Cómo hacer un bálsamo de caléndula para suavizar la piel

La caléndula combinada con otros ingredientes puede hacer un bálsamo natural, ideal para nutrir y suavizar la piel. ¡No te lo pierdas!

La caléndula es una flor que por lo general se utiliza para la decoración del jardín ya que es muy bonita y colorida. Sin embargo, durante muchos años se han estudiado sus propiedades  y con ello se ha podido determinar que tiene compuestos muy saludables para la piel.

La industria cosmética se está interesando mucho por esta planta ya que tiene propiedades antibacteriales, antiinflamatorias y cicatrizantes que al ser utilizadas sobre la piel tienen un efecto positivo; de hecho, muchos de los productos de belleza modernos están incluyendo esta planta como uno de sus ingredientes activos.

Propiedades de la caléndula para la piel

Por sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas esta planta se recomienda en el tratamiento de la dermatitis, el eczema y la psoriasis.

Cómo hacer un bálsamo de caléndula para suavizar la piel
© DoraZett – Fotolia.com

También se considera como un buen remedio para aliviar las irritaciones causadas por picaduras de insectos ya que desinflama y aporta sensación de alivio.

Otra bondad muy importante es que cuenta con un efecto astringente que contribuye a eliminar el exceso de grasa en la piel para prevenir problemas como el acné.

Visita además: Como reducir las arrugas con un tónico casero y simple

Por su poder antibacteriano y calmante se considera un buen remedio para tratar heridas y quemaduras solares.

Sumado a todo esto, se puede combinar con otros ingredientes saludables para crear un bálsamo hidratante, ideal para reparar la piel agrietada, estimular la regeneración celular y aportarle mayor suavidad.

¿Cómo preparar este bálsamo de caléndula para tener una piel más suave y hermosa?

Por tradición la caléndula se ha utilizado en forma de infusiones o compresas, las cuales se aplican sobre la piel afectada. No obstante, se trata de un ingrediente muy versátil que puede potenciar sus efectos al combinarse con otros.

Lee también: 5 frutas que te ayudan a reafirmar la piel del rostro

Los ingredientes que necesitas, los encuentras en las tiendas naturistas.

Ingredientes

  • 15 gramos de cera de abeja.
  • 30 gramos de manteca de karité.
  • 30 gramos de aceite de coco (o de oliva).
  • 100 gramos de aceite de caléndula.

Preparación

  • En una olla al baño maría, integra todos los ingredientes y remuévelos con una cuchara de palo para que queden bien mezclados.
  • Retira la mezcla del fuego y viértelo en un recipiente de vidrio hermético para enfría.

Visita además: Hielo terapia para rejuvenecer el rostro

Modo de uso

Cuando el bálsamo este frío, basta con tomar una pequeña cantidad y aplicarla sobre la piel que se quiere suavizar.

Este tratamiento es ideal para curar los labios agrietados, hidratar los codos y rodillas, así como tratar y prevenir las estrías.

Se recomienda mantenerlo en el refrigerador para que dure más tiempo y por supuesto, lo mejor es utilizarlo todos los días para recibir sus beneficios.

Te invitamos también a leer: 4 Tratamientos para eliminar el vello facial naturalmente

¿Por qué es tan saludable este bálsamo?

  • La cera de abejas tiene propiedades hidratantes, antiinflamatorias, antibacterianas y antioxidantes que nutre y reparan la piel.
  • La manteca de karité suaviza y regenera la piel previniendo la aparición de arrugas y estrías.
  • El aceite de coco se considera como uno de los mejores hidratantes naturales para la piel ya que nutre, protege y regenera.

Por supuesto la combinación con caléndula hacen de este bálsamo un remedio natural para mejorar la salud de la piel y prevenir muchas afecciones.

Como ves es muy fácil de preparar y lo mejor es que vas a estar segura de que es un producto 100% natural.

Sobre este post