Cómo hacer exfoliantes caseros a base de frutas

Los productos exfoliantes elaborados con frutas ayudan a proteger la piel mientras eliminan las células muertas. Te compartimos algunas recetas

La exfoliación es un tratamiento muy interesante que puede apoyar la limpieza profunda de la piel para deshacerse de las células muertas y otras impurezas que van obstruyendo los poros.

Hasta hace algunos años se pensaba que era una técnica exclusiva de los centros de belleza, a la cual pocas podían tener acceso por los costos que implicaba.

No obstante, con la tendencia de ser más ecológicas y amigables con el medio ambiente, se empezó a promover el uso de ingredientes de origen natural con cualidades astringentes, reparadoras y exfoliantes.

Cómo hacer exfoliantes caseros a base de frutas
© deniskomarov – Fotolia.com

Estos productos ya son los preferidos por muchas mujeres debido a la poca inversión que requieren y a los increíbles cambios que generan sobre la piel.

Hoy nosotras hemos querido compartir algunas recetas de exfoliantes naturales cuyas cualidades se basan en las propiedades nutricionales que aportan algunas frutas. ¿Lista para empezar a utilizarlos?

Exfoliantes naturales a base de frutas

1. Exfoliante corporal de manzana

La manzana contiene un compuesto conocido como ácido málico, que ayuda a regular el pH natural de la piel mientras facilita la eliminación de las células muertas.

Combinada con ingredientes como el limón y la miel podrás hacer un exfoliante corporal para renovar todo el cuerpo y reducir los efectos del daño oxidativo.

Ingredientes

  • 1 manzana.
  • 1 cucharadita de miel.
  • 2 cucharadas de leche.
  • ½ cucharadita de jugo de limón.

¿Cómo prepararlo?

  • Trocea la manzana e introdúcela en una licuadora con la miel, el limón y la leche.
  • Procesa todo hasta obtener una pasta espesa.

Modo de aplicación

  • Sobre el rostro limpio, extiende una capa de la mezcla y déjala actuar durante 30 minutos.
  • Pasado dicho tiempo, hacer suaves masajes circulares y removerla con agua tibia.
  • Repetir su aplicación una o dos veces por semana.

Visita además: Exfoliantes caseros para prevenir y eliminar las manchas de las axilas.

2. Exfoliante natural de limón

El jugo de limón es uno de los ingredientes más utilizados en la elaboración de productos estéticos para el cuidado de la piel.

Su acción astringente y reparadora sirve para eliminar las células muertas de la piel mientras se apoya la renovación celular.

Ingredientes

  • 1 cucharada de jugo de limón.
  • 1 cucharada de miel.

¿Cómo prepararlo?

  • Mezcla los dos ingredientes hasta obtener una pasta uniforme.

Modo de aplicación

  • Siempre en horas de la noche, extiende el producto sobre el rostro, teniendo cuidado de no untar el contorno de los ojos.
  • Déjalo actuar de 10 a 15 minutos y enjuaga.
  • Puedes aplicarlo hasta 3 veces por semana.
  • Asegúrate de usar protector solar al día siguiente.

Lee también. 5 exfoliantes caseros para un rostro espectacular.

3. Exfoliante facial de banana y avena

La banana es una fruta rica en propiedades hidratantes que ayudan a conservar la humedad natural de la piel para prevenir problemas a causa de la sequedad.

Combinado con un poco de avena se puede hacer un exfoliante suave para eliminar las impurezas y darle una apariencia renovada.

Ingredientes

  • ½ banana madura.
  • 1 cucharada de avena.

¿Cómo prepararlo?

  • Tritura la banana utilizando un tenedor y mézclalo con una cucharada de avena hasta obtener una pasta espesa.

Modo de aplicación

  • Limpia la piel antes de aplicar el producto.
  • Extiende la crema exfoliante con suaves masajes circulares y déjala actuar durante 10 minutos.
  • Enjuaga con agua templada y repite su aplicación dos veces por semana.

Lee también: Cómo preparar dos exfoliantes naturales de azúcar, pepino y té verde.

Los exfoliantes frutales son una gran elección para mantener una piel radiante y joven. Todos hacen un aporte significativo de antioxidantes, sustancias que detienen el envejecimiento prematuro. ¡Aprovéchalos!

Sobre este post