9 remedios caseros para blanquear las uñas de las manos y los pies

Te compartimos los 9 mejores remedios caseros para blanquear y fortalecer las uñas amarillentas. ¡Pruébalos!

Las uñas se han convertido en una parte muy importante de la estética femenina y, de hecho, se consideran como una carta de presentación para los demás.

El deseo de todas es conservarlas fuertes, saludables y brillantes, pero en ocasiones puede ser un poco difícil por su constante contacto con diversas sustancias.

El uso prolongado de esmaltes y químicos, la falta de nutrición y las toxinas del ambiente son algunas de las razones por las que tienden a debilitarse y cambiar de color.

Además, tanto en las manos como en los pies pueden desarrollarse desagradables hongos que las deterioran de forma notable en poco tiempo.

Por suerte, en la actualidad se les está dando más importancia y cada vez encontramos más productos de belleza diseñados para cuidarlas.

9 remedios caseros para blanquear las uñas de las manos y los pies
flickr

No obstante, para quienes siguen prefiriendo las opciones caseras, hay una serie de tratamientos alternativos que nos permiten fortalecerlas mientras les quitamos ese tono amarillento que las hace lucir mal.

En esta oportunidad hemos querido recopilar los 9 más interesantes para que no dudes en incluirlos en tu rutina de belleza. ¡Toma nota!

Remedios caseros para blanquear las uñas de las manos y los pies

1. Jugo de limón y leche

Una sencilla combinación de jugo de limón y leche nos da como resultado un remedio blanqueador para nutrir las uñas y revitalizarlas.

El limón ayuda a remover la coloración amarillenta, mientras que la leche las fortalece y les brinda una acción protectora.

Ingredientes

  • 2 limones.
  • ½ taza de agua.
  • ½ taza de leche.

¿Cómo hacerlo?

  • Extrae el zumo de los dos limones y mézclalo en un recipiente con media taza de agua.
  • Sumerge las uñas durante 10 minutos, retíralas y sécalas con un paño limpio.
  • A continuación, sumerge las uñas en la leche y déjalas por 10 minutos más.
  • Finalizado el tratamiento, enjuaga con agua tibia.
  • Repite su aplicación mínimo tres veces a la semana.

Visita además: 10 interesantes trucos para embellecer tus uñas sin gastar mucho tiempo.

2. Gel de aloe vera

El gel que contiene la planta de aloe vera es un remedio natural con múltiples aplicaciones en la salud y la belleza.

En el caso de las uñas nos ayuda a hidratarlas y tiene un efecto blanqueador que permite removerles esa capa amarillenta.

Además, gracias a sus propiedades antisépticas y antifúngicas nos sirve para prevenir el desarrollo de hongos o infecciones.

Ingredientes

  • 1 hoja de aloe vera.
  • ¼ de taza de agua.

¿Cómo hacerlo?

  • Extrae el gel de una hoja de aloe vera y mézclalo en la licuadora con un cuarto de taza de agua.
  • Tras obtener un zumo natural, sumerge las uñas por 10 minutos y enjuaga.
  • Repite el mismo tratamiento todos los días.

3. Vinagre blanco y agua oxigenada

Tanto el vinagre blanco como el agua oxigenada tienen propiedades blanqueadoras que se han utilizado con diversos fines en la limpieza del hogar.

Lo que muchos desconocen es que también se pueden aprovechar en lo estético, específicamente para renovar la apariencia de las uñas.

El vinagre blanco cuenta con agentes antisépticos que sirven para evitar la formación de hongos y manchas.

Por su parte, el agua oxigenada complementa el efecto anterior, siendo un potente agente blanqueador.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de agua oxigenada
  • 4 cucharadas de vinagre blanco
  • 1 pincel

¿Cómo hacerlo?

  • Diluye el agua oxigenada con las cuatro cucharadas de vinagre blanco.
  • A continuación, sumerge el pincel limpio de un esmalte y aplica el producto sobre las uñas.
  • Úsalo todos los días, hasta dos veces al día.

4. Aceite de limón

El aceite esencial de limón tiene propiedades hidratantes, antioxidantes y antifúngicas que podemos aprovechar para nutrir la delicada capa de las uñas, eliminando el tono amarillento y los hongos.

Su uso regular protege las cutículas y ayuda a evitar el desarrollo de infecciones y quiebre.

Ingredientes

  • 10 gotas de aceite esencial de limón.
  • 1 trozo de algodón.

¿Cómo hacerlo?

  • Humedece un trozo de algodón con las gotas de aceite esencial de limón y úsalo para frotar las uñas afectadas.
  • No tienes necesidad de enjuagarlo y lo puedes usar hasta tres veces al día.

Lee también: Crema casera para hidratar las cutículas de las uñas.

5. Pastillas para dentaduras

Las pastillas que venden para limpiar las dentaduras postizas son un buen remedio para quitar las manchas amarillas en la capa de las uñas.

Estas se deshacen con mucha facilidad en el agua y actúan sobre las áreas afectadas casi de inmediato.

Ingredientes

  • 1 pastilla para dentaduras.
  • ½ taza de agua

¿Cómo hacerlo?

  • Disuelve la pastilla en media taza de agua y remoja las uñas durante dos o tres minutos.
  • Pasado este tiempo, sécalas bien.
  • Úsalo todos los días o mínimo tres veces a la semana.

6. Aceite de oliva y de árbol de té

La combinación de aceite de oliva con aceite esencial de árbol de té nos da como resultado un tratamiento nutritivo y antiséptico para cuidar las uñas.

El aceite de oliva contiene cualidades hidratantes que nos ayudan a fortalecerlas para evitar el quiebre y la sequedad.

Por su parte, el aceite de árbol de té cuenta con un poderoso efecto antifúngico que combate los hongos que causan alteración del color.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de aceite de oliva.
  • 6 gotas de aceite esencial de árbol de té.
  • 1 brocha.

¿Cómo hacerlo?

  • Mezcla el aceite de oliva con el aceite esencial de árbol de té y viértelo en un pequeño frasco.
  • A continuación, sumerge la brocha pequeña y frótala sobre las uñas que deseas tratar.
  • Úsalo una vez al día, mínimo tres semanas seguidas.

7. Jugo de manzana

La aplicación de jugo de manzana natural nos sirve para nutrir las uñas y reducir esa antiestética coloración amarilla.

Este se recomienda en especial para los pies, aunque también puede ser utilizado en las manos.

Ingredientes

  • 2 manzanas.
  • ¼ de taza de agua.

Visita también: Esmalte casero para endurecer y hacer crecer las uñas.

¿Cómo hacerlo?

  • Corta las manzanas en varios trozos y ponlas en la licuadora con un cuarto de taza de agua.
  • Tras obtener el zumo, viértelo en un cuenco grande y sumerge los pies en este.
  • A continuación, asegúrate de frotar bien los pies por unos minutos para que el zumo tenga efecto.
  • Déjalos unos 15 minutos y enjuaga.
  • Sécalos bien y procura quitar hasta la humedad que queda en la parte interior de la uña.

8. Aceite de orégano

El aceite de orégano cuenta con cualidades antisépticas que podemos aprovechar para combatir los hongos e infecciones en las uñas.

Combinado con un poco de aceite de oliva obtenemos un tratamiento fortalecedor para darles una apariencia renovada.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 8 gotas de aceite esencial de orégano.

¿Cómo hacerlo?

  • Combina los dos aceites y aplícalos sobre las uñas amarillas durante unos 21 días.

9. Ajo

El ajo es uno de los ingredientes más populares entre los remedios alternativos para combatir los hongos y enfermedades de las uñas.

Sus propiedades antibióticas y antifúngicas actúan de forma eficaz contra varios patógenos que las debilitan y les hacen perder su color.

Además, usándolo de forma regular se pueden prevenir afecciones comunes como el llamado pie de atleta.

Ingredientes

  • 5 dientes de ajo
  • 1 vaso de agua

¿Cómo hacerlo?

  • Pela y tritura los cinco dientes de ajo y ponlos en una olla con un vaso de agua.
  • Déjalos hervir unos cinco minutos.
  • Agrégale agua fría para que quede a una temperatura soportable y sumerge los pies.
  • Déjalos en remojo por 20 minutos y sécalos bien.
  • Repite su aplicación tres veces a la semana.

Empieza a utilizar cualquiera de estos remedios caseros y mejora en poco tiempo la apariencia de tus uñas.

Para mejores resultados, trata de evitar el uso excesivo de esmaltes para uñas y removedores. Deja que tus uñas respiren al natural durante algunos días.

Además, ingiere una dieta saludable y evita malos hábitos como el cigarrillo.

Lee también: Prepara tus pies para las sandalias con estos sencillos consejos.