¿Desperdicias los restos de café? ¡Conoce qué puedes hacer con ellos!

Nunca volverás a tirar los restos de café, después de ver cuántas cosas puedes hacer con ellos ¡Te vas a sorprender!

El café es un producto con muchas propiedades para la salud que pueden ser aprovechadas a través de su consumo. Sin embargo, para sacarle el máximo provecho a este maravilloso alimento, hay otras formas muy útiles para aprovechar aquellos residuos que quedan después de aprovechar un delicioso café.

El uso tópico del café tiene diferentes beneficios para la belleza de la piel y del cabello; a continuación te contamos cómo puedes aprovechar completamente esos residuos que quedan del café.

¿Desperdicias lo que queda del café ¡Conoce qué puedes hacer con esto!

Tratamiento anticelulitis con posos de café

Uno de los ingredientes que incluyen las cremas para combatir la celulitis es la cafeína. Esta sustancia se ha mostrado efectiva para reducir la celulitis, ya que mejora el metabolismo de las grasas, reduciendo la aparición de estas bolsas de grasa bajo la piel. Pero no hace falta invertir grandes sumas de dinero en cremas para la celulitis, ya que el café es uno de los mejores aliados para tratar este problema.

Simplemente mezcla un poco de los residuos que te han quedado del café con un poco de aceite de coco y aplícalo sobre la zona afectada con suaves masajes circulares. Has esto tres veces a la semana.

Eliminar los malos olores de las manos con posos de café

Muchas de las especias que utilizamos para condimentar nuestras comidas tienen un olor muy agradable al momento de usarlas pero horas más tarde el olor que queda en nuestras manos es más desagradable. Para eliminar estos molestos olores basta con tomar una pequeña cantidad de residuos de café y frotarlos por todas las manos. Enjuagamos con agua fría y le decimos adiós a ese molesto olor.

Cabello brillante con posos de café

El café es un ingrediente recomendado para conseguir un brillo extra y natural en nuestro cabello. Una de las formas de aplicarlo es utilizando los residuos para hacer un masaje por todo el pelo húmedo durante 15 minutos y para mejores resultados se recomienda preparar una o dos tazas de café oscuro y una vez frío aplicarlo como enjuague final del cabello dejando actuar 20 minutos.

Tinte natural para el cabello con posos de café

Los pigmentos naturales en el café tienen la capacidad para teñir papel, telas e incluso el cabello. Aunque se puede preparar un café exclusivamente con este fin, otra buena opción es aprovechar los residuos que nos quedan de un café, al cual le agregamos un poco más de agua y lo aplicamos por todo el cabello dejando actuar durante 20 minutos.  Para empezar a notar resultados es importante aplicarlo con frecuencia.

Exfoliante natural de posos de café

El café además de tener propiedades que ayuda a alisar y suavizar la piel, también es ideal para promover la eliminación de células muertas que se van acumulando con el paso de los días. Para hacer un exfoliante natural de café basta con tomar los residuos del café y mezclarlo con un poco de aceite de oliva. Una vez esté listo se aplica con masajes circulares y se enjuaga con agua fría.

Bronceador casero con posos de café

Increíblemente el café también nos puede ayudar a conseguir el tono bronce en nuestra piel que tanto deseamos. Simplemente debes tomar los residuos que te quedan del café y los debes aplicar por toda la piel suavemente mientras te duchas, Déjalo actuar unos minutos y dúchate como de costumbre. Siendo constantes con su aplicación empezarás a notar ese bronceado natural que tanto deseas.

Atenuar las estrías con posos de café

Además de atenuar las estrías ya existentes, esta crema de café y aceite de coco nos ayuda a prevenir la formación de otras nuevas y regenera los tejidos. Para prepararla simplemente necesitas 5 cucharadas de café molido, 3 cucharadas de aceite de coco, 1 cucharada de gel de aloe vera y 2 cucharadas de agua mineral.

Agrega el café en un frasco de vidrio con tapa y mézclalo con el aceite de coco, el aloe vera y el agua mineral. Con la ayuda de una cuchara de madera mezcla muy bien los ingredientes hasta formar una pasta homogénea. Tapa el frasco y almacénalo en un lugar fresco y oscuro.

usos restos de café Aplica un poco de esta mezcla sobre las estrías y realiza un masaje por unos 5 minutos en la piel. Deja que actúe por 20 minutos más y retira con agua fría. Aplica una crema hidratante o aceite de coco y repite este procedimiento 3 veces a la semana.

Reafirmar el rostro con posos de café

Esta mascarilla además de ayudarnos a reafirmar el rostro también elimina las células muertas, renueva nuestra piel y deja tu piel fresca y luminosa. Además es excelente para atenuar las manchas causadas por el sol.

Para prepararla necesitas 3 cucharadas yogur natural y 2 cucharadas de café. Mezcla muy bien los dos ingredientes y aplica en tu rostro libre de maquillaje haciendo movimientos circulares. Deja que actúe en la piel por 15 minutos más y luego lava tu rostro con agua fría.

Eliminar ojeras, bolsas y arrugas en los ojos con posos de café

La cafeína ayuda a reducir las ojeras y la hinchazón del área debajo de los ojos y ayuda a aumentar la circulación sanguínea. Esto le da a la piel un aspecto más rejuvenecido y renovado.

Para preparar esta mascarilla necesitas 2 cucharadas de aceite de café, 2 cucharadas de aceite de coco, 1 cucharada de cera de abejas y 2 cucharaditas de aceite de jojoba.

El primer paso es hacer el aceite de café.: Combina 4 cucharadas de café con 8 cucharadas de aceite de oliva en una sartén pequeña. Caliéntalo a fuego lento durante al menos 30 minutos, revolviendo ocasionalmente. Cuela el aceite usando  un filtro de café o una tela.

Ahora pon ese aceite de café en un frasco con tapa, y agrega el resto de ingredientes. Mete esta mezcla a calentar al baño de maría hasta que esté bien derretido e integrado. Deja que se enfríe y solidifique. Aplica en el contorno de los ojos y dale suaves palmaditas alrededor de los ojos antes de acostarte o en la mañana. Deja que actúe en la piel por 5 minutos más y lava con agua tibia.

Más recomendados