Consejos para dejar tu perro solo en casa

Las personas que tenemos perros, tememos mucho cuando debemos dejarlos solos en casa, porque se estresan tanto que ladran todo el tiempo, hacen daños, arañan las puertas, muerden los muebles y han dejado sus babas por toda la casa, pero mientras estamos en casa ellos se portan como angelitos y se encuentran muy tranquilos.

Siempre solemos decir que nuestros perros hacen todo esto por venganza, debido a que los dejamos solos, pero en realidad se trata de un trastorno llamado ansiedad por separación, que se genera por el miedo y el pánico, lo que causa estas conductas destructivas.

Recuerda que la intensidad y los síntomas de la ansiedad por separación varían en cada perro, debes estar alerta a las señales que tu perro te envíe, ya que por ejemplo hay algunos perros que no soportan quedarse solos mientras estás en el trabajo, otros no soportan estar solos en la noche, otros se estresan los días lunes o los días después de las vacaciones, otros destrozan todo y se la pasan ladrando o aullando todo el día.

Consejos para dejar tu perro solo en casaMuchos perritos sufren esta ansiedad, provocado por el apego y dependencia que tiene a su dueño, pero no se conoce a ciencia cierta si ese problema es generado por factores hereditarios, por la inadecuada separación de la madre o por un abandono o maltrato anterior.

La ansiedad por separación ocurre cuando tu perro siente una angustia desmedida e irracional a ser separado de su dueño. Los destrozos, llantos, ladridos, etc. solo son la manera que tiene el perro de exteriorizar esa angustia e intentar aliviarla. El perro no tiene miedo a quedarse solo, lo que lo vuelve loco es el estar separado de su dueño. Esto ocurre cuando el perro está demasiado apegado al dueño. Es normal que un perro sienta apego a su dueño, el problema radica cuando ese apego se vuelve excesivo.

Todos los perros deben irse acostumbrando con el tiempo a pasar tiempo solos, pero eso no quiere decir que lo vas a dejar así de un día para otro, es recomendable comenzar poco a poco y luego ir aumentando el tiempo de ausencia para no causar en ellos un trauma, de esa forma el perro entenderá que no hay nada de malo en estar solo y que aunque tu tengas que irte, regresarás.

Otra cosa que debes tener en cuenta, es que cuando regreses a casa, el perro debe saludarte pero de forma controlada y tranquila, ya que algunos perritos se vuelven locos cuando aparece el dueño. Lo que debes hacer cuando regreses a casa y tu perro se enloquezca corriendo de un lado a otro y saltando por todos lados, es ignorarlo hasta que se calme y solo prestarle atención o saludarlo cuando esté completamente tranquilo. De esta forma tu perrito entenderá que te has ido, has regresado y es completamente normal.

¿Cómo saber si nuestro perro tiene ansiedad por separación y no simple aburrimiento?

1. El comportamiento de tu perro es muy distinto cuando está contigo que cuando está solo.

2. Antes de que te vayas de casa, tu perro comienza a comportarse de manera extraña, está ansioso, deprimido, te sigue por todos lados, tratar de impedir que te vayas, no obedece tus órdenes o incluso llega a esconderse. De esta forma el perro ya está anticipando la angustia que va a sentir en cuanto tú salgas por la puerta.

3. Durante tu ausencia el perro puede presentar todos o varios de los siguientes síntomas: ladridos, aullidos, defecación en todas partes de la casa, arañar puertas y ventanas y destrozos. Esto suele empezar en cuanto te vas y no después de pasar 4 horas solo, vencido por el aburrimiento.

4. Los lugares por los que sales o por los que el perro te ve irte suelen ser los más afectados. Al igual que los objetos que más olor a ti tengan.

5. En los casos más extremos se pueden presentar síntomas como diarrea, vómitos, autolesiones, temblores, falta de apetito, etc.

6. Cuando llegas a casa, el perro se muestra extremamente ansioso y tarda mucho en calmarse. Se pega a ti y te sigue por toda la casa intentando atraer tu atención.

7. Los cambios en la rutina de perro como cambio de casa, u horario generalmente hacen que los síntomas empeoren.

¿Qué hacer con un perro que sufre de ansiedad por separación y no puede quedarse solo en casa?

Lo primero que debes hacer es que este es un problema que puedes tratar, pero debes ser muy paciente, porque es un proceso largo y durante el proceso tu perrito puede tener algunas recaídas.

Muchos veterinarios optan por aconsejar a los dueños, diciéndoles que deben encerrar a su perro, pero jamás lo encierres, ya que esto no soluciona el problema, al contrario lo incrementa, ya que el perro aumentará sus niveles de estrés e intentará salir de cualquier forma ocasionándose lesiones y destrozará el área en donde lo dejes. También muchas personas optan por adoptar un perro que le haga compañía, pero eso también puede agravar el problema ya que se generan peleas por territorialidad y a tu perro como lo mencioné antes no le da miedo estar solo sino no tenerte a su lado.

Regañarlo cuando regresas de la calle, no es la mejor opción ya que tu perrito no hace las cosas porque lo desea, sino que es causado por el temor que tiene a estar sin ti y los castigos lo único que harán será incrementar el problema.

Consejos para dejar tu perro solo en casa1Lo que puedes hacer es enseñarle que puede sobrevivir estando sin ti y puedes conseguirlo con dos factores importantes: la medicación es una forma aunque facilista, pero puede ayudarle al perrito a tranquilizarse, la medicación debe ser temporal y debe estar prescrita por un veterinario, además también debe estar acompañada de un cambio de conducta ya que por si sola no vale la pena.

Por ejemplo el cambio de conducta en casos leves, debe ir acompañada de aumento en los juegos y la actividad física, ya que si tu perro está cansado luego de una larga caminata, cuando te vayas de casa no tendrá las mismas energías para volverse loco, puedes sacarlo a dar un largo paseo por el parque y permitir que corra mucho, una hora antes de salir de casa. También puedes dejarle cosas para que se entretenga en tu ausencia, déjale juguetes masticables y variarlos diariamente para que el perro no pierda el interés.

Evita los cambios bruscos en tu rutina diaria antes de salir de casa, existen rutinas que hacemos todos los días como cerrar las cortinas, agarrar las llaves o ponernos los zapatos, que hacen que nuestro perrito sepa que ya es hora de partir y que se quedará solo, por esta razón para eliminar ese estrés causado antes de salir de casa, debemos tratar de hacer todas estas cosas 30 minutos como mínimo, antes de salir de casa. También debemos evitar consentirlo o hablarle 30 minutos antes de nuestra salida y cuando volvamos lo más seguro es que el perro se vuelva loco intentando llamar nuestra atención, por esta razón no debemos saludarlo o acariciarlo hasta que se haya calmado. Lo ignoraremos mientras este ansioso y solo nos dirigiremos a él cuando lo veamos tranquilo y obediente.

Al acostarte es aconsejable que no le des las buenas noches, igual que al levantarte tampoco le des un efusivo saludo. Como ves, se pretende evitar que los momentos de separación y reunión se hagan demasiado emotivos para él. Cuantas más atenciones para él en esos momentos, más le costará encontrarse bien lejos de ti. Para hacerle la soledad más soportable puedes dejar la radio encendida con el volumen bajo. Por un lado, la música rompe el silencio de la casa, y por otro, tu perro no prestará tanta atención a los ruidos que le lleguen de fuera.

En los casos más graves de ansiedad por separación, se suelen tratar estos síntomas con ansiolíticos y antidepresivos, pero recuerda que estos medicamentos solo los debe proporcionar un veterinario y tienen como desventaja las recaídas. Además puedes continuar con los mismos consejos que te di anteriormente.

Recuerda que todo esto se trata de costumbre y de paciencia, verás como tu perro cada día se irá acostumbrando a estar solo y los destrozos y quejas de los vecinos se irán disminuyendo también.

Disfruta de tu perro, él al igual que tu te ama y es la mejor compañía, pero debes aprender a entender sus señales para compartir su amor todos los días sin el estrés que generan los problemas.

Imagen: monitorpop
Imagen: Andrew Morrell Photography