6 hábitos que puedes practicar cada día para cuidar la salud de tu rostro

¿Te preocupa la salud de tu rostro? Descubre 6 buenos hábitos que puedes practicar cada día para cuidarlo

Para lucir un rostro joven y radiante no solo es importante aplicarle tratamientos cosméticos profesionales sino tener en cuenta ciertas medidas cada día.

Si bien muchos productos de belleza dejan resultados impactantes, está comprobado que la práctica continua de buenos hábitos es la mejor forma de mantener la salud cutánea.

Y es que, aunque muchas lo ignoran, en cuidados que no cuestan mucho hay efectos muy importantes para evitar las arrugas y las imperfecciones.

La buena noticia es que son medidas muy fáciles de poner en práctica y, de hecho, no quitan demasiado tiempo dentro de la rutina regular.

6 hábitos que puedes practicar cada día para cuidar la salud de tu rostroComo sabemos que muchas las desconocen, a continuación queremos compartir las 6 más importantes para tener en cuenta.

¡Apunta!

Hábitos que puedes practicar cada día para cuidar la salud de tu rostro

1. Usa protector solar todos los días

La aplicación diaria de protección solar es un hábito que no se debe olvidar bajo ninguna circunstancia, incluso si el día es nublado.

Sus compuestos activos minimizan los efectos negativos de los rayos del sol y previenen las quemaduras, las manchas y las arrugas.

2. Consume más agua

Procura empezar cada día con uno o dos vasos de agua tibia para promover la hidratación y firmeza de tu piel.

Además, durante la jornada debes ingerir otros 6 u 8 vasos para desintoxicar tu organismo, apoyar la digestión y mantener la humedad natural del cutis.

3. Realiza ejercicio

Aunque parezca no tener relación, la práctica diaria de ejercicios físicos es una excelente medida para mantener la piel radiante y libre de impurezas.

Este permite eliminar muchas de las toxinas que afectan la calidad de la piel y, por si fuera poco, promueve su elasticidad y firmeza.

En el caso del rostro se pueden hacer algunas actividades faciales para combatir y evitar la flacidez.

4. Incrementa el consumo de frutas y verduras

El consumo de 5 porciones de frutas y verduras al día le proporciona al organismo una gran cantidad de antioxidantes, cuya acción detiene el daño celular asociado a los radicales libres.

En su estado crudo, estos le dan un “plus” de vitaminas y minerales a las células, disminuyendo el riesgo de envejecimiento prematuro.

5. Duerme bien

Las mujeres que no duermen por lo menos 7 horas al día tienen más riesgo de sufrir arrugas prematuras en comparación con las que descansan lo apropiado.

Este hábito no solo promueve la salud física y mental, sino que desempeña un papel principal en la belleza de la piel.

Dormir menos de lo indicado hace que la piel luzca opaca, reseca y cansada.

Además, durante el descanso las células cumplen un papel de renovación que permite mantener el rostro fresco y radiante.

6. Limpia tu móvil

¿Cada cuánto limpias tu móvil? ¿Sabías que en su pantalla se concentran más bacterias que en un retrete?

Pues bien, aunque por lo general esto se ignora, lo cierto es que muchas de las bacterias se traspasan a la piel y pueden provocar efectos indeseados.

Sus partículas de suciedad y gérmenes causan reacciones alérgicas al hacer contacto directo con la piel y, en casos más graves, puede ocasionar ciertas infecciones.

Procura mantener toallitas desinfectantes a la mano para limpiarlo varias veces al día.

Sobre este post