutos, o hasta que obtengas una crema homogénea. Bébelo en ayunas, durante una semana.

3. Batido de piña y apio

Es un depurativo y diurético muy eficaz que combate la retención de líquidos, la acumulación de toxinas y el exceso de desechos. Tiene mucha agua, minerales y vitaminas por lo que lo convierte en un maravilloso elixir para tu salud. Como si todo esto fuera poco aporta saciedad y evita que te excedas en las comidas.

Ingredientes

  • 3 rodajas de piña
  • 5 tallos de apio
  • 2 tazas de agua
  • ½ cucharadita de miel

Preparación

Corta el apio en rebanadas. Echa todo en la licuadora y bate bien. Bebe 3 veces por semana, en lo posible, en ayunas.

4. Batido de piña, sábila y miel

Esta receta es especial para eliminar los horribles “flotadores” que se forman en tu vientre. Estimula el funcionamiento del hígado y el colon, dos órganos encargados de excretar todas las toxinas y grasas del organismo. También se aconseja este batido para aliviar la acidez estomacal y combatir el estreñimiento.

Ingredientes

  • 1 rebanada de sábila (aloe vera)
  • 1 taza de zumo de piña
  • ½ cucharadita de miel

Preparación

Toma un tallo de aloe vera, ábrelo de manera longitudinal y extrae su savia. Coloca en la licuadora junto con el zumo recién exprimido de piña (puede ser una rebanada cortada en cubitos también) y la miel. Mezcla para que todo se integre. Bebe en ayunas todos los días.

5. Batido de piña y naranja

Este licuado es perfecto para cuando regresamos de hacer ejercicio y tenemos mucho hambre y también puede sustituir las cenas cada noche. No se recomienda más de una taza al día.

Ingredientes

  • 3 naranjas
  • 1 puñado de fresas
  • ½ piña
  • 1 plátano
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1 cucharada de miel
  • 1 taza de leche desnatada (puede ser también de soja, de almendras o la que prefieras)

Preparación

Exprime las naranjas y coloca el zumo en la licuadora. Añade la piña cortada en cubos, las fresas partidas por la mitad, el plátano en rodajas, la miel, la esencia de vainilla y la leche.
Integra todo muy bien y bebe.

Masajes localizados

Aunque muchas personas no lo crean, los masajes reductores son una gran alternativa para reducir centímetros en las zonas que deseemos, en este caso el abdomen y la cintura. Tanto como si los realizas tu misma en casa o si los recibes en alguna estética o clínica.

Cómo tener un abdomen plano de manera rápida

Recomendaciones físicas para tener un abdomen plano

Junto a la alimentación, la realización de actividad o ejercicio físico constituyen un gran conjunto en pro del favorecimiento de los hábitos y estilos de vida saludables; estos, como se nombra anteriormente, son importantes para conseguir el vientre plano y soñado.

Actividad física

Lo ideal es quemar la mayor cantidad de grasa posible, por ello se recomienda realizar actividad física siempre que lo podemos  hacer. La vida cotidiana nos ofrece diversas alternativas para lograrlo.

Si vivimos en una casa de varios pisos no debemos evitar subir y bajar las escaleras; también, si nos encontramos en la calle o algún centro comercial, optar por las escaleras comunes antes que las eléctricas o el ascensor es una muy buena decisión.

Ejercicio físico

En cuando a las rutinas planeadas se debe mencionar el ejercicio para grupos musculares específicos, como las abdominales, los cuales terminan siendo muy buenos; no obstante, para la quema de grasa del vientre y el resto del cuerpo, se recomiendan otro o una combinación.

El ejercicio cardiovascular y el entrenamiento de alta intensidad no deben dejarse de lado nunca en cuando a la quema de masa grasa; combinar estos con las abdominales y secciones de fuerza pueden traer grandes resultados.

Más recomendados