5 trucos para alargar la vida útil de tus productos de belleza

Hay una serie de prácticos trucos que nos permiten alargar la vida útil de esos productos de belleza que creemos que ya no sirven. ¡Descúbrelos!

Los productos estéticos se han convertido en los mejores complementos para la belleza femenina. Tanto las cremas como el maquillaje han sido útiles para que las mujeres destaquen los mejores atractivos de su rostro y se sientan más seguras de sí mismas.

Si bien, no es apropiado usarlos todos los días, la mayor parte de las chicas lo usan con mucha frecuencia para sentirse bien.

Sin embargo, sabiendo que hacen contacto con la delicada piel del rostro, es primordial elegir los de mejor calidad, libres de compuestos tóxicos.

Por fortuna, para no tener que gastar de más, hay una serie de recomendaciones y trucos que nos permiten alargar su vida útil cuando creemos que ya no se pueden usar más.

5 trucos para alargar la vida útil de tus productos de belleza
Pexels

En esta oportunidad queremos compartir los 5 mejores para que empieces a ponerlos en práctica. ¡Apunta!

5 trucos para que tus cosméticos duren más

1. Polvo compacto o sombras para ojos

Es muy común que por descuido o accidente, las sombras para los ojos o el polvo compacto caigan al suelo y se vuelvan pedazos.

La mayoría piensa que el único remedio es tirarlos a la basura, pero lo cierto es que se pueden restaurar con un sencillo truco.

Consisten en poner todos los trozos de polvo dañado en el envase origina, y luego, agregarles un poco de alcohol hasta conseguir una pasta espesa.

Déjala reposar en posición horizontal durante toda la noche y, al día siguiente, úsala como de costumbre.

Puedes aplicar el mismo truco para rubores u otros productos de textura similar.

Visita además: 6 errores que cometes con el maquillaje que te hacen lucir de más edad.

2. Esmaltes para las uñas

Con el paso del tiempo y las condiciones ambientales, las pinturas para las uñas empiezan a secarse y se hace más difícil aplicarlas.

Para recuperarlos y usarlos por más tiempo, agrégales 5 gotas de quitaesmalte o disolvente.

Si su tapa se quedó pegada por lo seco, ponlo en agua caliente un par de minutos e intenta de nuevo.

3. Labiales partidos

Un error muy común es sacar toda la barra del labial para ver qué tanto lo vamos a poder usar. Sin embargo, la mayor parte de las veces lo acabamos partiendo.

Para no introducirla de nuevo sin pegarla, caliéntale un poco su base con la ayuda de un fósforo y une sus dos partes. ¡Quedará como nuevo!

Lee también: Los 5 mejores removedores de maquillaje naturales.

4. Máscara de pestañas

La máscara para las pestañas es uno de los productos que se seca con más facilidad, dificultando su aplicación.

Si no quieres que al usarla te deje grumos, prueba un sencillo consejo para restaurar su consistencia líquida.

Introdúcela en un vaso con agua caliente y déjala allí por unos 5 o 10 minutos. Pasado este tiempo, el producto estará en mejores condiciones.

Otra buena opción es añadirle 10 gotitas de solución salina y sacudirla. Esto permitirá hacerla más líquida.

5. Delineador quebradizo

El lápiz delineador para los ojos o los labios tiende a quebrarse con mucha facilidad cuando tenemos que sacarle punta.

Si quieres evitarlo a partir de ahora, antes de utilizar el sacapuntas ponlo en el refrigerador durante 30 minutos.

Ahora que ya conoces como prolongar la utilidad de tus principales cosméticos, no dejes de tenerlo en cuenta para que ahorres dinero.

Visita también: Como elegir el maquillaje para tu rostro según tu tipo de piel.

Sobre este post