Cómo superar la soledad

La soledad puede llegar a ser dolorosa, angustiosa y autodestructiva, si no sabemos sobrellevarla, pero si sabemos como sacarle partido puede llegar a ser muy enriquecedora.

Desde el momento en el que nacemos necesitamos afecto, además buscamos siempre integrarnos a diferentes grupos para mantener diferentes tipos de relaciones con diferentes personas, por esta razón es tan difícil y le tenemos tanto miedo a la soledad.

Puedes estar rodeada de muchas personas, tanto familiares como amigos e incluso tener una pareja, pero sin embargo te sientes sola, porque la soledad se encuentra depositada en tu corazón y nadie puede llenarlo por ti, solo tu tienes la llave para hacerlo y cuando te des cuenta de por qué te estás sintiendo sola, puede que descubras la respuesta y te sientas mejor.

Todos pasamos por etapas en las que deseamos un espacio para nosotras mismas, pero en ese lugar puede que nos demos cuenta que no somos completamente felices y nos sintamos totalmente solas, pero aunque todo esto te agobie es importante sentarse y pensar que es lo que está haciendo nuestra vida vacía, que es lo que hizo que simplemente existamos y no vivamos.

Debes pensar también que cuando nuestra vida está llena de problemas y dificultades, debemos encontrar la salida, recobrar la autoestima y el respeto, ya que de esta forma es mucho más fácil sobrellevar el miedo a la soledad. Hablo de esto sobretodo cuando tenemos miedo a quedarnos solas cuando nos sentimos vulnerables ante una pareja que nos humilla, pero como dicen por hay es mejor estar solas que mal acompañadas.

Es así como comprendemos el verdadero sentido de la soledad y es cuando más nos gusta, porque aunque no lo creas la soledad nos trae cosas muy buenas, como poder estar contigo misma y también junto a Dios. Estar sola ya seas soltera, viuda o separada, debe ser con autoestima, dignidad, trabajando y sacando tu vida adelante, con serenidad y tranquilidad.

No le temas a la soledad, por el contrario piensa que cuando todo va mal en tu vida es el momento propicio para acercarte mucho más a Dios y a quienes amas, ellos jamás te dejarán sola. Aprovecha este momento para conocerte más a ti misma, recobra la paz y la armonía en tu vida, sólo con nuestra soledad somos capaces de ver más allá de lo que estamos mirando ahora mismo y podrás ver las cosas con más claridad.

Debes ocupar tu tiempo con actividades que te hagan pensar en grande y positivamente, piensa en las cosas que más te gusta hacer y que tal vez dejaste de lado por cuestiones de la vida o por tu pareja, de esta forma tendrás la cabeza ocupada y no te taladrarás pensando en lo que fue y ya no está, además es una oportunidad para conocer gente. Debes renovarte desde dentro hacia fuera, piensa que es lo que está pasando contigo y como deseas combatir toda esta soledad para ser una mujer nueva que renace entre las cenizas.

Piensa que alguna vez fuiste feliz y entiende que no es imposible regresar a esa felicidad, entiende que tu estado de ánimo actual es pasajero y si conoces la felicidad búscala verás que no es tan difícil. Cada ves que tengas un pensamiento negativo, reflexiona y cámbialo por uno positivo, el poder de los pensamientos puede conducirte a una vida mejor.

Trata de sonreír, demuestra que estás viva y que eres una mujer con letras mayúsculas, que no se deja hundir por nada ni por nadie. Todo lo que tengas que hacer para ser feliz es bueno y debes hacerlo, date la oportunidad, como te lo dije antes todo depende de ti.

Cuando te han lastimado y te has quedado sola debido a una desilusión amorosa, puede que tengas temor a volverte a enamorar y por eso buscas la soledad como tu mejor aliada. Pero el rencor o el pensar que ningún hombre te merece debe alejarse de ti, ya que aislarte por el miedo no es bueno, debes conocer gente pero siempre teniendo como primer punto en todo lo que hagas tu amor propio, tu dignidad y el respeto por ti misma, no seas falsa contigo misma, admite las cosas a las que le temes y trata de sacarlas de tu sistema, verás como esa carga que te pesa tanto se irá y saldrás de ese hoyo negro en el que estás atrapada.

Comienza a sentirte viva de nuevo, aquí y ahora comenzará a nacer una nueva mujer, llena de sueños y esperanzas, rodeada de hermosos pensamientos y amor propio, pero sobretodo con todo el conocimiento de si misma para entregar lo mejor de ti al mundo que abre las puertas nuevamente a la felicidad. La solución consiste en vivir la soledad como una experiencia positiva y equivale a estar satisfecho con uno mismo; a disfrutar de los momentos de nuestra única y exclusiva compañía y tratar de comprender con curiosidad y paciencia nuestro propio mundo interior, pues está lleno de sensaciones, miedos, esperanzas,  que ni siquiera hemos empezado a descubrir.

Mujer… la soledad es algo a lo que no debemos temerle, debemos sacarle el mejor partido para conocernos y explorar lo que en realidad somos… aunque el dolor puede que no se vaya, aprenderemos a superar todos los tropiezos de la vida y junto a Dios conseguiremos la paz y la armonía que perdimos en el camino. Anímate y lucha, las adversidades deben ayudarnos a salir adelante y así como caemos debemos levantarnos, eso que alguna vez te hizo sufrir hoy te hará más fuerte… la soledad no es algo malo, lo malo es sentirse solo.

Loading...

Sobre este post