Cómo limpiar un vestido de novia sin dañarlo

Con los planes de boda todas las personas suelen estar nerviosas, sobre todo las mujeres, pero es entonces cuando ocurre la gran mayoría de accidentes que manchan  y arruinan por completo en el último minuto el vestido para el gran día. Si este es tu caso, tranquila, hoy te enseñamos algunos tips de cómo limpiar un vestido de novia sin dañarlo. Además, son pasos muy sencillos en donde no tienes que gastar dinero o algo por el estilo.

Antes de limpiar un vestido de novia, hay que aclarar que las fibras naturales o tejidos realmente delicados, es un material que se debe mandar a lavar en seco en una tintorería. Los tejidos sintéticos, en especial el poliéster se pueden lavar a mano en casa, pero si a pesar de ser un tejido originario  decides lavar esta prenda en casa, debes tener presente que puedes causarle daños irreparables. En casi la mayoría de tiendas de novias dan consejos de limpieza según el material del vestido, pero lo mejor es seguir estos consejos.

como lavar un vestido de novia

Limpieza total del vestido de novia

Algo muy importante es que nunca hay que meter esta prenda en un clico pesado de lavadora, ni mucho menos utilizar agua caliente, abrasivos o la secadora en ciclo bastante caliente. Todo esto es perjudicial para la tela y aplicaciones de pedrería, aunque al lavar el vestido en casa pueden caérsele perlas y brillos pero puedes reponer las dañadas por nuevas. A continuación, elementos que puedes utilizar para la limpieza del vestido de novia:

  • Barra quita manchas o gel
  • Detergente líquido para prendas delicadas
  • Spray pre-lavado de ropa a base de peróxido
  • Toallas limpias
  • Gancho resistente para ropa que no se oxide fácilmente
  • Cloro, solo en zonas localizados
  • Tina de baño o bandeja grande que cubra toda la parte de la mancha
  • Guantes de limpieza

Procedimiento

Dependiendo del material, lo puedes limpiar de una manera u otra. Si es sintético, de algodón, lino o de otras fibras resistentes, puedes lavarlo en casa, pero la seda puede perder su brillo por lo que se debe ser más cuidadosa con ella. No es aconsejable utilizar lavadora si la prenda cuenta con aplicaciones o encajes finos.  Es por ello que antes de lavar el vestido de novia hay que realizar una prueba de resistencia en una parte poco visible del vestido, probando cada uno de los productos a usar. Si en caso de que alguno daña el tejido lo debes descartar.

Culminando lo anterior, añade el spray prelavado sobre las manchas del vestido, deja que actué mientras que con un cepillo suave  talla la tela por el revés para sacar la mancha, nunca por el derecho porque puede dañar el material. A continuación, llena la tina o bandeja grande con agua fría y añade un polvo quitamanchas y detergente líquido suave. Mezcla bien e incorpora la parte afectada del vestido, es más sencillo si lo cuelgas de un gancho y al gancho en la ducha. Deja reposar la prenda en el agua unas horas hasta que la mancha de desvanezca.

Sobre este post