4 recomendaciones para combatir el mal aliento

Si acaso padeces de mal olor en tu boca leernos puede ayudarte con tu problema, ya que hoy te traemos algunas soluciones caseras para que elimines esta condición ¡Anímate!

El mal aliento es también conocido como halitosis, su característica principal se basa, básicamente, en provocar olores bastante fuertes y desagradables; aunque es un padecimiento bastante molesto, es más común de lo que las personas suelen pensar.

A pesar de ser tan común, la mayoría de personas que lo padece no suele aceptarlo, ya que, lo asocian con problemas de higiene o con insuficiencia en el aseo personal, pero, la halitosis como tal no es asociada con un descuido en la higiene, ésta es una enfermedad o el síntoma de una que puede ser peligrosa.

No estamos afirmando que el mal aliento no se produce por culpa del desaseo, esto ocurre; pese a eso, en nuestro artículo hacemos referencia a la halitosis como tal.

Ésta puede llegar a ser tan fuerte que el uso de productos higiénicos para la salud oral no alcanza a contrarrestarla; tanto cremas dentales como enjuagues se quedan cortos, razón que preocupa aún más a las personas que la padecen.

Por lo anterior les expondremos una serie de recomendaciones para contrarrestar el mal aliento; si éste persiste la recomendación principal que les damos es la de visitar a su médico de confianza.

4 recomendaciones para combatir el mal alientoConsumir más agua

Sin importar el problema que se tenga con respecto al mal aliento o la halitosis, el consumo de agua diario debe ser elevado, esto con el fin de mantener al organismo completamente hidratado.

Con respecto al problema al cual nos estamos refiriendo, el agua estimula la producción de saliva y a su vez contribuye a que el aliento se mantenga fresco, todo gracias a las bacterias eliminadas por este delicioso líquido bendito.

Masticar perejil

El alto contenido de clorofila que posee el perejil ayuda a la cavidad oral a mantener en la mejor de las condiciones posibles, ya que éste altera el ambiente imposibilitando la aglomeración de bacterias.

Una de las ventajas frente a esta solución es lo económica y fácil de aplicar que resulta.

Masticar semillas de cardamomo

Las semillas de cardamomo liberan un olor exquisito, lo curioso de éstas es que al ser masticadas, posiblemente no detectemos su aroma, sin embargo, las personas que se encuentra cerca de nosotros lo harán con mucha facilidad.

Éstas son quizá uno de las alternativas más antiguas que existe para tratar los problemas de halitosis.

Evitar los alimentos de aroma fuerte

El problema de la halitosis puede ser bastante elevado, aunque en muchas ocasiones somos nosotros mismos los que le damos pie a éste para que crezca y crezca; una forma de ‘alimentarlo’ es ingiriendo alimentos que desprenden olores muy fuertes.

Por tal razón se deben evitar este tipo de alimentos, tales como el pescado, el ajo y la cebolla; sin importar el poseer o no tal enfermedad o síntoma, el consumo de estos hace que el organismo tenga mal aliento.

Se debe diferenciar el evitar del eliminar; hay que tener en cuenta los saludables que son los alimentos nombrados anteriormente, sin embargo, la recomendación es consumirlos en cantidades más reducidas, con el fin de prevenir el mal olor prolongado.

Sobre este post