Consejos para eliminar el estrés

Todas hemos sufrido en algún momento de nuestras vidas de estrés, debido a las responsabilidades, el corre corre de la vida diaria, los compromisos, las preocupaciones, la inquietudes, entre otras cosas y unido al estrés podemos también sufrir de insomnio, falta o aumento del apetito, sensibilidad, irritabilidad, pero lo importante es encontrar cómo reducir el estrés y de esta forma vivir mucho más tranquilas.

Con estos sencillos consejos y tips , podrás eliminar el estrés dependiendo de sus causas, y encontrarás mecanismos que te permitan disminuirlo y encontrar el equilibrio.

14 tips para eliminar el estrés

1. Debes comenzar por identificar que es lo que te estresa, debes tomarte un tiempo para pensar que es lo que realmente te está estresando y has una lista de esas cosas, intentando ver cuales de ellas puedes dejar de hacer, eliminando las que puedas y las que no buscando formas de hacer que te estresen menos.

2. Todas tenemos compromisos que cumplir a lo largo del día, pero algunos de ellos no son tan importantes y podrás prescindir de ellos para evitar el estrés. Debes evitar compromisos innecesarios y más aquellos que te suponen estrés y que complican más tu vida. Tienes que priorizar las cosas, realiza los compromisos que realmente son importantes y aquellos que puedes dejar para otro día realízalos con tiempo, de esta forma podrás estar mucho más tranquila y el estrés se disminuirá ya que tendrá el tiempo suficiente para todo y no tendrás que correr.

3. Muchas personas dejamos las cosas para hacer el día antes que tenemos que entregarlas, dejamos todo para lo último y el mismo día puede que se nos junten cosas, lo que hace que nos estresemos más de lo común. Por esta razón deja de postergar las cosas, intenta encontrar la forma de organizar tu tiempo y hacer una cosa a la vez pero no dejando todo para el final, de esta manera verás que no te estresarás y eso que tienes que hacer tendrá un tiempo justo y al final tendrás todas tus tareas realizadas sin el estrés que te generaría hacerlo todo al mismo tiempo.

4. Muchas veces por muy organizadas que seamos, hay cosas que por más que queramos seguirán en desorden y esto nos estresa mucho, por esta razón es importante que nos tomemos un tiempo para organizar nuestras vidas, nuestra casa, nuestra oficina, la cocina entre otras. Tómate un día específico para esta tarea, verás como cuando termines el estrés de haber visto todo tirado se terminará y en los días siguientes a esta organización, te será más fácil poner orden y jamás volverás a ver todo como una selva. Si necesitas ayuda sobretodo en la organización de tu hogar, delega tareas a quienes viven a tu lado y de esta forma no quedará todo el peso encima de ti y ellos verán lo importante que es ser organizados y ayudarte con el orden.

5. Evita las llegadas tarde que por lo general nos estresan tanto, puedes lograrlo adelantando el reloj 15 minutos, o levantándote un poco más temprano, de esta forma llegarás a tiempo a los lugares a los que debes ir, no tendrás que correr y el estrés se disminuye. Cada mujer tiene una rutina diferente durante la mañana, por esta razón debes medir el tiempo que te tardas haciendo las cosas comunes y de esta forma organizarás mejor tu tiempo y tendrás el tiempo necesario para todo.

Loading...

6. Las mujeres solemos querer estar en todo lado y hacer todo al mismo tiempo, pero aunque lo desees es natural que no puedas hacerlo, debes ser conciente que no puedes controlarlo todo y debes aprender que puedes y debes intentar soltarle algunas cargas a otras personas, aunque las hagan de formas diferentes que tu, pero debes aprender también a asumir que aunque otros hagan las cosas fuera de tu control y dirección es bueno tanto para ti como para ellos porque aprenderán más de lo que crees. Por ejemplo si tu hijo no sabe hacer la cama y siempre te toca repetirla, intenta explicarle como hacerlo pero no lo hagas tu de nuevo ya que esto te causa mucho estrés y mal genio, es mucho mejor que lo guíes y que él mismo aprenda como hacerlo bien, será un peso menos para ti.

7. No intentes convertirte en un pulpo, es obvio que no puedes hacerlo todo al mismo tiempo y hacer muchas cosas a la vez hace que no tengas la capacidad para terminarlo todo y que algunas de las tareas queden mal hechas. Aprende a hacer una cosa a la vez y si puedes pide ayuda verás como tu carga se disminuye y todo quedará mucho mejor.

8. Evita rodearte de personas conflictivas y perezosas, ya que esto aumenta tu estrés y por consiguiente estarás de mal genio durante todo el día. Considera tratar al mínimo este tipo de personas y si es obligatorio hacerlo, antes de dirigirte a ellos respira profundo y tranquilízate, no podrás cambiarlos pero te acostumbrarás a ellos.

9. Si tu agenda diaria tiene demasiadas cosas, tareas y citas, busca dedicarte más tiempo a ti misma. No necesitas tener toda tu vida programada en la agenda diaria, aprende a tener tiempo libre, a no quedar para reunirte tanto siempre que te lo pidan. Por ejemplo, en lugar de tener que quedar, ¿sería algo que podrías hablar y solucionar con un simple email o llamada telefónica? Y aunque no pueda ser así, intenta no comprometerte a cierta hora, pídeles que te llamen en tus horas libres y pregunten si tienes un rato. Cuanto menos tengas en la agenda más tiempo tendrás para ti misma.

10. Trata de ir más despacio por la vida, es obvio que hay muchas tareas que necesitan de tu rapidez y agudeza, pero intenta que todas tengan un tiempo adecuado, evita las prisas y aprende a hacer las cosas con tranquilidad.

11. Todos los días, dedica un pequeño momento para descansar. Para de hacer lo que estás haciendo y respira, regálate un masaje en los hombros, el cuello, la cabeza, levántate, estírate, camina un poco, etc. Cuando llegues a casa toma una ducha caliente, relájate, mete los pies en agua tibia, escucha música relajante. Regálate un tiempo para ti sola y para descansar del día.

12. Un método muy recomendado para reducir el estrés es hacer ejercicio. Y es que es algo que realmente funciona, ya que el ejercicio ayuda a reducir estrés que se ha ido acumulando en nuestro sistema, te permite tener un tiempo personal de relajación, además te ayuda a estar en forma lo cual también ayuda a combatir el estrés y te ayudará a conciliar el sueño y que sea mucho más reparador.

13. Se agradecida, todos los días debes agradecer por el nuevo día y levantarte con la energía necesaria para continuar con tus labores con amor y entrega. Ser agradecida te ayudará a pensar positivo y ser mucho más feliz, con lo que el día a día se irradiará en menos estrés. Cuando se tiene una actitud de gratitud ante la vida resulta mucho más complicado que el estrés se haga un espacio en tu vida. Una buena práctica es comenzar cada día con una pregunta ¿De qué me siento agradecida hoy?, si comienzas a reflexionar sobre tu respuesta a esta pregunta durante las próximas dos semanas, tu vida comenzará a moverse en una dinámica mucho más positiva.

14. Crea un ambiente relajante, sobretodo en esos en los que pasas más tiempo. Intenta que ese lugar sea todo lo que has deseado, por ejemplo en tu lugar de trabajo, intenta crear un ambiente en el que te sientas motivada, tranquila y plena.

Loading...

Sobre este post