4 Hierbas para reducir el estrés y la ansiedad

El estrés y la ansiedad son dos trastornos a los que se les debe prestar mucha atención. Conoce las cuatro hierbas antiguas para reducir sus síntomas.

El estrés y la ansiedad se han convertido en uno de los trastornos más comunes hoy en día, pues el ritmo acelerado de la vida moderna suele ponernos ante situaciones que derivan estos dos problemas. El hecho de que sea problemas comunes no quiere decir que se les deba ignorar, de hecho, es muy importante prestarles mucha atención y hacer todo lo posible para tratarlos a tiempo antes de que se conviertan en algo más crónico.

Tanto el estrés como la ansiedad pueden ser controlados y prevenidos con modificaciones en el estilo de vida; llevar una dieta saludable, hacer ejercicios regularmente, salir de la rutina, practicar técnicas de relajación, entre otros, son claves para mantener alejados estos dos problemas. Sin embargo, cuando esto no es suficiente, algunas hierbas pueden ser nuestras aliadas para combatirlos.

Hierbas que te ayudarán a controlar el estrés y la ansiedad

1. Betónica
Es una hierba poco conocida, pero quienes la han probado pueden dar testimonio de que es una de las mejores hierbas para combatir el nerviosismo, la ansiedad y ataques de histeria. Cuando estamos pasando por una crisis de estrés y sentimos que la cabeza se nos va a estallar, la betónica nos ayudará a aliviar la tensión mental, mejora nuestras energías y nos permite tomar de nuevo las riendas de nuestra vida.

Te invitamos también a leer: Los mejores alimentos para eliminar el estrés.

4 Hierbas para reducir el estrés y la ansiedad
© Sergey Nivens – Fotolia.com

2. Verbena azul
Esta hierba es conocida desde la antigüedad, pues fue la favorita de la cultura romana, la celta e incluso la utilizaron los nativos americanos. Sus acciones para combatir el estrés y la ansiedad van desde relajar los músculos, calmar el sistema nervioso, hasta reducir los constantes antojos por la comida. Entre sus beneficios también podemos encontrar que es regulador de las hormonas femeninas, ayuda con la limpieza hepática y puede tratar la fiebre.

Uno de sus efectos más poderosos es su capacidad para  calmar la tensión del cuello y los hombros, que son dos áreas muy sensibles cuando sufrimos de estrés.

Si deseas conocer más consejos para reducir el estrés, te invitamos a leer nuestro artículo Cómo reducir el estrés.

3. Olmo americano
El olmo americano es un árbol que desde la antigüedad fue el aliado para la salud de los nativos americanos. Durante siglos ha sido utilizado con fines terapéuticos, ya que es una hierba con un contenido nutricional muy elevado.

El olmo americano tiene la capacidad de mejorar la salud de nuestro sistema nervioso, pues es rico en  hierro, calcio, manganeso, magnesio, potasio, fósforo, zinc, selenio y vitaminas como la B 1, 2 y 3, y C.  El poder del olmo americano radica principalmente en  el contenido de mucílago de la corteza, que es utilizado para descongestionar y aliviar las mucosas, incluyendo las digestivas. Nuestro sistema digestivo es uno de los que más se ve afectado por el estrés, pues sufrir de tensión emocional puede afectar nuestra salud digestiva.

También te puede interesar: Infusiones para evitar y tratar el insomnio.

4. Estragón
El estragón era también conocido como “pequeño dragón”, es una hierba ideal para los que sufren constantemente de estrés, ya que sus propiedades favorecen la relajación y ayuda a aliviar los síntomas que suelen acompañar este estado emocional. Esta planta es muy famosa desde la antigüedad, pues siempre se ha utilizado en terapias para la relajación y la tranquilidad. Además, el estragón también se ha utilizado para equilibrar el apetito.

Sobre este post