6 recomendaciones para mejorar las condiciones de tus labios

No dejes que tus labios se deterioren con el pasar de los años, mejor procurar ayudarlos con esta serie de excelentes recomendaciones. Te fascinarán

Los labios hacen parte del rostro y están inmersos en la piel, el órgano externo más grande del organismo. Debido a su ubicación, ésta se encuentra a la merced de diversos factores que pueden llegar a deteriorarla, maltratarla y, con el paso del tiempo, afectarla de sobremanera.

Teniendo en cuenta que los labios se conforman por piel (un poco más delgada) y se ubica en la parte anterior de la cara, la acción de los radicales libre, el ambiente hostil y el exceso de partículas nocivas, hacen mella en su deterioro paulatino.

Por lo anterior, es necesario conservar su estado médico; no obstante, el factor estético también cumple una tarea supremamente relevante, de forma especial en la sociedad y el lugar donde se desenvuelve cada persona.

Sin duda alguna, los labios son una de las ‘armas’ más adecuadas en cuanto a la seducción; basta con fijarse en ellos mientras un individuo habla para notar qué tan llamativos pueden llegar a ser.

Éstos emplean diversas maneras para llamar la atención de la contraparte; gestos, sonrisas, besos, incluso caricias; todas éstas son tareas de seducción posibles para los labios. No obstante, para poder realizarlas de buena manera es justo mantenerlos en la mejor de las condiciones posibles.

No siendo más, les expondremos una serie de recomendaciones para mejorar y mantener las condiciones de los labios. Acompáñennos.

Cuidar la dieta

La alimentación desempeña un papel supremamente fundamental en cada ser humano; tal es su importancia que se considera un pilar de los hábitos y estilos de vida saludables. En conclusión, los alimentos son el combustible del cuerpo, éste funciona según lo ingerido en la dieta.

En ese orden de ideas cabe mencionar que, si alguna persona no posee las condiciones alimenticias adecuadas, los nutrientes no podrán suplir las necesidades de cuidar la piel, en la cual se encuentran inmersos los labios.

Para protegerlos se recomienda cuidar la dieta; en específico, ingerir alimentos ricos en vitaminas C y E; éstas evitan el envejecimiento prematuro de las células pertenecientes a los tejidos cutáneos.

Humectarlos

Es cuestión de tener un poco más cuidado que otra cosa; ya que, la humectación labial es un procedimiento demasiado sencillo, incluso, puede considerarse básico.

Para mantener la superficie de los labios en buenas condiciones basta con emplear una barra de manteca de cacao; con un poco de ésta se realiza la aplicación directamente en los mismos. Una capa en la superficie servirá durante algunas horas.

Exfoliarlos

En este sentido es mucho más complejo de realizar, teniendo en cuenta la humectación, sin embargo, no es un procedimiento altamente complejo.

La idea de exfoliar la superficie de los labios se produce con el fin de eliminar las células muertas albergadas en ellos; evitando, así, que la resequedad y la aparición de arrugas de forma temprana hagan mella en dicho lugar.

Existen muchas menaras de exfoliar la piel perteneciente a los labios; les recomendamos el aceite de oliva con azúcar.

¿Cómo hacerlo?

Emplear un poco de azúcar (1/2 cucharada) y unas cuantas gotas de aceite de oliva; mezclar ambos ingredientes en un recipiente pequeño.

Al tener, como resultado, una pasta un poco viscosa debe aplicarse sobre la superficie labial acompañando de masajes circulares leves. Enjuagar con agua tibia.

Evitar el alcohol y el tabaco

Aunque es una recomendación un poco redundante, no está de más tenerla en cuenta.

Tanto el alcohol como el tabaco poseen elementos nocivos para el bienestar del organismo a nivel general; por ende, su consumo, especialmente en cantidades excesivas, afecta todo a su paso.

Por supuesto, los labios no son la excepción respecto al daño de estas sustancias. Al momento de sufrirlo, la superficie labial tiende a ponerse obscura; este tipo de problema también ocurre por los rayos del sol, pero ante el consumo de estas sustancias se hace más notorio.

Realizar ejercicio

Al formar parte de la piel, los labios también necesitan la estimulación adecuada conforme a la circulación de la sangre que los irriga; mientras ésta fluya de manera correcta, la condición de los mismos se mantendrá óptima.

Por otra parte, éstos también se encuentran conformados por diferentes grupos musculares propios del rostro.

Partiendo de las apreciaciones anteriores la recomendación gira en torno a la realización de ejercicio.

¿Cómo hacerlo?

Fortalecer los músculos y activar la circulación sanguínea en el rostro depende, principalmente, de los gestos realizados con el mismo. En el caso de los labios, lo más recomendado son las sonrisas, aquellas que salen de la nada y se expresan con gusto.

Los gestos exagerados también juegan un papel crucial en este sentido; sin embargo, realizar ciertos ejercicios también puede ayudar.

Por ejemplo: abrir y cerrar la boca haciendo series y repeticiones; sacar la lengua. Lo ideal es potenciar la imaginación y elaborar una rutina para practicarla en horas de la noche o en espacios de tiempo libre.

Tener cuidado con el maquillaje

Quizá es una de las recomendaciones más relevantes a tener en cuenta acerca del bienestar de los labios; ya que, el maquillaje se utiliza de sobremanera sobre la superficie de éstos.

De forma común el lápiz labial es empleado sobre los labios, casi que diariamente; éste cumple el objetivo de mejorar la estética de los mismos; no obstante, si se maneja de mala manera puede repercutir negativamente.

Siendo éste un tipo de maquillaje, se conforma por diversos químicos, los cuales, con el transcurrir del tiempo deterioraran la piel. En ese orden de ideas, se recomienda limpiar los labios evitando la acción negativa de sus componentes.

¿Cómo hacerlo?

Con agua fría y un trozo de algodón se deben realizar masajes en círculo por la superficie de la piel.

Posterior a ello, lavar con agua tibia y aplicar humectantes naturales con el fin de reparar los tejidos cutáneos pertenecientes a los labios.

Se recomienda, también, basarse en alternativas naturales en el mercado; muchos labiales suelen fabricarse a base de aloe y vitamina E, los cuales terminan siendo perfectos para mantenerlos hidratados y en la mejor de las condiciones posibles.

Más recomendados