¿Cómo fomentar la lectura en los niños?

Leer es un pasatiempo que se disfruta, es algo que no se puede realizar obligado ya que como se dice “la imaginación vuela” y no debe tener cuerdas que estén atadas a molestias en este mundo terrenal (ves! Ya empezaste a imaginar!), es algo que tiene que surgir desde el fondo de nuestro corazón, que se debe anhelar.

nino-leyendoEs cierto que leer es la ventana del saber, ya que podemos remontarnos hasta épocas arcaicas con solo tener en nuestras manos un buen libro, pero a veces las personas (en especial los niños) no ven este gran tesoro como algo espectacular sino como algo aburrido y cansón, aportando más tiempo a otras distracciones y dejando de lado la oportunidad de tener costumbre muy sana.

Estudios han demostrado que la niñez juega un papel muy importante en el amor hacia los libros, ya que tiene factores que marcan la vida del “futuro lector” como por ejemplo asociar los libros con un momento especial entre padre e hijo al sentarlo en el regazo y contarles o cantarles cuentos antes de dormir, tal vez si echamos un vistazo al pasado podemos recordar como nuestro abuelo o mamá nos contaban historias que nosotros podemos narrar ahora a nuestros hijos impregnado muchas sensaciones que todavía sentimos y que ellos podrán captar.

En el mercado existen muchos libros pero no todos son buenos, así que antes de adquirir uno entérate muy bien sobre su contenido y si es el indicado para la edad y el conocimiento de tu hijo, hasta los 7 años leerles cuentos y poner música que haga volar su imaginación está bien (ya que ellos no manejan muy bien el lenguaje), otra cosa que puedes hacer para estimular este espectacular hábito es llevarlos a sesiones de cuentacuentos en las bibliotecas ya que podrán observar que tu compartes este momento con ellos y verán tu interés, así que tenderán a imitarte.

Los libros son un buen regalo, pero a veces son muy caros, así que puedes ir a la biblioteca y sacarle un carné a tu hijo para que tenga “acceso libre” a leer cuando quiera, además de crear una responsabilidad importante para ellos la cual es poseer un documento de valor que puedan guardar en su billetera y mostrarla a todo aquel que sea de su confianza.

La imaginación de los niños esta en total movimiento así que no te debes sorprender si un día leen un libro y lo están dejando a un lado dos días después, acordémonos que leer es un placer y  si los obligarnos a terminar lo que han empezado podemos producir el efecto contrario a lo que estamos buscando.

Podemos poner diferentes temas de libros en distintas partes de la casa (incluido el baño), para que pueda tener la opción de leer un libro en cualquier lugar sin tener a un adulto diciéndole que lo debe hacer, sino que nazca por iniciativa propia.

Loading...

Sobre este post