Tratamientos naturales para eliminar el acné

Hoy te dejamos algunos tratamientos naturales para que combatas y prevengas este problema. ¿Te animas?

El acné es una afección que afecta la salud de la piel haciendo que se vea grasosa y mal estéticamente. Este problema es producto del exceso de grasa producido por las glándulas de la piel, la cual se presenta con brotes que comúnmente llamamos granos o espinillas. Esta afección afecta a las personas de todas las edades, aunque por lo general ocurre en la etapa de la adolescencia.

En la aparición del acné influyen factores como los hábitos de vida, la alimentación, los cambios hormonales, el uso de cierto maquillaje, las emociones depresivas, el estrés, entre otros más. Sin embargo, en la actualidad hay muchas formas de tratar este problema y aunque se han creado diferentes productos químicos, lo más recomendado siguen siendo los remedios naturales.

¿Cómo prevenir el acné?

Acne

El acné puede aparecer por hábitos de vida que podemos controlar y evitar; tomando algunas medidas podemos evitar que este problema nos afecte en algún momento de la vida y, si ya lo padecemos, ayudará a reducirlo notablemente. ¡Disfrútalos!

  • Lavar muy bien la piel todos los días: es esencial mantener la piel limpia y fresca, ya que ayuda a quitar el exceso de grasa  y de  células muertas  que pueden bloquear los poros de la piel.
  • Lavar la piel después de hacer ejercicio: por lo general la sudoración que se produce después del ejercicio, suele tapar los poros. Es muy importante eliminar la sudoración para evitar que bloquee los poros y empeore la situación de acné.
  • Maquillaje: procurar usar maquillaje natural y libre de químicos.
  • Cuidar la alimentación: evitar el consumo excesivo de fritos, comida chatarra, lácteos y cualquier alimento que tenga exceso de grasas.
  • Descansar: cuando no le dedicas tiempo al descanso, la piel tiende a irritarse, debilitarse y enfermar. Este factor influye mucho en la aparición de acné y complica más su tratamiento.

¿Cómo tratar el acné naturalmente?

Con el paso de los años, los estudios y experiencias de la gente, se ha comprobado que muchos tratamientos naturales ayudan a prevenir, reducir e incluso eliminar por completo el acné. Hoy te dejamos algunos tratamientos naturales para que combatas este problema. ¿Te animas?

Jugo de limón

Limon

Para reducir el problema de acné, exprime el jugo de un limón y aplícalo sobre las zonas afectadas utilizando un algodón. Deja actuar toda la noche y al día siguiente enjuaga bien.

NOTA: Se recomienda no aplicar durante el día o cuando vaya a exponerse al sol, ya que puede causar manchas en la piel.

Ajo

El ajo tiene propiedades desinfectantes, antibióticas, desintoxicantes y purificadoras. Comer un diente de ajo diario ayudará a eliminar el acné, ya que limpia y purifica la sangre. También se puede aplicar directamente sobre los granos de acné frotándolos varias veces al día.

Patatas

Patatas-500x325

Las patatas contienen vitaminas que ayudan a eliminar el enrojecimiento que provoca el acné. Ponerse patatas directamente sobre la piel ayudará a eliminar la grasa de los poros y ayudará a conseguir una piel más suave.

Si deseas conocer más mascarillas para eliminar el acné visita mascarillas con aspirinas para eliminar el acné.

Zanahoria

La zanahoria es un antioxidante muy sano que ayuda a prevenir y controlar el acné. Se puede bebes sumo de zanahoria y/o aplicar una mascarilla usando rodajas de zanahoria directamente sobre la zona afectada.

Aloe vera

Jugo-de-aloe

El aloe vera tiene propiedades antibacterianas y astringentes, ideales para tratar el problema de acné. Se recomienda aplicar pulpa de aloe en la zona afectada, varias veces al día. También es ideal tomar jugo de aloe para controlar y prevenir nuevas apariciones de acné; de paso se pueden aprovechar otras de sus propiedades que la harán mucho bien a la salud.

Recuerda…

Para prevenir el acné es ideal mantener hábitos de vida saludable, además de tratar -en caso de ya presentarse- con remedios naturales, siempre y cuando no sea un problema excesivo y grave, puesto que en este caso sería recomendable visitar al dermatólogo inmediatamente.

Sobre este post