Consejos y remedios para evitar la flacidez y caída de los senos

¿Quieres que tus senos se mantengan tonificados y firmes a pesar del paso del tiempo? Sigue estos consejos que te traemos a continuación y verás como tu pecho estará hermoso por más tiempo

Los senos son uno de los atributos femeninos más destacados y seductores, sin importar cuál sea su tamaño o forma. Y aunque es normal que con el paso del tiempo empiecen a perder su forma y firmeza, muchas mujeres se preocupan por adoptar hábitos que retrasen este proceso, por esto, en este artículo te mostraremos unos consejos y remedios para evitar la flacidez y caída de los senos.

Para combatir este problema, se han diseñado muchos productos, técnicas e intervenciones quirúrgicas con la que se pueden embellecer los senos, no obstante, la mayoría de estos productos y técnicas son demasiado costosos y están lejos del alcance de muchas mujeres.

Por suerte, existen varios consejos y remedios para evitar la flacidez y caída de los senos, estos consejos nos permiten reforzar el cuidado de los senos para mantenerlos firmes y tonificados. A continuación les mostraremos los 8 mejores consejos y métodos naturales para que empieces a utilizarlos en tu rutina diaria de belleza. ¡Pruébalos! ¡Obtendrás buenos resultados!

Consejos y remedios para evitar la flacidez y caída de los senosEjercicios localizados

La práctica constante de ejercicios diseñados para tener pechos firmes y tonificados es uno de los mejores remedios naturales para consérvalos lindos. Existen muchas rutinas con este fin, pero aquí te mostraremos los tres movimientos más fáciles de ejecutar:

Flexiones de brazos

Haciendo flexiones de brazos conseguirás fortalecer los músculos pectorales que se encuentran debajo del busto. Este es un ejercicio que contribuye a reafirmar los senos caídos y a reducir el exceso de grasa acumulada a sus alrededores.

Ejercicios con mancuernas

Los ejercicios con mancuernas ayudan mucho a reafirmar el busto, y también a evitar la flacidez en los brazos. Sostén una mancuerna en cada mano y realiza los movimientos durante unos 5 o 10 minutos.

Apertura de pecho

Sostén una mancuerna en cada mano, colócalas de frente, de manera que los codos queden flexionados y los brazos en cada lado. Ubica los brazos enfrente de tu pecho y regresa a la posición inicial. Te recomendamos que realices 3 series de 5 a 10 repeticiones cada una.

Mantener una buena postura

Son muchos los beneficios de mantener una buena postura, ya que, además de evitar posibles lesiones musculares, con esto conseguirás un efecto de firmeza inmediato en tus senos, y tu figura se verá más moldeada.

Terapia con hielo

La terapia con hielo es un excelente remedio natural para tonificar la piel y reafirmar los senos caídos. Tienes que envolver el hielo en un paño para que no tenga contacto directo con la piel.

Realiza suaves masajes circulares en los senos, aplicando el hielo lenta y cuidadosamente, haciendo una leve presión sobre estos. Te recomendamos que realices esta técnica durante 10 minutos y repítela diariamente para conseguir buenos resultados.

Masajes y remedios localizados

Masajes con aceite de oliva

Aunque el aceite de oliva no sirve precisamente para tonificar, su aplicación si es una buena opción para mantener la piel hidratada y con la circulación activa. Si aplicas masajes con aceite de oliva constantemente en tus senos, evitaras que sus fibras se rompan y formen estrías.

Mascarilla mamaria con ingredientes naturales

Esta mascarilla mamaria con ingredientes naturales evita la caída temprana de los senos y permite nutrir la piel. Sin embargo, es importante recordar que solo sirve como complemento al constante ejercicio.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de yogurt natural (12,5 g).
  • 1 cucharada de un aceite rico en vitamina E (15 g).
  • 1 huevo.

¿Qué debes hacer?

  • Sirve en un recipiente todos los ingredientes y mézclalos con una cuchara.
  • Mezcla suavemente hasta que se convierta en una pasta.
  • Extiende la pasta sobre cada seno y masajea con suaves movimientos.
  • Déjala actuar durante unos 35 minutos y aclara con agua fría.
  • Te recomendamos usarla una vez por semana.

Mascarilla mamaria de arcilla

Otra mascarilla casera se aprovecha de las prodigiosas cualidades de la arcilla.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de arcilla (20 g).
  • ¼ de vaso de agua (60ml).

¿Qué debes hacer?

  • Agrega la arcilla en el cuarto taza de agua.
  • Forma una pasta espesa.
  • Extiende una capa fina en los senos y déjala actuar por unos 30 minutos.
  • Aclara con abundante agua fría
  • Te recomendamos que la apliques hasta dos veces por semana.

Utiliza el brasier correcto

Aunque hay muchos diseños de sostenes o brasieres que nos permiten realzar los senos y darles una apariencia más atractiva, es importante saber elegir una talla adecuada para que no queden demasiado apretados o demasiado sueltos.

Evitar los malos hábitos

Existen varios hábitos poco saludables que se han vinculado con la mayor tendencia a tener los senos caídos. Estos son los más comunes:

Fumar: el tabaco contiene unas toxinas que reducen la producción de colágeno y desmejoran la circulación sanguínea, esto hace que se acelere la perdida de elasticidad y firmeza. En poco tiempo aceleran el proceso de envejecimiento y provocan la caída de los senos.

Usar sostenes demasiado sueltos: aunque los sostenes están elaborados con materiales flexibles que se adaptan con facilidad al tamaño de los senos, un mal ajuste aumenta la tendencia a la pérdida de firmeza de los senos.

Excederse con el bronceado: pocas saben que esta situación acelera la pérdida de firmeza de los senos, ya que, esta zona es la que recibe el impacto directo del sol. Esto hace que disminuya el colágeno y la elastina, las dos sustancias que se encargan de mantener la piel elástica y joven.

Ingerir bebidas alcohólicas en exceso: el abuso del alcohol afecta la elasticidad de la piel. Y por lo tanto, acelera la perdida de firmeza de los pechos.

El sedentarismo.

Ingerir grasa en exceso.

Para concluir, para que los senos se mantengan firmes es importante que realicemos ejercicios para tonificarlos, utilicemos un sujetador adecuado para nuestros senos y evitemos malos hábitos que puedan perjudicarlos. También es importante recordar que para notar los resultados debes ser constante con tus esfuerzos.

Más recomendados