5 formas naturales de acabar con los talones agrietados

¿Sufres mucho a causa de tus talones totalmente agrietados?, consulta éste artículo y encuentra la solución ¡Toma nota!

Muchos motivos han llevado a que nuestros pies se agrieten con el paso del tiempo; el uso excesivo de sandalias, caminar con los pies descalzos o el uso inadecuado de cierto calzado lleva a que nuestros pies se resequen por completo, específicamente en la zona de los talones.

El paso del tiempo influye en que la resequedad albergada en nuestros talones los agriete, evidenciando una deshidratación muy grande.

5 formas naturales de acabar con los talones agrietadosPara rehidratar nuestra piel y nuestros talones podemos utilizar crema humectante y restringir el uso de zapatos abiertos; pero si el problema va más allá de la resequedad les recomendamos usar las diversas formas que les expondremos a continuación.

5 soluciones caseras para acabar con los talones agrietados

Tratamiento con parafina

Para utilizar la parafina debemos tener un extremo cuidado, ya que debemos usarla lo suficientemente caliente para que esté líquida, pero no tan caliente que nos vaya a quemar demasiado.

Aunque es un tratamiento que comúnmente se utiliza para las manos secas, también puede utilizarse en los talones sin problema alguno.

Para hacer el tratamiento de parafina debemos tener dos tazas de la misma y una cucharada de aceite de coco; luego vamos a juntarlo todo en un mismo recipiente, asegurándonos que quepan ahí nuestros dos pies.

Se recomienda introducir los pies cuando la parafina esté blanca por encima, indicando que no está tan caliente.

Aceite de coco

Realizar un masaje uniforme con aceite de coco en los talones es una alternativa prácticamente ‘milagrosa’ para los talones agrietados.

Éste ayuda a retener el agua y a eliminar las células muertas; también resulta como un arma esencial para fortalecer los tejidos bajo la epidermis.

El masaje podemos hacerlo todas las noches justo antes de irnos a dormir, para un mejor efecto, posterior al masaje nos ponemos un par de calcetines hasta la mañana siguiente.

Crema de papaya

Es una fruta que actúa como un exfoliante natural con propiedades curativas y renovables con respecto a la piel.

Lo único que debemos hacer es tomar un cuarto de una papaya y triturarla hasta que logremos una crema, ésta la aplicamos sobre las grietas que tengamos en los talones y listo.

Miel de abeja

Conseguimos un recipiente donde quepan nuestros pies, luego procedemos a llenarlo con aceite mezclado con agua tibia. Dejamos nuestros pies dentro del recipiente por aproximadamente media hora o cuarenta minutos.

Cuando haya pasado el tiempo debemos estregar las partes de los talones que estén agrietados con una piedra pómez, luego nos juagamos los pies con agua a temperatura ambiente y los secamos.

Crema de banano

Por lo general se puede hacer sola, pero lo más recomendable es hacerla crema de banano con aguacate.

Para hacerla debemos macerar un banano y la mitad de un aguacate de tamaño normal, luego lo mezclamos en un recipiente hasta que quede una crema consistente.

Una vez tengamos la crema de banano y aguacate totalmente lista nos dirigimos a aplicarla en los talones agrietados, la aplicación es similar a la de una mascarilla.

Cuando la apliquemos la dejamos por aproximadamente media hora y envolvemos los pies en papel película (papel transparente para cocina) y juagamos.

Se recomienda hacer éste procedimiento tres veces a la semana.

Sobre este post