Los mejores consejos para dormir a tu bebé

Enseñarle a dormir a un bebé es importante para ayudarle a adquirir hábitos de sueños saludables. Incluso, los pequeños que se duermen de inmediato necesitan una ayudadita para irse a la cama, pueden ser cosas diferentes como por ejemplo querer un osito de peluche o un vaso de leche templada, pero estos cumplen la misma función para ayudar a que el pequeño tenga dulces sueños.

Aunque las ayudas para reconciliar el sueño suelen ser útiles, a su vez pueden tener un afecto no deseado. Pueda que el niño termine dependiendo de la presencia de un determinado objeto o situación para poder dormirse. Los consejos para dormir a tu bebé son muy útiles y más si eres madre primeriza, pues no tienes tanta practica  así que cualquier dato te vendrá bien el día de hoy.

Consejos y trucos que funcionan  a la hora de dormir al bebé

  • Los mejores consejos para dormir a tu bebeUna de las mejores formas para que tu niño se relaje a la hora de dormir es chupándose el pulgar, aunque pueda provocar problemas dentales es uno de los consejos más recomendables.
  • El pequeño puede dormirse fácilmente si tiene una mantita suave o un animal de peluche cerca para que le haga compañía. Se ha comprobado que los niños que aprenden a consolarse solos con muñecos de peluche demuestran fortaleza interna.
  • Se recomienda darle a tu bebé un vaso de leche templada antes de ir a la cama esto ayuda a que se duerma fácilmente. Se cree que esta bebida juega un importante papel al momento de producir somnolencia porque aumenta el nivel de serotonina, producto químico introductor del sueño.

El descanso del pequeño y de las personas en general es importante para un buen rendimiento físico durante el día y para el correcto desarrollo del organismo. Las costumbres se van almacenando en la memoria, por lo que a menudo se cogen como un vicio que no se puede controlar. Es por ello que es tan necesario que desde al principio se hagan las cosas bien. A continuación, consejos para dormir a tu pequeño ya que es una tarea complicada pero es la que más ayuda a su desarrollo.

  • Debes Seleccionar una habitación cálida y cómoda.
  • No ocasionar ruidos molestos a la hora de dormir.
  • No dejes que el bebé la diferencia entre el día y la noche.
  • No debes establecer una rutina de horarios de sueños con el pequeño.
  • Se recomienda elaborar un plan diario que antes de llevarlo a la cama como prepararle un baño de agua caliente.

En el caso extremo de que el niño no se llegue a dormir de ninguna manera o tenga un sueño bastante irregular, donde prevalece el insomnio antes que el sueño así como el presentar algún tipo de miedo, se recomienda que hagas una visita al pediatra para asegurarte de que todo está en orden. Aunque esto no suele ser alarmante siempre es buena la opinión de un especialista en niños. Al igual que los adultos, los menores pueden tener enfermedades o problemas médicos que interfieran al momento de dormir.

Se ha demostrado que un 12% de los  pequeños roncan  y un 10%  tienen apnea del sueño, un trastorno en el que las vías respiratorias se bloquean parcialmente y reducen la entrada de aire, lo que hace que el bebé se despierte de un sueño profundo.  Sin embargo, este problema desparece para muchos a medida que can creciendo.

Imagen: Tammra McCauley

Sobre este post