Dolores que no debes ignorar

¡Mujer cuida tu salud, quienes te aman te necesitan sana siempre! Estos son dolores que jamás debes ignorar y acudir a un especialista de inmediato para que te valore y así proteger tu vida

El dolor es inevitable, sin embargo existen dolores que no puedes ignorar y tomarlos enserio, lo mejor es ir al médico rápidamente para estar seguras que estamos completamente sanos, de esta forma evitamos problemas de salud que se conviertan en graves males difíciles de controlar.

Dolores que no debes pasar por alto

1. Dolor de cabeza intenso
Tener dolor de cabeza puede ser normal cuando se trata de un dolor moderado, muchas veces el estrés y las preocupaciones hacen que aparezca, pero si sientes que es un dolor que no puedes aguantar y ni las pastillas para el dolor lo disminuyen es mejor que acudas lo más pronto posible al médico ya que puede tratarse de algo más serio.

Dolores que no debes ignorar
© Alexander Raths – Fotolia.com

Toma los siguientes síntomas muy seriamente:

  • Es el primer dolor de cabeza que alguna vez hayas tenido en tu vida y éste interfiere con tus actividades diarias.
  • El dolor de cabeza se presenta súbitamente y es explosivo o violento.
  • El dolor de cabeza lo describirías como el peor alguna vez has sentido, incluso si regularmente los padeces.
  • También presentas mala pronunciación, cambios en la visión, problemas para mover los brazos o las piernas, pérdida del equilibrio, confusión o pérdida de la memoria con el dolor de cabeza.
  • El dolor de cabeza empeora en un período de 24 horas.
  • También se presenta fiebre, rigidez en el cuello, náuseas y vómitos con el dolor de cabeza.
  • El dolor de cabeza se presenta con un traumatismo craneal.
  • El dolor de cabeza es intenso y sólo en un ojo con presencia de enrojecimiento en dicho ojo.
  • Tienes más de 50 años y los dolores de cabeza apenas comenzaron, especialmente si también tienes problemas de visión y dolor al masticar.
  • Tienes cáncer y presentas un nuevo dolor de cabeza.

Debes acudir pronto al médico si:
Los dolores de cabeza te despiertan. Un dolor de cabeza dura más de dos días. Los dolores de cabeza son peores en las mañanas. Tienes antecedentes de dolores de cabeza pero éstos han cambiado de patrón e intensidad. Padeces dolores de cabeza frecuentes y no hay una causa conocida.

2. Dolor en el pecho
El dolor en el pecho es síntoma de un ataque cardíaco, pero más que un dolor es como sentir que un gran peso se nos puso encima. Cuando comiences a sentirlo, alerta a tu familia o a quien se encuentre a tu lado para que llame a una ambulancia. Es un síntoma inespecífico común, aunque también un indicador significativo de diversos trastornos, que pueden poner en peligro la vida de quien los sufre y que puede ser causado por enfermedades cardiovasculares, pulmonares y gastrointestinales agudas, así como también por  padecimientos musculoesqueléticos, irritación de raíces nerviosas cervicales o torácicas y estados de ansiedad, estrés e incluso secundario al uso de algunos medicamentos.

Debes consultar de inmediato al médico si tienes los siguientes síntomas:

  • Presentas repentinamente un dolor opresivo, aplastante, con compresión o presión en el pecho.
  • El dolor se propaga a la mandíbula, el brazo izquierdo o entre los omóplatos.
  • Tienes náuseas, mareos, sudoración, corazón acelerado o dificultad respiratoria.
  • Sabes que tienes angina y la molestia en el pecho repentinamente se vuelve más intensa, causada por una actividad ligera o que dura más de lo usual.
  • Los síntomas de angina se presentan mientras estás en reposo.
  • Tienes un dolor de pecho repentino y agudo con dificultad respiratoria, especialmente después de un viaje largo, un período de reposo en cama u otra falta de movimiento, especialmente si una pierna está hinchada o más hinchada que la otra ya que esto podría ser un coágulo sanguíneo.

3. Dolor abdominal severo
Este síntoma suele ser provocado por problemas a la vesícula biliar y el páncreas, estos terminan siendo úlceras estomacales u obstrucciones intestinales. También debes estar alerta al dolor en la parte derecha del estómago o alrededor del ombligo, ya que puede tratarse de apendicitis y si no se toma enserio puede convertirse en peritonitis. La intensidad del dolor no siempre refleja la gravedad de la afección que lo causa. El dolor abdominal fuerte puede provenir de afecciones leves, tales como gases o cólicos de una gastroenteritis viral. Por otro lado, un dolor relativamente leve o la ausencia de éste puede estar presente en afecciones potencialmente mortales, como el cáncer de colon o una apendicitis temprana. Consulta al médico de inmediato.

4. Dolor lumbar o en los omoplatos
Si te aparece un repentino dolor en la zona lumbar puede ser que padezcas artritis. Sin embargo, existen otros problemas de salud relacionadas con esto, como la disección aórtica que puede lleva a la muerte. El problema se complica cuando el dolor de espalda se combina con hormigueo en los dedos. Esto puede ser señal de una dislocación de los discos de la columna vertebral y también de un padecimiento llamado ciática. Así que acude al médico aunque te parezca un dolor normal y si se hace intenso es mejor que lo hagas lo más pronto posible.

5. Morados que se demoran en sanar
Generalmente ignoramos aquellos moretones que, en ciertas ocasiones, aparecen como por arte de magia. Pero, si notas que un moretón está tomando más de dos semanas para sanar es recomendable ir al médico. Según expertos, este golpe que se tarda en sanar puede señalar un problema vascular. También puede ser un síntoma común de la diabetes, ya que los diabéticos tienen la sangre más gruesa lo que dificulta que las células blancas de tu cuerpo lleguen al lugar de la infección.

6. Tos que no se cura
Es altamente probable que en la mayoría de los casos, la tos sea producto de una gripe o infección respiratoria. Dos puntos claves que siempre tienes que tener en cuenta son la frecuencia y la persistencia de la tos. Si la tos sigue ocurriendo por un periodo de tiempo significativo, debes ir a tu médico. Una tos que persiste por más de 10 días indicar que sufres de reflujo gastroesofágico o fallo cardiaco. Si fumas, puede indicar un problema en los pulmones para lo cual es recomendable someterte a rayos-x en el pecho cada tres años.

7. Palpitaciones
El consumo de cafeína, bebidas energéticas o una dieta extremadamente salada pueden causar palpitaciones. La ansiedad también puede contribuir. Sin embargo, si esto se acompaña de mareos, puede ser una anormalidad del corazón. La arritmia, condición donde el ritmo cardiaco es anormal, puede causar palpitaciones. Muchos casos de arritmia son normales pero, si también sufres de fibrilación auricular, puede ser fatal, incrementando tus probabilidades de tener un derrame cerebral o trombosis. Es especialmente peligroso entre las personas que sufren de cardiopatía. Busca atención médica de inmediato, sobre todo si estás sufriendo de dolores en el pecho, mareos o desmayos.

8. Dolor e inflamación en las pantorrillas
Puede ser producto de mucho ejercicio pero también de otras condiciones serias. Si dicho dolor o hinchazón está acompañado por una sensación de calor, enrojecimiento o sensibilidad a lo largo de la vena puede ser una condición llamada tromboflebitis. Esta ocurre cuando un coágulo de sangre causa hinchazón, primordialmente en las piernas. Si consumes anticonceptivos orales, tu riesgo incrementa casi al 100 por ciento. Estos también pueden ser síntomas de Trombosis venosa profunda, condición causada por inactividad prolongada. Es particularmente peligrosa ya que el coágulo que se desarrolla profundamente en la vena puede terminar en los pulmones, causando una embolia. Si crees tenerla debes acudir a urgencias inmediatamente.

9. Lunares nuevos
No es inusual que las mujeres desarrollen lunares con el pasar de los años. Sin embargo, al envejecer el riesgo de desarrollar cáncer de la piel incrementa. Asegúrate que tu dermatólogo revise tus lunares, sobre todo si no los tenías antes. Otros síntomas son lunares que sangran, que han cambiado de color, tamaño o forma.

10. Cansancio recurrente
El estrés puede ser un factor que no te deja dormir adecuadamente por las noches pero si siempre te sientes cansada, sin importar cuantas horas has dormido, puedes estar sufriendo de apnea de sueño. Esta enfermedad ocurre cuando dejas de respirar mientras duermes por más de 10 segundos. Si no es tratado, puede contribuir al desarrollo de enfermedades cardiovasculares, problemas de memoria, y dolores de cabeza. Así que acude al médico de inmediato.

11. Dolor de dientes
A veces se elimina con un analgésico. Pero si con pastillas no se alivia el dolor lo mejor es que visites al dentista.

12. Dolor intenso al orinar
Un dolor intenso, más bien un ardor al orinar, puede ser síntoma de una infección urinaria. Si el dolor se torna insoportable, puede indicar cálculos renales o en el peor de los casos cáncer de vejiga. Muchas mujeres padecen estos dolores cuando aguantan mucho tiempo sin ir al baño o cuando se sientan en sillas calientes, pero recuerda que si hay dolor, debes consultar al médico.

13. Dolor en las muñecas
El túnel carpiano es un paso estrecho de ligamentos y huesos en la base de la mano, que cuando se inflama, causa el Síndrome del Túnel Carpiano, que afecta más a los trabajan en escritorios y con computadoras, generando un dolor punzante y hormigueo en las manos. Como a todos los dolores anteriores, ignorarlo empeora la calidad de vida, por lo que es recomendable ir al médico.

No pases por alto estos dolores y siempre ve al médico para chequearte y realizarte los exámenes de rutina que el médico requiera. De esta forma estarás bien de salud y no pondrás en riesgo tu vida.

Fuente: salud.univisionFeminis y primicias24

Loading...