Consejos para iluminar los ambientes en tu hogar

Una buena iluminación en los diferentes espacios o ambientes de tu hogar, aporta encanto, personalidad y belleza a tu casa. En este artículo te daré algunos consejos para iluminar los ambientes de tu casa de manera correcta y sofisticada.

Tips para iluminar ambientes en casa

1.  Lo primero que se debe tener en cuenta a la hora de iluminar un espacio, es el tamaño del mismo, los colores de las paredes, la clase de piso y las tareas que se realizan en el lugar que se piensa iluminar, ya que no es lo mismo el espacio para cocinar, en el que se descansa o en el que se trabaja.

2. Debemos también tener claro que tipo de iluminación deseamos para cada espacio de nuestra casa. Por ejemplo la iluminación general es recomendable para darle luz de forma pareja a todo el lugar, la ambiental que es la que da luz marcando zonas, creando de esta forma diferentes sensaciones al resto del ambiente y la puntual es la que da luz a distintos espacios o elementos a los que queremos darle más protagonismo ya sea un cuadro o una pared específica.

3. En cuanto a las lámparas que se utilizan para iluminar los espacios, podremos encontrar en el mercado gran variedad, con las que se pueden lograr diferentes sensaciones y estados. Por lo que debes tener en cuenta que tipo de sensación quieres en determinado lugar para de esta forma elegir la mejor lámpara, puedes asesorarte con un especialista que te aconseje en este paso, comentándole lo que deseas, el tamaño del sitio y que tipo de luz te agrada.

4. Si por el contrario deseas iluminar tus espacios con luz natural, debes tener en cuenta las ventanas que hay en el mismo para así acomodar mejor tus pertenencias para de esta forma aprovechar la luz. Por ejemplo puedes adquirir cortinas de colores claros para que la luz entre mucho más directo y colocar plantas para que se vea mucho más armonioso el espacio. En tu cuarto por ejemplo puedes colocar también cortinas de colores claros, están muy de moda las cortinas romanas, que vienen en diferentes tonos, con los que puedes jugar para darle protagonismo a tu espacio.

5.  También es importante tener en cuenta los colores de los espacios que vas a iluminar, puesto que cada uno se comporta de manera distinta. Las paredes oscuras absorben gran parte de la iluminación y reflejan casi nada de lo que reciben, mientras que las paredes claras, son altamente reflectivas y por ende encienden aun más el ambiente. A riesgo de no equivocarse, un ambiente oscuro conviene iluminar con luces brillantes, e intercalando con luces cálidas. Mientras que un ambiente claro, merece luz cálida y suave, por lo que pocas veces se usan tantas lámparas para iluminarlo.

6. Para iluminar los rincones del hogar es necesario iluminar con luces puntuales que generen un lugar de recogimiento o de tranquilidad, por medio de lámparas incandescentes. Si el mismo espacio pretendiéramos lograrlo con una lámpara de pie, la misma debiera dotársela de una lámpara. En espacios, donde existe necesidad de mirar televisión, allí debemos poner luces suaves y calidas para evitar grandes reflejos en la pantalla.

Loading...

7. En las habitaciones debemos utilizar luces suaves, cálidas y que inviten al descanso y al placer, para crear un espacio único y tranquilo, ya que es allí en donde descansamos. Puedes utilizar una lámpara con luz directa hacia el techo o también luces pegadas a la pared como las halógenas, si deseas también puedes acompañarlas de reguladores de intensidad de la luz, para ajustar la luz que deseemos en diferentes momentos. Si tienes mesas en las que debas hacer tareas diarias, puedes colocar una lámpara de piso o de escritorio que sea muy llamativa, de esta forma decoras tu espacio y te sentirás muy bien.

8. En la habitación de los niños, se puede colocar una luz general, sobretodo si allí mismo realizan sus tareas del colegio, es recomendable también tener allí los reguladores de luz para bajar la intensidad de la iluminación dependiendo de las necesidades, ya que muchos niños no duermen con la luz apagada y esta es una gran opción para ellos. No es recomendable usar lámparas de piso ni de escritorio.

9. En el comedor es tradicional que la luz llegue directamente de las ventanas y también se usan mucho las lámparas desde el techo. Sin embargo se debe tener especial cuidado en la intensidad de la luz en este espacio ya que puede ser un obstáculo visual. También se puede hacer uso de una lámpara de piso de preferencia con más de un bombillo, para darle calidez y que sea mucho más acogedor el momento de la comida.

10. La cocina requiere de una muy buena iluminación, por lo que es conveniente luz general, que ilumine todo el espacio. Por ejemplo sobre el mesón se puede colorar una lámpara de techo con varias terminaciones o un tubo iluminador que permita mayor iluminación sobretodo en las noches. Recuerda que la luz en este espacio debe ser clara para no adulterar los colores de los alimentos y ver claramente cada cosa en ella.

11. En el estudio es recomendable tener una luz clara y si es posible una lámpara de piso, colgante o sobre el escritorio, para iluminar sobretodo la superficie en la que se encuentra el escritorio o el computador. Aquí es bueno contar con alguna lámpara de mesa del tipo halógena que logre flexibilizar la zona de iluminación, evitando deslumbramiento, y poniéndola por debajo del plano de los ojos. Además permitirá, de acuerdo a si se es derecho o zurdo para escribir, cambiar de posición y evitar sombrar molestas.

12. El baño necesita una luz lo más parecida a la natural. Se puede por ejemplo colocar luces halógenas en el techo, en el espejo y en la ducha puede instalarse también una luz en el techo si se llegara a necesitar. Asimismo, es aconsejable un punto de luz a cada costado del espejo, que evite las sombras que podemos proyectar. Para la iluminación más específica, por ejemplo alrededor del espejo, no debe ser demasiado agresiva. Puedes optar por la iluminación a ambos lados, con 2 apliques simétricos, o incluso mejor, un espejo con varias bombillas, para que la luz rodee el rostro.

13. Para una iluminación de larga duración, opta por las lámparas de bajo consumo. Aunque, son más caras, duran 5 veces más que las bombillas incandescentes por un consumo 4 veces menor. Opta también por los tubos fluorescentes o “neones”. Comparados con las bombillas incandescentes, su duración es5 a 6 veces superior. Debido a su característica luz blanca se reservan más bien para cocinas o cuartos de baño. Para una iluminación decorativa o indirecta, piensa en utilizar lámparas halógenas equipadas de un regulador o un transformador de baja tensión. Son más caras que las bombillas clásicas pero duran el doble.

14. Las cortinas tupidas son muy útiles para bloquear la luz, y por eso mismo son nuestras enemigas a la hora de ampliar la luminosidad. En su lugar, es mejor colocar finos velos en las ventanas, del mismo color que la pared, que nos aportarán discreción dejando pasar toda la luz exterior.

15. Para maximizar nuestros puntos de luz, se pueden colocar espejos cerca que reflejen los rayos naturales. Mediante el efecto rebote, por un lado conseguiremos más luminosidad y, además, reduciremos la cantidad de luces encendidas, por lo que también supone una medida para economizar en el recibo de la luz.

16. En espacios no muy amplios, puedes conseguir una agradable sensación de tranquilidad instalando una lámpara de pie dirigida hacia el techo para que actúe como luz general y complementándola con una lámpara de mesa que logre crear un rincón más cálido.

Loading...

Sobre este post