5 formas de prevenir y controlar el estrés

Si te encuentras estresado no dudes en basarte en estas cinco formas para prevenirlo y controlarlo

Somos seres humanos, en primer lugar estamos propensos a sufrir episodios en los cuales nuestras emociones nos ganen la batalla, uno de ellos puede ser el del estrés causado por diversas razones presentadas en nuestra vida diaria.

Solemos ser propensos a estresarnos con facilidad por que la situación que estamos viviendo puede ser muy compleja e intensa, o quizá porque somos personas con poca paciencia; la ausencia de ésta puede ser la principal razón, aunque los niveles de estrés alcanzados en estos episodios pueden no ser muy intensos.

5 formas de prevenir y controlar el estrésOtra de las principales razones para llegar a un episodio de estrés puede ser la soledad o vernos forzados a llevar una vida intranquila donde debemos hacer lo que nos imponen y no lo que nos gusta y por consiguiente, motiva.

Identificar qué nos estresa

Cliché o no, pero siempre debemos comenzar por lo más relevante y en un episodio de estrés, identificar la razón por la cual nos encontramos en esta situación es primordial.

La autoreflexión es supremamente importante para mejorar muchas debilidades de nuestra vida y el estrés no es una excepción en esto; tomar el tiempo necesario para pensar qué nos ha llevado a molestarnos durante el día, posteriormente realizar una lista de ello y analizarlo con cabeza fría.

Una vez lo tengamos establecido, nos propondremos a irlo eliminando de nuestra rutina diaria poco a poco.

Recibir consejos

Cuando nos encerramos en nosotros podemos acrecentar tal problema, los niveles de estrés pueden incrementarse considerablemente; debemos tener en cuenta que existen personas que nos quieren y nos apoyan, no todos están en nuestra contra.

Basándonos en aquellas personas que estimamos y nos estiman nos dispondremos a escucharlas, quizá ellas tengan consejos apropiados para tomar en cuenta y poco a poco desestresarnos.

Ser organizados sin irnos a un extremo

Organizar un cronograma de tareas diarias puede llegar a ser una gran solución con respecto a todo lo que debemos hacer en nuestra rutina diaria, sin embargo no debemos ser tan extremistas en el caso de que algo desacomode nuestro horario laboral o nuestras cosas, por ejemplo de lugar.

Aunque lo anterior se lea bastante exagerado, muchas personas, primordialmente las que tienden a estresarse con mayor facilidad, se sienten muy acongojadas con los cambios en sus respectivas rutinas.

Lo que debemos hacer en estos casos es elaborar nuestro cronograma pero procurar no ser tan cuadriculados, incluso dejar abierta la posibilidad a uno que otro cambio.

No ser multitarea

Las personas multitarea suelen dejar una imagen de alguien muy proactivo y útil, pese a eso, procurar hacer diversas tareas en el mismo periodo de tiempo o en tiempos récord puede llegar a ser muy dañino, por lo menos en términos de estrés.

Debemos tomarnos el tiempo para hacer cada labor con paciencia, dedicación y de la mejor manera, quizá nos podamos demorar un poco más, pero los índices de estrés se verán disminuidos considerablemente.

Evitar herirnos

Cuando nos invade una situación estresante lo primero que hacemos es desquitarnos consigo mismos, un error que puede afectar nuestra autoestima.

Lo primero que debemos hacer es respirar profundo y analizar la situación, justo como lo explicábamos anteriormente.

Sobre este post