Gelatina para reparar y dar volumen al cabello

¿Sabías que la gelatina es uno de los mejores ingredientes para embellecer tu cabello? aquí te enseñamos cómo usar la gelatina para reparar, dar volumen, hacer crecer y alisar el cabello

La gelatina es un alimento que se utiliza comúnmente en la cocina para preparar postres, espesar comidas, hornear, entre otros fines culinarios. Los estudios han revelado que este alimento es muy saludable para el organismo, así como para la belleza de la piel y el cabello.

En este caso vamos a aprovechar los beneficios de la gelatina para tener un cabello más saludable y con más volumen. Este beneficio se debe especialmente a sus contenidos de colágeno y queratina, que son dos componentes claves para un cabello más saludable y largo.

gelatina-reparar-dar-volumen-cabello

Reparar y fortalecer el cabello con gelatina

Para este caso es recomendado preparar un champú con gelatina, el cual día a día te ayudará a recuperar la salud del cabello dañado mientras lo fortalece para prevenir la caída.

¿Cómo prepararlo?

Disuelve un par de cucharadas de gelatina sin sabor en media taza de agua caliente y luego mézclala en un recipiente con la cantidad de champú que utilizarás para enjuagar tu cabello. Asegúrate de que todo quede bien mezclado y luego aplícala por todo el cabello. Lava tu cabello de forma usual y repite este tratamiento frecuentemente para obtener mejores resultados.

Gel fijador de gelatina

La gelatina es una excelente alternativa para hacer un gel fijador en casa, libre de alcohol y todos los químicos fuertes que suelen tener esta clase de productos. Este gel fijador te ayudará a controlar el frizz, fijar tus rizos y lograr ese peinado que tanto deseas.

¿Cómo prepararlo?

Disuelve 1 sobre de gelatina sin sabor en ½ taza de agua tibia, agrégale 1 cucharadita de glicerina y ½ taza de jugo de toronja rosada, Asegúrate de disolver bien todos los ingredientes hasta que queden bien integrados y libres de grumos. Finalmente lo puedes utilizar como el gel normal.

Mascarilla de gelatina para sellar puntas abiertas y resecas

Las puntas abiertas son un claro signo del cabello maltratado y dañado. La gelatina es un ingrediente natural que puede ayudar a sellar las puntas abiertas, al tiempo que nutre el cabello para eliminar la resequedad.

¿Cómo prepararlo?

Mezcla en un recipiente una cucharada de gelatina sin sabor con una taza de agua tibia. Cuando esté completamente diluida, agrégala una cucharadita de vinagre de manzana y aplícala en tu cabello en el último enjuague. Déjalo actuar por 5 minutos y luego enjuaga bien todo tu cabello.

Mascarilla de gelatina para un cabello largo y saludable

Cuando el cabello está quebradizo y dañado es muy difícil que crezca saludablemente. Para las personas que tienen  este problema, una buena opción es estimular su crecimiento con este tratamiento de gelatina.

¿Cómo prepararlo?

Mezcla una cucharadita de gelatina sin sabor en una taza de agua caliente y agrégale 1 cucharada de gel de aloe vera. Cuando hayas formado una pasta, aplícala sobre el cabello por 10 minutos y luego enjuágala.

Gelatina para dar volumen el cabello

Si quieres que tu cabello luzca con más volumen y un brillo único, no dejes de aprovechar los beneficios de la gelatina.

¿Cómo prepararlo?

Agregar medio paquete de gelatina sin sabor en una botella mediana de champú y utilizar dos veces por semana.

Gelatina para un cabello brillante y fuerte

Muchos acondicionadores comprados en la tienda contienen silicona, que recubre el cabello para hacerlo liso y brillante, desafortunadamente, esto solo hace que el cabello se vea “saludable” pero en realidad estás haciendo exactamente lo contrario, ya que la silicona impide que la humedad llegue al tallo del cabello, lo que puede provocar que los filamentos se vuelvan secos y quebradizos con el tiempo.

Una opción mucho mejor es la gelatina, que contiene proteínas de queratina que se unen con el cabello para fortalecerlo. La gelatina se adhiere especialmente bien a las áreas dañadas, pero también nutre todo el cabello y ayuda a alisar la cutícula del cabello, aumentar el brillo y reducir la rotura.

Cómo prepararlo 

Necesitas 1 cucharada de gelatina sin sabor, 1/3 taza de agua, 1 cucharadita de vinagre de manzana y 1 cucharadita de miel.

Agrega el agua a una olla pequeña y lentamente espolvorea la gelatina sobre el agua mientras mezclas para evitar grumos. Coloca la olla en la estufa y permite que se caliente hasta que hierva, revolviendo a menudo con una cuchara para evitar que la gelatina se pegue al fondo de la olla. Cuando la mezcla hierva, retírala del fuego. Cuando la mezcla se haya enfriado un poco, debe estar tibia, pero no tanto como para que le resulte incómodo tocarla, agrega la miel, el vinagre y si deseas puedes agregar más ingredientes hidratantes como leche de coco, aceite de romero, o de árbol de té.

Aplica la mezcla de gelatina sobre el cabello limpio y mojado, desde la raíz hasta las puntas y deja que la mascarilla actúe en el cabello durante 10 a 30 minutos. Si planeas dejarlo reposar durante más de 10 minutos, cúbrete el cabello con un gorro de ducha para que no se seque. Cuando se acabe el tiempo, enjuaga muy bien, aplica acondicionador sólo de medios a puntas y deja que el cabello seque al aire.

Gelatina para alisar el cabello

Uno de los tratamientos más conocidos para alisar el cabello es la keratina, que además promete reparar las fibras del cabello y devolverle el brillo, sin embargo es un tratamiento que además de costoso no dura mucho tiempo y cuando se acaba el efecto el cabello queda maltratado y seco. Por lo que si quieres probar este tratamiento natural en tu cabello y obtener resultados iguales a los de la keratina profesional, no dudes en llevar a cabo este tratamiento casero.

Para prepararlo necesitas 1 sobre de gelatina sin sabor, 1 cucharada de aceite de argán (si no tienes puedes sustituirlo por aceite de oliva), 1 cucharada de gel de aloe vera (sábila) y 1/2 cucharada de vinagre de manzana.

Cómo prepararlo 

Prepara la gelatina mezclando el polvo en 1/2 taza de agua caliente y mezcla muy bien hasta que se disuelva completamente. Agrega a esta mezcla el aceite de argán, el vinagre y la sábila, revolviendo muy bien hasta obtener una textura parecida a un gel. Si no te es fácil deshacer el aloe vera, puedes mezclarlo todo en la licuadora para que sea mucho más fácil.

Deja que esta mezcla se enfríe y guárdala en la nevera durante 2 horas. Cuando ya esté la gelatina dura, es momento de comenzar a aplicarla en el cabello, separándolo por mechones para que quede bien aplicado. Deja que la gelatina se seque en tu cabello, por lo menos 2 horas y cuando veas que ya está seco, forra tu plancha de cabello con papel aluminio y pásala por cada mechón de cabello como si lo estuvieras alisando pero con cuidado de quemarlo. Este tratamiento lo puedes usar una vez por semana.

Más recomendados
Otras mujeres recomiendan