Cómo hacer que mi perro pierda el miedo a ir al veterinario

Es muy normal que los perros tengan miedo al ir al veterinario, puede que cuando sean cachorros solo se encuentren nerviosos porque llegan a un lugar desconocido, con gente nueva y animales extraños, pero suelen tranquilizarse porque en ese momento lo único que desean hacer es explorar lo desconocido y si tu te encuentras tranquila él reaccionará de buena forma. Pero desafortunadamente luego de ir varias veces los perritos comienzan a tomarle miedo a ir a la veterinaria y es muy normal, porque no son tontos, ya saben que en ese lugar los van a pinchar, les van a colocar un bozal, les van a cortar las uñas, los van a vacunar, etc., por lo que no quieren acercarse a ese lugar y de allí comienza el temor. Es decir que tu perro ya hizo una mala asociación con ir al veterinario y sentir dolor en este lugar.

Sin embargo las visitas al veterinario no deberían ser una tortura para nuestros perritos y para evitar ese miedo aquí te doy unos sencillos consejos para que tu perro pierda el miedo a ir al veterinario.

Consejos para que tu perro pierda el miedo a ir al veterinario

1. Lo primero que debes hacer es elegir un buen veterinario que sea profesional y que se tome su tiempo para conocer a tu perro y sociabilizar con él. No es necesario que el veterinario le dedique dos horas a tu perro, simplemente una caricia, una palabra amable o una golosina después del tratamiento pueden hacer la diferencia.

2. Antes de ir al veterinario es recomendable dar un largo paseo con tu perro, para que cuando llegue al veterinario se encuentre cansado y por consiguiente sea mucho más manejable.

3. Además de intentar tranquilizar a tu perro es importante que tú también lo estés, ya que el estado en el que te encuentres se lo transmitirás a él. Si estás estresada, nerviosa o te molestas porque tu perro no quiere colaborar con el veterinario, lo único que lograrás es empeorar las cosas, por lo que es importante que te tranquilices y le trasmitas calma a tu perro.

4. La primera visita que haga tu cachorro es muy importante para condicionar el comportamiento para el resto de su vida, por lo que es importante que esta primera visita al veterinario sea agradable y amistosa. Puedes lograrlo llevándolo para que se habitúe pero no para que lo revisen o lo pinchen, solo para que se familiarice con el lugar y las personas.

5. Intenta llevar a tu perro periódicamente al veterinario y no solo cuando tenga una urgencia, ya que de esta manera tu perro no sentirá que cada vez que va a ese lugar es para sentir dolor. Acostumbra a tu perro a entrar al veterinario, cuando salgan a dar un paseo entra para saludar, mirar en la tienda o darle unos de los premios gratuitos que normalmente ofrecen.

6. Intenta que la conversación con el veterinario sea amistosa y con confianza, ya que aunque no lo creas si el perro percibe que es un desconocido no entrará muy tranquilo. Es recomendable por esta razón que también tú tengas una relación amistosa con el veterinario para que tu perro se sienta mucho más cómodo al entrar.

7. Si tu perro necesita visitar a la peluquería, intenta llevarlo más seguido, para que se acostumbre a los ruidos y sienta que todo lo que le van a hacer es para consentirlo y no un castigo.

8. Cuando vayan a ir al veterinario intenta llevarle su juguete favorito, golosinas, consiéntelo mucho, déjalo saludar a otros perros y a los miembros de la veterinaria, de esta forma se sentirá más a gusto e irá perdiendo el miedo.

9. Cuando estés en la consulta intenta entrar con tu perro si te sientes tranquilo al hacerlo, además no obligues a tu perro a tumbarse en la mesa, solo dale la orden y si no lo sabe hacer, enséñale en casa, ya que muchas veces cuando el veterinario les da este tipo de órdenes ellos no las toman de la mejor manera.

10. Si no puedes controlar los nervios al entrar al veterinario, porque te duele mucho al verlo estresado, es mejor que no entres con él a la consulta ya que lo pondrás muy nervioso.

11. Acostumbra a tu perro al bozal en casa, para que cuando llegue al veterinario ya se encuentre familiarizado con él, muchos perros se sienten amenazados por el veterinario cuando él es quien les coloca el bozal, entonces, será mucho más fácil para el perro si ya está acostumbrado a él y tú mismo se lo colocas en el veterinario.

12. Si tu perro siente miedo no intentes consolarlo, ya que no es una persona que necesita un abrazo, al intentar consolarlo estas haciendo que su miedo crezca ya que le estas premiando el miedo. Actúa con normalidad como si no pasara nada de esta manera vera que es un acto normal y se acostumbrará.

13. Si te es posible también puedes utilizar el servicio que ofrecen en las veterinarias para que vayan a tu casa, de esta forma tu perrito se sentirá mucho más cómodo y tranquilo.

Los perritos son la mejor compañía y si tienes un perro feliz tú también lo serás. Ellos lo único que hacen es entregar amor y ternura incondicional, por lo que todo lo que hagas debe ser para retribuir eso mismo. Amemos a los animales :). 

Loading...

Sobre este post