Cómo usar protector solar y no tener el rostro brillante

Todos los días escuchamos que tenemos que usar protector solar en nuestro rostro, no solo para protegerlo de los rayos ultravioleta, también para prevenir el envejecimiento prematuro. Sin embargo muchas de nosotras y me incluyo en la lista, no nos aplicamos el protector solar o la crema humectante, porque vemos como con el paso de las horas nuestro maquillaje se oxida volviéndose amarillo y aparece el brillo en nuestro rostro, sobretodo en las zonas que tenemos la piel grasa.

Recordemos que una buena rutina diaria de maquillaje, incluye la aplicación de protector solar en nuestro rostro, todos los días, así no se encuentre el día soleado. Pero si lo que deseas es conocer algunos trucos para no alejarte del protector solar, ya que al aplicártelo tu rostro se ve brillante, sigue leyendo.

Consejos para usar protector solar y evitar el brillo en el rostro

1. Recuerda que debes limpiar muy bien tu rostro tanto en las noches como en la mañana, para eliminar cualquier residuo y maquillaje presente en la piel.

2. Aplica un tónico con la ayuda de un algodón y recuerda hacer bastante énfasis en las zonas donde se produce más grasa. Recuerda que los productos que utilices, deben ser los indicados para tu tipo de piel, ya que si aplicas alguno que no funciona en tu piel, el problema del brillo, los granitos y las espinillas puede empeorar.

3. Mi truco para evitar el brillo en la zona T, es aplicar una pequeña cantidad de leche de magnesia, dejándola secar muy bien. Este paso lo puedes hacer antes o después de la aplicación del protector solar, todo depende de cómo sientas tu piel y pruebes de qué forma la aparición del brillo es más lenta.

4. Aplica el protector solar, recuerda no aplicar mucha cantidad ya que esto también dificulta su absorción y secado, lo que causa que el maquillaje se oxide mucho más rápido y aparezca el brillo. Recuerda aplicar el protector en el rostro y el cuello, además ten en cuenta que puedes elegir un protector que contenga humectantes para de esta forma sustituir la crema, lo que se traduce en menos productos, una misma acción y menos brillo.

5. Luego de la aplicación del protector, debes dejar que seque y absorba completamente, esperando aproximadamente unos 5 minutos para continuar con el maquillaje.

6. Personalmente este paso no lo realizo en mi rutina, pero si deseas puedes aplicar una capa de base líquida, especializada en pieles grasas, para tapar los poros dilatados y disimular cualquier imperfección. Es recomendable que al elegir este tipo de productos te asesores muy bien por un experto, que te ayude a encontrar el indicado para tu tipo de piel y problema de brillo.

7. Finalmente cubre con un poco de polvo ya sea de color o traslúcido que son los que finalmente previenen el brillo. Yo prefiero aplicar una capa de polvos traslúcidos primero y luego con la ayuda de una brocha aplico un poco de polvos del tono de mi piel. De preferencia elijo polvos que contengan protección solar para proporcionarle a mi piel más protección.

8. Conozco una persona que tiene la piel muy grasa y que utiliza agua de rosas para finalizar su maquillaje. Ella utiliza para aplicar el agua de rosas un spray y muy lejos de su rostro espolvorea el agua de rosas en su piel, esto le proporciona humectación y el maquillaje le dura más tiempo, además menciona que de esta forma ha logrado combatir la grasa en su piel, ya que no tiene tanto brillo como antes.

Para terminar puedes continuar con el resto del maquillaje y si durante el día ves tu piel brillante, puedes limpiarlo con una toallita húmeda especial para eliminar el brillo o con un papel de manos, dando pequeños golpecitos y retocar tu maquillaje como de costumbre.

Si tienes más trucos cuéntanoslos. Con cariño como siempre Carito :)

Imagen: Brandon Christopher Warren