¿Qué es más saludable para el cabello: el agua fría o caliente? ¡Descubre la respuesta!

¿Alguna vez te has preguntado cuál es la temperatura de agua más adecuada para enjuagar tu pelo? Hoy te damos la respuesta

Ya muchas tienen claro que para lucir una melena abundante y saludable se requieren más cuidados que el uso habitual de champú y acondicionador.

Aunque estos dos productos son esenciales para el cuidado diario de la melena, también es primordial tener en cuenta otros posibles factores que influyen en su estado.

Cuando de lavar el cabello se trata, hasta la temperatura del agua se debe considerar según la necesidad que se tenga.

Por esta razón muchas chicas tienen la duda sobre cuál es el agua más conveniente para enjuagar: ¿fría o caliente?

Qué es más saludable para el cabello el agua fría o caliente Descubre la respuesta
© Photographee.eu – Fotolia.com

En esta ocasión queremos compartir todos los puntos a favor y en contra que tienen ambas temperaturas para la salud capilar. Descubre cuál es mejor y tenlo en cuenta para mantener la salud de tu cabellera.

Visita además: Beneficios de lavar tu cabello con acondicionador.

Ventajas y desventajas del agua fría

Uno de los principales beneficios que se obtienen al lavar el pelo con agua fría es que se sellan los poros capilares, evitando la suciedad y la acumulación de grasa en el cuero cabelludo.

Su aplicación retiene la humedad natural del pelo y esos aceites naturales que contribuyen a mantener toda la estructura capilar saludable.

Por otro lado, incrementa el brillo del cabello y lo alisa de forma natural cerrando las escapas de la cutícula que suelen causar sequedad.

No obstante, a algunas no les cae de todo bien ya que suele disminuir el volumen y movimiento del pelo, lo que lo hace más difícil de manejar.

Ventajas y desventajas del agua caliente

Aunque el agua caliente no está muy aconsejada ni para el pelo ni para la piel, hay que rescatar que en ocasiones tiene un punto a favor para conservar la belleza de la melena.

Su vapor ayuda a abrir los poros y la cutícula del pelo para un lavado profundo que permita la eliminación de suciedad acumulada en el cuero cabelludo.

Lee también: 3 champús caseros para hacer crecer el cabello rápido.

Resulta bastante apropiado para quienes sufren de exceso de producción de grasa, ya que es una forma de regularla de forma rápida y natural.

Sin embargo, todas han de saber que se trata de un arma de doble filo, ya que aunque ayuda a remover la suciedad adherida, también genera quiebre y daños en las estructuras que componen el cabello.

El exceso de calor puede acabar con los aceites naturales del pelo y derivar problemas como la sequedad, puntas abiertas y frizz.

¿Entonces cuál utilizar?

Si la textura del cabello es gruesa y se acompaña de exceso de grasa podría resultar beneficioso enjuagarlo de forma ocasional con agua tibia.  Si es encrespada o fina un lavado sin calor y vapor resulta más adecuado.

En cualquier caso siempre será más aconsejado utilizar agua fría, ya que además de retener la humedad apropiada del pelo, también estimula la circulación para activar el cerebro y las funciones asociadas con el crecimiento natural del cabello.

Estamos seguros que a partir de ahora vas a tomar la mejor decisión para cuidar tu melena a la hora de enjuagarla. Ten en cuenta lo que aclaramos en este espacio y aplícalo según las necesidades que consideres que tengas.

Visita además: Champú casero para prevenir la caída del cabello y estimular su elasticidad.

Sobre este post