Cómo recuperar la confianza en ti misma

Sentirte segura de ti misma y de lo que eres capas de hacer o conseguir, es muy importante, pero como en muchas cuestiones de la vida, debemos mantener, desarrollar y cultivar esa confianza, para no desfallecer en momentos de crisis o en los que no nos salen las cosas como deseamos.

Además la seguridad en nosotras mismas incluye tambien la humildad y la aceptación de nosotras mismas, con nuestras capacidades y limitaciones como seres humanos. Todos los días, nos enfrentamos a situaciones en las que tener confianza y seguridad en nosotras mismas puede ser de gran ayuda, ya que de esa forma no solo somos capaces de realizar cualquier tarea con éxito, nos enfrentamos con convicción a las adversidades, las solucionamos de mejor forma y nos sentimos cómodas con las experiencias, sino que también crea empatía en nosotras, poniéndonos siempre en los zapatos del otro.

Cómo recuperar la confianza en ti misma Pero… ¿cómo perdemos la confianza en nosotras mismas?
Muchas veces las situaciones que se presentan a nuestro alrededor, los fracasos, las críticas, el mal concepto que tenemos de nosotras, etc., hacen que perdamos la confianza y nos derrumbemos fácilmente. Esa falta de confianza en nosotras mismas, nos sume en un mar de desconfianza, indecisión, complejos, y, buscamos la aceptación y opinión de otras personas, que aunque lo pueden hacer de corazón, no ayudan a formentar la confianza en nosotras mismas, sino por el contrario crean en nuestras vidas dependencia.

Por lo anteriormente dicho y si te sientes insegura de ti misma y de lo que eres capas de lograr, continúa leyendo este artículo, en el que te daré unos sencillos consejos para recuperar la confianza en ti misma. Recuerda que no será fácil y mucho menos de un día a otro, pero si te lo propones y tomas los siguientes puntos como parte de tu vida diaria, lograrás sentirte más segura de lo que eres como mujer.

Consejos para recuperar la confianza en ti misma

1. La seguridad está en tu interior
Muchas de las situaciones que hacen que perdamos la confianza en nosotras mismas, hacen que perdamos el control porque no sabemos como sobrellevar las dificultades. Sin embargo es importante que sepas que la seguridad en ti misma no radica en tratar de controlar tu vida y lo que pasa a tu alrededor, sino en enfrentar las situaciones con rectitud, honradez, razón, sentido común y actitud positiva.

Comienza a aceptar que a pesar de los esfuerzos, la responsabilidad y los deseos, los resultados no serán siempre los que esperas, porque no tienes tu vida bajo control, ya que lo único que puedes controlar es cómo reaccionas y actúas ante estas cosas. Recuerda que las experiencias del pasado no condicionan tu presente, por el contrario te dejan enseñanzas y es allí donde esos errores no se cometen dos veces.

La confianza en ti misma te hace sentir capaz de realizar con éxito todo lo que te propongas o de lo contrario si las cosas no salen como esperas sabrás buscar la mejor alternativa al inconveniente y no dejarte llevar por pensamientos negativos de derrota, podrás desenvolverte con normalidad ante los demás sin miedo al rechazo y te sentirás libre de dar tus opiniones, así que no la busques en nadie, porque está solo en tu interior.

2. Conócete
¿Confiarías en una persona que no conoces?… lógicamente no. Es por esta razón que para confiar en ti misma debes conocerte, ten en cuenta tus debilidades y fortalezas, ya que de esa forma sabrás de lo que eres capas y lo que te cuesta, para que en su momento no tengas ese sentimiento de culpa, por no haber logrado lo que querías.

Loading...

No pidas la opinión de nadie a la hora de buscar tus debilidades y fortalezas, la idea es que tu misma desde tu interior reconozca esas cosas y trabaje para brillar más con tus fortalezas y luchar por trabajar mejor en las que sientes que no eres tan buena.

3. Acepta los elogios de los otros
Cuando nos sentimos inseguras de nosotras mismas, no aceptamos y mucho menos creemos en los elogios de las personas que nos rodean, pensando siempre que nos dicen esas cosas por que sí o nos devaluamos pensando que no fue nada lo que hicimos. No te sigas descalificando y mucho menos te subestimes, por el contrario, cada ves que sepas que hiciste algo bueno y te lo diga alguien, acéptalo, sonríe y da las gracias.

De la misma forma haslo tu misma, cuando hagas algo bien, reconócelo, celébralo y agradécelo, ya que de esa forma comienzas a sentirte más segura de lo que eres capas y hasta donde puedes llegar cuando te lo propones.

4. No te compares con nadie
Esto nos pasa mucho a las mujeres, siempre andamos pendientes de otras chicas y nos comparamos con ellas, hasta el punto de sentir envidia, cuando la vida de esa persona es “mejor” que la nuestra. Comienza a sentirte agradecida por todo lo que tienes y por todo lo que eres, ya que todas somos únicas, con defectos, imperfecciones, fortalezas, tristezas y alegrías.

Comienza a aceptarte tal y como eres, ámate con todas las cosas que tienes y trata de mejorar en lo que realistamente puedas. No sigas cometiendo el error de comparar tus habilidades con las que alguien más, porque simplemente eres irremplazable y única.

Las críticas, son opiniones, y las opiniones no representan la verdad absoluta. Así que no las lleves más allá. Simplemente, detente a observar qué parte de verdad pueden tener, y si realmente es algo que puedes mejorar, hazlo siempre con mirada constructiva, ya que no se trata de descalificarte y anularte, sino de una oportunidad de mejorar.

5. Visualiza el éxito
Las palabras tienen poder y todo aquello que visualizamos positivamente nos hace sentirnos seguras y llenas de confianza. Puede que en ocasiones tengas obstáculos que te impidan cumplir lo que deseas, pero estos deben hacerte más fuerte y te enseñarán a ver las cosas desde otro punto de vista.

Ten paciencia contigo mismo, no te culpes y mucho menos de juzgues cuando las cosas no salgan bien. Cualquier cambio implica gran esfuerzo, fuerza de voluntad y adaptación al cambio, por lo tanto, intenta luchar y ser feliz. Valora tus éxitos y disfrútalos. Prémiate por tus logros no sólo en el trabajo sino también, en el plano personal. Ponte metas razonables que puedas  cumplir en un plazo lógico de tiempo.

6. Cuida tu imagen
Cuanto más a gusto te sientes contigo misma, también ganas más confianza en ti. Confía en tu inteligencia y en tu personalidad, pero también intenta corregir esas cosas que te molestan de tu físico y te hacen sentir complejada, obviamente buscando soluciones realistas y no extremas como cirugías o dietas.

Cuando haces algo positivo por tu salud y tu físico, eleva tu estado anímico y hace que te sientas mejor contigo misma. Cambia tu lenguaje personal, recuerda que la opinión que tienes de ti misma es muy importante. Si crees en ti misma, si soríes, si te sientes bien por lo que eres, los demás también lo harán.

7. Ríe, se agradecida y se feliz
Intenta buscarle el sentido cómico a las cosas que te suceden, ya que en ocasiones cuando tenemos dificultades nos quedamos en una esquina llorando y lamentándonos por las cosas que nos suceden, pero si por el contrario agradeces cada experiencia y la tomas como enseñanza, comenzarás a confiar más en ti y tus capacidades.

Búscale el humor a las cosas, aprende a apreciar el lado absurdo de lo que te pasa. Juzga menos y ríe más, y avanzarás con confianza por la vida.

Como ves recuperar la confianza en ti misma está en tu interior. Desde hoy comienza a reencontrarte y conocerte, aprende a luchar por lo que quieres y ante las adversidades, busca soluciones y actúa de mejor forma. La mujer insegura que ves en el espejo, debe desaparecer y renovarse, porque no te imaginas de todo lo que serías capas si te lo propones.

Con cariño ♥♥CaritO♥♥

Imagen: martinak15

Loading...

Sobre este post