Expertos destacan aumento en casos bulimia y nuevos trastornos

Expertos en nutrición destacaron hoy que se está registrando un aumento de los casos de bulimia en España, al tiempo que han aparecido nuevos trastornos de la alimentación como el llamado ‘trastorno del atracón’.

Así lo afirmó a EFE La jefe de la Unidad de Nutrición del Hospital La Paz, Carmen Gómez Candela, en el marco del I Congreso Nacional sobre Anorexia y Bulimia en Internet, inaugurado hoy en Madrid por el Defensor del Menor, Pedro Núñez Morgades.

El trastorno por atracón, como su nombre indica consiste en darse atracones de comida, sin más y como medida compensatoria, lo cual conduce a la obesidad.

El perfil de las mujeres que padecen este trastorno, también en aumento, es el de una mujer que debuta en la cuarentena o la cincuentena, con rasgos depresivos y que utiliza la comida para aliviar su angustia y malestar.

En cuanto a la bulimia, la nutricionista señaló a Efe que la bulímica suele ser una mujer joven con un excesivo culto a la imagen.

Son, dijo, mujeres muy aparentes, que pueden estar en un peso normal, pero lo están a expensas de saltarse comidas, tener atracones y después vómitos y consumir cualquier tipo de fármacos, y esto, advirtió, es ‘tremendamente peligroso’ para la salud.

En cuanto a los menores con trastornos de la alimentación, generalmente anorexia, apuntó que son niños que tienen generalmente una falta de autoestima, que no se gustan, ni se quieren a sí mismo.

Aquí, explicó, la familia tiene un papel relativo y aunque un buen entorno familiar ayuda, son niños que según va evolucionando la enfermedad se van desarraigando de todo.

Para esta especialista, el medio socio cultural también influye en los trastornos alimenticios al marcar un patrón de estética que no se corresponde con la realidad, donde los hábitos de alimentación y el ejercicio físico son incompatibles con la delgadez.

‘De alguna forma predisponen a la gente joven para que pongan en practica situaciones aberrantes’, afirmó tras indicar que también hay factores genéticos, biológicos, y acontecimientos estresantes en la vida que pueden empujar a estos trastornos, en los que cada vez se ven niños más pequeños, siete y ocho años, y personas más mayores, en torno a la cincuentena.

La prevalencia de la anorexia, concluyó esta nutricionista , más o menos se mantiene pero las bulimias son las que más están subiendo y además pasan más inadvertida para la propia familia y la sociedad.

Sin embargo, para la presidenta de la Asociación de familiares y enfermos con anorexia y bulimia (ADANER), Juana Martín, la anorexia no ha tocado techo sino que este trastorno cada vez se hace más corto en el tiempo, de tal forma que las adolescentes pasan enseguida de este trastorno a la bulimia.

Martín señaló además a EFE, la preocupación de su asociación por la aparición de niños cada vez más pequeños y por el aumento del porcentaje de anorexia entre niños varones, que suponen ya un 45% de todos los casos.

Sin embargo, en la adolescencia, los casos de anorexia crecen más entre las niñas aunque observó que hay que tener en cuenta que los varones de esta edad tienden a ocultarlo más.

Al inaugurar este congreso, el Defensor del Menor, Pedro Núñez Morgades, defendió la necesidad de reproducir en el mundo virtual todo lo que hay en el mundo real, sobre todo para tratar con los menores.

‘Es mejor que nos movamos con soltura en el mundo virtual porque este último es el mundo de ellos’, dijo el Defensor al dar paso a la ponencia sobre contenidos de las páginas pro anorexia, impartida por Guillermo Cánovas, presidente de ‘Protégeles’, una organización que trabaja en Internet para proteger a los menores de estos trastornos y de la pornografía infantil, denunciando y desmontando estas páginas.

Sobre las páginas que animan a la anorexia, Cánovas dijo a EFE, que las suelen confeccionar adolescentes y universitarias con el objetivo de crear una comunidad virtual en la que se dan consejos peligrosos para no comer y adelgazar.

Su asociación ha cerrado ya 350 de estas páginas y ayudado a muchas de su usuarias en sus trastornos de alimentación.

Los nombres de estas páginas suelen aludir a la perfección: ‘seremos perfectas’ y a la comida: ‘la comida es una droga que mata lentamente’.

En un estudio de ‘Protégeles’ presentado el pasado año se hablaba por primer vez de la existencia de estas páginas conocidas entonces con los nombres de PRO ANA (pro-anorexia) y PRO MIA (pro-bulimia).

Las páginas fueron descubiertas por los médicos de varios hospitales que tratan a estas enfermas, al observar que muchas de sus pacientes en fase inicial de la enfermedad conocían trucos y artimañas propias de aquellas que ya llevaban varios años padeciendo algún trastorno de la conducta alimentaria.

Una vez dado el aviso, ‘Protégeles’ hizo durante varios meses un seguimiento de las mismas, así como un estudio de sus usuarias, en su gran mayoría menores de edad, al tiempo que se pedía su desactivación.

En estas páginas se publicaban multitud de regímenes desequilibrados y peligrosos y hasta se organizaban también ‘carreras de kilos’, en las que las usuarias se comprometían a bajar el mayor número de kilos en el menor tiempo posible y, según los resultados, se establecía una jerarquía.

Sobre este post