Glúteos perfectos siguiendo estos sencillos trucos

¿Quieres mejorar la apariencia de tus glúteos? No te pierdas estos sencillos trucos que te traemos a continuación para conseguir esos glúteos que siempre has deseado ¡Anímate a comenzar!

No cabe duda que, los glúteos son una de las partes más importantes en la mujer; no sólo por la comodidad que ofrecen a la hora de permanecer sentados por largos periodos de tiempo, sino por su parte estética, la cual es supremamente relevante.

A pesar de su apariencia, y la importancia que ésta posee sobre cada persona; cabe resaltar, que cada persona posee características diversas; por lo tanto, procurar tener los glúteos de una forma u otras, puede resultar un poco más complejo de lo normal.

En ese orden de ideas, los invitamos a conocer los tipos de glúteos e identificarse con ellos.

Glúteos perfectos siguiendo estos sencillos trucos Tipos de glúteos

Con base en la importancia que estos poseen, las personas cuentan con el afán y el objetivo de mejorar la apariencia y el estado de los glúteos; no obstante, dicho objetivo no se consigue de la noche a la mañana, para ello se hace necesaria tener un poco de información sobre los mismos.

Un ejemplo claro de ello es el tipo de glúteos, cada persona tiene diferentes y estos se reúnen en cuatro grandes categorías, para llamarlas de alguna manera. A continuación les enseñaremos cada uno de los tipos.

Corazón

Para muchas personas los glúteos en forma de corazón son el tipo perfecto; se caracterizan por tener mayor volumen en la zona inferior de los mismos, justo donde limitan con la parte posterior del muslo (bíceps femoral).

Triángulo de cabeza

Éste tipo dista en su forma con respecto al mencionado anteriormente (corazón), la zona superior es la que posee mayor volumen. Lo cual quiere decir que la zona limítrofe con la cintura es de donde parte la altura más pronunciada de los mismos.

Se habla de ‘triángulo de cabeza’ en aquellas personas con espaldas anchas y cinturas angostas o estrechas.

Redondos

Así como los glúteos ‘corazón’, los de tipo redondo se encuentran en alta estima; tanto para aquellas mujeres que los poseen como para las personas ajenas a los mismos.

Con base en su nombre, los glúteos redondos son completamente parejos en toda el área y su cúspide más pronunciada se da justo en la mitad, partiendo de la medida ente los muslos y la cintura.

Cuadrados

Son los menos queridos, por decirlo así, por las mujeres; su volumen no es muy notorio y el poco que se encuentra en esta región del cuerpo suele ubicarse en la zona superior de los mismos.

Trucos para mejorar el estado de los glúteos

Con base en lo anterior surgen diversas alternativas con el fin de mejorar el estado de los mismos; no debe importar en cuál de estos tipos se encuentren, siempre habrá manera de beneficiar al cuerpo, la imagen y, sobretodo la autoimagen; lo cual es relevante para cada persona.

Ejercicio

Ésta es quizá la principal alternativa para trabajar, no sólo los glúteos, sino el cuerpo en general; está claro que, al hablar de mejorar el estado de esta zona lo primero que llega a la mente es el esfuerzo físico relativo al mismo.

En primer lugar, el ejercicio aeróbico juega un papel fundamental para disminuir las reservas de grasa ubicadas en las caderas, los muslos y los glúteos.

Caminar, nadar, montar bicicleta y realizar carreras en distancias considerables, se tienen como los principales deportes aeróbicos, los cuales promueven el ejercicio físico de forma saludable y entretenida.

Lo anterior se recomienda hacerlo como punto de partida; no obstante esto debe acompañarse por ejercicios específicos para lograr mejores resultados.

Ejercicios específicos para los glúteos

Las series de ejercicios específicos deben realizarse teniendo en cuenta las capacidades de cada persona, para ello es necesario tener en cuenta un diagnóstico previo realizado por un profesional del campo.

Sentadillas

Éstas son consideradas como el ejercicio más completo en cuanto al fortalecimiento de los glúteos y las piernas.

Realizarlas 4 veces por semana favorece de buena manera a los mismos, y paulatinamente contribuye al desarrollo muscular y estético de las mismas.

Este tipo de ejercicios posee diversas maneras de realizarlo; para ello, es necesario acudir a un profesional del acondicionamiento físico.

Zancadas

Éstas llegan a ser similares a las sentadillas, la diferencia yace en el desplazamiento por el lugar; para elaborarlas se recomienda una zona amplia y cómoda.

La idea es realizar la zancada con la amplitud en Split lo más amplia o larga que se puede sin perder de vista el posicionamiento de las rodillas, evitando cualquier tipo de lesión.

Alimentación

La alimentación es otra de las alternativas importantes con base al mejoramiento estético y médico del organismo; por supuesto, los glúteos no son la excepción a ello.

Por otra parte, una rutina adecuada de ejercicio depende ampliamente del tipo de alimentación que se realiza; la dieta y el esfuerzo físico se encuentran ampliamente ligados, por ello, ambas alternativas deben ir de la mano en todo momento.

Los siguientes alimentos son los más recomendados a la hora de favorecer los glúteos:

  • Huevos.
  • Arroz.
  • Zanahoria.
  • Brócoli.
  • Coliflor.
  • Pasta.
  • Espinaca.

Alimentos poco recomendados, los cuales pueden afectar la piel de los glúteos:

  • Dulces.
  • Grasas saturadas.
  • Embutidos.
  • Fritos (cualquier tipo).
  • Frituras.

Tratamientos estéticos

Esta alternativa es quizá la que encierra más opciones con respecto al buen aspecto de los glúteos, ya que, existen tratamientos estéticos caseros como industrializados; incluso, muchas opciones ofrecidas en centros de estética como los masajes o mesoterapia virtual (corriente eléctrica).

Por el momento les mostraremos algunas opciones caseras.

Aplicar hielo

Por medio de masajes en forma de círculo se recomienda aplicar un cubo de hielo directamente en el área de los glúteos; se recomienda envolverlo en un trapo o pañuelo no mu grueso, esto para mitigar el frío.

Todas las noches antes de dormir basta con aplicarlo; esta opción contribuye a tonificar los músculos y reducir la celulitis.

Visita además: Cómo tener los glúteos más grandes sin necesidad de cirugía.

Mascarilla de palta y yogur

Elaborar una mascarilla con palta y yogur natural contribuye a la nutrición de la piel ubicada en los glúteos; ésta debe aplicarse con la ayuda de masajes en círculos.

Se recomienda mezclar la pulpa de una palta, un pepino y 170 gramos de yogur; posteriormente cerciorarse de obtener una pasta y aplicarla.

Loading...

Sobre este post