¿Cómo tratar los hongos en la piel?

No debes soportar que los hongos se alojen en tu piel, consulta cómo los puedes tratar y por qué no, acabarlos por completo ¡Toma nota!

Nadie está exento de padecer un molesto y antiestético hongo, incluso pueden aparecer en cualquier parte de nuestro cuerpo; sin embargo los hongos más comunes suelen alojarse en el área de las axilas, el cabello y las uñas de nuestros pies.

Sin duda alguna, recurriríamos a un buen tratamiento para hongos, para evitarlos y buscarles su fin de una vez por todas.

¿A qué se deben los hongos?

Los contagios

Si nuestro sistema inmune es demasiado débil las probabilidades de contraer un hongo por contacto directo con otra persona que ya lo posea son mucho más altas.

¿Cómo tratar los hongos en la piel?El exceso de humedad

Un aviso rotundo dirigido a esas personas que no suelen secarse de manera apropiada a la hora de salir de la ducha.

Las células de la piel mojadas son el ambiente propicio para que un hongo se reproduzca y si no lo tenemos en cuenta también podemos ser propensos a contraer uno.

Una dieta inadecuada

Mantener una dieta balanceada es sinónimo de buena salud y estética, y la producción de hongos no son la excepción; una dieta inadecuada lleva a que el cuerpo tenga cantidades bajas en vitaminas A y C.

Lo anterior deja la ventana abierta a tener unas malas defensas, como lo señalamos previamente.

¿Cómo tratar los hongos en la piel?

Aloe vera

Una de las soluciones más prácticas, sencillas y eficientes para tratar los hongos es el aloe vera.

Lo único que debemos hacer es cortar un trozo de hoja de la planta, aplicamos el aloe vera en la zona donde tengamos el hongo y lo dejamos actuar durante cinco minutos.

Se recomienda hacer el mismo proceso diversas veces durante el día.

El ajo

El ingrediente que nunca debe faltar en la cocina puede ser igual de útil para combatir a los hongos; éste sirve para prevenir enfermedades cardiovasculares, mejorar la circulación, aumentar las defensas, entre otras cosas bastante buenas.

Haremos un aceite de ajo, para ello debemos machacar alrededor de cinco ajos y mezclarlos con aceite de oliva, luego lo depositamos en un recipiente y lo de jamos macerar por una semana.

Una vez haya pasado la semana filtraremos el aceite de ajo. Se recomienda aplicarlo dos veces al día directamente en la zona donde se encuentra el hongo.

El jengibre

Al igual que el ajo, es prácticamente una bendición para lo que a salud se refiere; podemos obtener sus beneficios consumiéndolo o aplicándolo directamente.

Para el tratamiento de los hongos lo más recomendable es aplicarlo directamente donde estos se presentan en la piel; para ello lo mezclamos con el árbol de té y hacemos un polvo altamente concentrado. Entres dos o cuatro veces debemos aplicar ésta mezcla en el hongo, notarán los resultados.

El yogurt

Gracias a sus altas cantidades de probióticos, el yogurt es una gran solución para combatir los hongos.

Sólo debemos coger un poco de yogurt, preferiblemente natural, sacar una cucharada y aplicarla directamente en la zona donde se encuentra alojado el hongo, una vez lo hayamos hecho debemos lavar con agua fría.

Podemos realizar este procedimiento dos veces en el día.

Sobre este post