8 hábitos desintoxicantes que toda persona debería incorporar en su vida

Los hábitos de desintoxicación son una de las mejores formas para mejorar la calidad de vida. Te compartimos los 8 que todos deberían empezar a practicar

La desintoxicación del cuerpo se ha convertido en una de las grandes necesidades de todas las personas, ya que de una u otra forma estamos expuestos a varios factores que causan acumulación de desechos en los sistemas más importantes del organismo.

Gracias a la función que desempeñan órganos de limpieza como los riñones, el hígado y el colon, muchos de los desechos del cuerpo son eliminados todos los días para evitar el desarrollo de diversas enfermedades.

Sin embargo, por el estilo de vida moderno, el sedentarismo y la exposición a la contaminación se ha generado una sobrecarga en las funciones de estos órganos, impidiendo que trabajen en perfectas condiciones, y originando la acumulación de compuestos tóxicos.

Por esta razón, desde hace mucho se vienen promoviendo algunos hábitos saludables cuyo impacto en el cuerpo impulsa la desintoxicación natural y efectiva.

8 hábitos desintoxicantes que toda persona debería incorporar en su vida
© puhhha – Fotolia.com

En esta ocasión vamos a compartir los 8 más importantes y fáciles de aplicar para que todos empiecen a considerarlos en sus rutinas. ¡No te los pierdas!

Cómo desintoxicar tu cuerpo de manera natural

1. Tomar más agua

Muchos no se alcanzan a imaginar cuán beneficioso es tomar una buena cantidad de agua al día. El cuerpo está compuesto en una gran parte de agua y de ahí la importancia de beber este preciado líquido.

Su consumo diario participa en la limpieza del cuerpo, estimulando la digestión y aumentando las energías.

Además, entre otras cosas es buena para:

  • Mejorar la energía y vitalidad del organismo.
  • Incrementar el rendimiento físico y mental.
  • Hidratar el cuerpo.
  • Regular la temperatura corporal.
  • Lubricar las articulaciones.
  • Depurar los riñones.
  • Combatir la retención de líquidos.

¿Cuánta agua debo tomar?

  • A nivel general se aconseja beber entre 6 y 8 vasos de agua al día. Pero además, se puede ingerir mediante el consumo de frutas, verduras, licuados y aguas saborizadas.

Visita además: 4 deliciosas aguas frutales saludables para sustituir la gaseosa.

2. Hacer actividad física

Hacer actividad física de forma regular siempre será una buena elección para mantenerse en buen estado físico y emocional.

A través de este hábito se estimula la buena circulación sanguínea, se impulsa la eliminación de las toxinas y, como todos lo saben, es la mejor forma para mantener un peso saludable y estable.

Incorporar una rutina de ejercicio diaria es una de las claves para mejorar la calidad de vida y disminuir  el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas.

¿Cómo puedo empezar?

Si eres una persona sedentaria ten mucho cuidado al momento de empezar una rutina de ejercicios.

  • Empieza adoptando una rutina de bajo impacto, que no dure más de una hora. A medida que el cuerpo se vaya adaptando, incrementa su intensidad y el tiempo.

Lee también: Remedio casero para desintoxicar el cuerpo y bajar de peso.

3. Elegir productos ecológicos de alimentación y cosmética

En la actualidad los productos químicos y procesados han invadido el mercado ofreciendo opciones aparentemente saludables tanto para el organismo interno como para la piel.

Lo cierto es que ningún producto de este tipo va a remplazar a los beneficiosos orgánicos que pueden emplearse tanto en la alimentación como en la cosmética.

¿Cuáles son esos productos?

  • Alimentos de origen natural como las frutas, verduras y cereales.
  • Carnes magras y grasas saludables.
  • Mascarillas y recetas naturales para la belleza.

4. Limpiar la lengua

Aunque casi siempre lo pasamos por alto, la lengua está llena de gérmenes y bacterias que se desarrollan con facilidad cuando esta no se limpia de forma adecuada.

Para evitar las toxinas e infecciones en esta parte del cuerpo, es esencial limpiarla todos los días para quitarle esas impurezas.

¿Cómo la puedo limpiar?

  • Consigue un cepillo de dientes suaves o un limpiador de lengua y frótala con cuidado durante el cepillado habitual.
  • Adquiere enjuague bucal para mejores resultados.

5. Dormir bien

La calidad de sueño desempeña un papel fundamental en el funcionamiento general del cuerpo. En ese tiempo de descanso el organismo trabaja para renovar las energías físicas y mentales, además de eliminar ciertas toxinas que se acumulan durante el día.

Un descanso adecuado facilita la purificación del organismo y permite el desarrollo de funciones que durante el día no son posibles.

Además, influye en el estado del sistema nervioso, el estado de ánimo y la salud cerebral.

¿Cuántas horas debo dormir?

  • Siempre se aconseja dormir entre 7 y 8 horas diarias sin interrupciones.

6. Ingerir más probióticos

Los alimentos probióticos se han convertido en una de las mejores formas de mejorar la salud intestinal y fortalecer el sistema inmunológico.

Se trata de cultivos vivos, como el yogur natural, el cual regula la flora intestinal para prevenir enfermedades digestivas o asociadas con las defensas del cuerpo.

¿Cuáles son los alimentos probióticos?

  • El yogur.
  • El kéfir.
  • Chocolate negro.
  • Pepinos encurtidos.
  • Col fermentada.

Lee también: Dieta para desintoxicar el cuerpo en 24 horas.

7. Tomar jugos detox

Que los jugos detox sean populares por estos días no es una coincidencia. Se ha demostrado que desempeñan una excelente labor en la limpieza del cuerpo, ya que es una forma interesante de proporcionarle los nutrientes que necesita para depurarse.

Estos jugos o licuados se elaboran con ingredientes 100% naturales y orgánicos, los cuales no causan efectos secundarios, pero sí actúan en beneficio del sistema digestivo, el metabolismo, la ansiedad y muchos otros trastornos que aquejan con frecuencia a las personas.

Son muy recomendados para las personas que desean bajar de peso, ya que controlan el apetito y eliminan las sustancias de desecho que pueden estar impidiendo adelgazar.

Además, sus  nutrientes actúan como un energizante natural, ayudando a mejorar el rendimiento físico y mental para una jornada más productiva.

¿Cómo puedo preparar estos jugos?

Por lo general se combinan frutas, verduras, semillas y agua. Una de las recetas más recomendadas es la siguiente:

Ingredientes

  • 1 zanahoria.
  • 1 manojo de apio.
  • 1 manzana verde.

Preparación

  • Se incorporan todos los ingredientes en la licuadora, se le agrega medio vaso de agua y se procesa.
  • Tras obtener un licuado libre de grumos se consume de inmediato.
  • Tomar preferiblemente en ayunas.

Lee además: Los mejores batidos verdes para desintoxicar.

8. Tomar un baño de sal

Expertos coinciden en que los baños con sal son una buena terapia para eliminar la tensión del cuerpo y facilitar su desintoxicación.

Si el agua está caliente (a una temperatura soportable) los poros se dilatan, y al aportarle sal, se produce un fenómeno llamado ósmosis que facilita la expulsión de todas las toxinas acumuladas en la piel.

A su vez, la sal alcaliniza las células y altera el ambiente de aquellas que pueden ocasionarle daños a la salud.

Durante estos baños el organismo transpira eliminando anhídrido carbónico (CO2), así como grasas y ácido úrico.

Este tipo de desintoxicación es esencial para mantener la buena salud de la piel, pero también influye en la salud de los pulmones, los riñones y el hígado.

¿Cómo puedo hacer un baño de sal?

  • Prepara un baño de agua caliente y agrégale un kilo de sal marina ecológica o sal del Himalaya.
  • Sumerge el cuerpo y permanece durante 20 minutos.
  • Repítelo dos veces al mes.

Incorporar todos estos hábitos en las rutinas de vida es una gran forma de generar un impacto positivo en la salud general del cuerpo.

Aunque para una persona sedentaria no es fácil cambiar de la noche a la mañana su estilo de vida, sí es posible lograrlo de manera gradual y siendo conscientes de la importancia de mejorar la salud.

Lee también: 5 usos de la sal como tratamiento de belleza que no te imaginabas que existían.

Por supuesto, para que estos hábitos sean aún más efectivos, se deben hacer a un lado aquellas costumbres poco saludables como es el caso del consumo del tabaco, alcoholismo, mala alimentación, sedentarismo, entre otros. ¡Empieza ahora mismo!

Sobre este post