5 ejercicios para tonificar tus brazos desde casa

Procura tonificar tus brazos desde la comodidad de tu cada con los ejercicios que te exponemos en el presente artículo. Recuerda que no se necesita de mucho tiempo y si notarás grandes cambios si eres disciplinada y constante ¿Qué esperas para comenzar?

Los famosos brazos de ‘reina’ son un constante dolor de cabeza para todas las mujeres; la flacidez y la carencia de músculo hipertrofiado en la zona de las extremidades superiores hacen de éstas un constante dolor de cabeza.

No sólo por la falta de fuerza sino por el factor estético que desempeñan día a día, los brazos poco tonificados resultan un problema que debe solucionarse.

De la misma forma que las piernas, la piel ubicada en el resto del cuerpo merece los cuidados necesarios para verse, sentirse y por supuesto, estar bien.

Una de las principales ventajas de los brazos es que al poseer músculos que saltan a la vista, el trabajo realizado vale la pena; no quiere decir que el ejercicio sobre otros sectores no lo valga, sin embargo, la tonicidad de las extremidades superiores es un poco más fácil de conseguir.

En pocas palabras, ésta ventaja debe aprovecharse con el fin de subir el ánimo en pro a realizar actividades que favorezcan el bienestar del organismo en general.

Cabe mencionar que la elaboración de diversos tipos de ejercicios para los brazos, no favorecen únicamente la piel; estos también proveen beneficios con respecto a la circulación sanguínea, la función muscular, entre otros.

5 ejercicios para tonificar tus brazos desde casaAntes de comenzar a exponer cada ejercicios les recordaremos los músculos principales que componen el brazo; estos son el bíceps, el tríceps, el deltoides, entre otros.

Ejercicios prácticos para los brazos

Existe todo tipo de ejercicios, los cuales varían según la intensidad, las cargas y las superficies en las cuales se realizan; incluso, estos también dependen de la persona que los realiza, siendo un principiante o alguien con una amplia experiencia en el campo del ejercicio.

Con los siguientes de seguro les podrán decir adiós para siempre a esos brazos de ‘reina’ que aquejan tanto debido a la flacidez. Comencemos.

  1. Press francés

Para realizar este ejercicio se recomienda tener a la mano mancuernas (el peso debe ser relativo a cada persona), una colchoneta o esterilla para pilates y toda la disposición.

La posición inicial se asume boca arriba, apoyando la espalda, los glúteos y las plantas de los pies, flexionando las piernas.

Teniendo en cuenta lo descrito anteriormente, se toman las mancuernas, una con cada mano, se elevan por encima del cuerpo hacia arriba (extiendo los brazos por completo); regresan los brazos hacia abajo, esta vez tras la parte de la cabeza.

El movimiento debe ser armonioso, coordinado y con tranquilidad; éste favorece al brazo en general, especialmente a los tríceps.

  1. Curl para bíceps

Se recomienda contar con una mancuerna un poco más pesada que la empleada en el ejercicio descrito anteriormente. Éste es quizá una de las actividades más reconocidas con respecto al fortalecimiento de los brazos.

La posición inicial es sencilla; basta con ponerse de pie y separar las piernas a la altura de los hombros, mantener la espalda recta y la cabeza fija con la mirada al frente.

Si existe la posibilidad de realizar el ejercicio con dos mancuernas, mucho mejor (una para cada mano); se recomienda el mismo peso.

Cogerlas con los brazos extendidos para liberar la presión del hombro, posteriormente flexionar haciendo fuerza sobre los bíceps. Se recomienda realizar 15 repeticiones de 5 series con descansos en intervalos de 30 segundos.

  1. Dominadas o barras

Los ejercicios descritos aquí son para realizarlos en la comodidad de casa, sin embargo, se recomienda contar con barras apropiadas para soportar el peso del cuerpo; una alternativa viable es dirigirse al parque más cercano.

Existen muchas variantes para realizar las dominadas, nosotros les expondremos una de ellas. Éstas las harán con las palmas de las manos ‘mirando’ hacia el cuerpo. Si es posible ponerlas al ancho de los hombros sobre la barra, mucho mejor; si no, un poco más juntas.

Dejar caer el cuerpo con los brazos completamente extendidos (colgando de la barra); hacer fuerza con el fin de llevar el pecho a la altura de la barra, asomando la mirada por encima de la misma.

Llevar a cabo 5 repeticiones de 4 series. Este ejercicio realiza un amplio énfasis sobre el bíceps femoral.

  1. Flexión para deltoides

Las flexoextensiones de codo son ejercicios perfectos para trabajar la zona de los brazos y el pecho; en esta ocasión les mostraremos una variante perfecta para fortalecer los deltoides, músculos ubicados en los hombros.

En primer lugar se asume la posición similar a la de las flexiones comunes, una vez allí se elevan los glúteos y la parte inferior de la espalda; mientras el apoyo se lleva a cabo sobre la palma de las manos y la planta de los pies.

A partir de allí y con la cabeza entre los brazos se flexionan los brazos dejando las piernas completamente extendidas. Se recomienda mantener la posición, excepto la de las extremidades superiores, con las cuales se realizará el ejercicio.

Hacer mínimo 10 repeticiones de 4 series.

  1. Elevación lateral de brazos

Este ejercicio es un poco más completo, teniendo en cuenta el número de músculos que trabaja durante su ejecución; el deltoides, los tríceps, incluso el bíceps.

Para llevarlo a cabo son necesarias dos mancuernas del mismo peso; en caso de no contar con éstas, se pueden utilizar elementos de ergonomía fáciles de coger, por ejemplo dos tarros de plástico llenos de agua o arena.

Asumir la posición inicial de pie con las piernas separadas a la altura de los hombros, espalda recta y mirada al frente.

Posteriormente realizar movimientos de aducción y abducción (elevación lateral) de los brazos; elevarlos hasta los hombros y descender lentamente.

Se recomienda hacer 10 repeticiones de 5 series.

Para tener en cuenta

Los ejercicios expuestos anteriormente son bastante efectivos siempre y cuando se realicen las cargas relativamente apropiadas a cada persona, además, es necesario llevar una dieta balanceada y periodos de descanso para la recuperación del tejido muscular.

Con base en estos ejercicios se puede elaborar una muy buena rutina para realizar en casa; en el caso de poseer alguna duda o problema, les recomendamos visitar a su médico más cercano, o en defecto a un profesional de la salud física.

Loading...

Sobre este post