Tratamientos naturales para talones agrietados

No dejes que la deshidratación en los pies te gane la partida, procura seguir nuestras recomendaciones para tratar los talones agrietados. ¿Qué esperas?

La piel se caracteriza por ser bastante frágil y sensible, a pesar de ello existen lugares donde se torna mucho más delicada; por tal razón es justo brindarle los cuidados necesarios para lograr el bienestar de la misma.

El problema, en la mayoría de ocasiones, es que se le resta importancia a cierto lugares del cuerpo, olvidando que la piel recubre absolutamente todo el organismo en su capa más externa; un ejemplo allegado a la realidad es el de los pies.

Para muchas personas los pies son considerados un ‘altar’, las prácticas de belleza y salud allí realizadas son únicas; sin embargo, otro grupo de las mismas ubica en un segundo plano todo tipo de cuidado para los pies, dando paso a ciertos problemas, algunos más graves que otros.

Los talones agrietados pueden darse en cualquier persona; no obstante, con base en lo anterior, quienes descuidan los pies llegan a ser más propensos a padecer dicho problema.

¿Por qué se agrietan los talones?

Para empezar, este problema es incómodo y doloroso; todas las personas pueden llegar a experimentarlo pero depende de algunos factores incidentes. En primer lugar, la deshidratación y falta de nutrientes causa resequedad excesiva en la zona posterior del pie, haciendo que se deteriore con mayor facilidad.

Sumado a ello desplazarse sin utilizar ningún calzado, o en el peor de los casos, emplear zapatos tipo sandalia o pantuflas.

Existe una recomendación relevante frente a este problema, o por lo menos para prevenirlo; si los pies están resecos y deshidratados, el calzado debe ser cerrado por completo.

Con base en lo anterior les expondremos algunas recomendaciones para tratar los talones agrietados.

Limón, sal, glicerina, mascarilla de agua de rosas

Las propiedades ácidas del jugo de limón ayudan a curar la piel áspera y seca , evitando que se agrieten las plantas de los pies. Junto con las propiedades ácidas del limón, la combinación de agua de rosas y glicerina resulta ser un tratamiento eficaz para los talones agrietados. La glicerina suaviza la piel, por lo que se usa en la mayoría de los productos cosméticos, mientras que el agua de rosas tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas que ayudan a curar las grietas

Ingredientes

  • 1 cucharada de sal
  • 1/2 taza de jugo de limón
  • 2 cucharadas de glicerina
  • 2 cucharaditas de agua de rosas
  • Agua tibia
  • Piedra de piedra pómez / cepillo de pies

Preparación y modo de uso

Toma un recipiente con agua tibia y agrega sal, entre ocho a diez gotas de jugo de limón, una cucharada de glicerina y una cucharadita de agua de rosas. Remoja tus pies durante unos 15 a 20 minutos en esta agua.
Con una piedra pómez o un limpiador de pies, frota los talones y los costados de los pies. Repita esto por unos días hasta que tus talones se hidraten.

Utilizar parafina

Tratar con parafina la zona agrietada de los talones puede ser positivo, sin embargo es difícil teniendo en cuenta la temperatura a la que debe estar y todas las variables que esta conlleva.

Ingredientes

  • Parafina: 2 tazas.
  • Aceite de oliva: 2 cucharadas.

Preparación y aplicación

Verter las tazas de parafina en un recipiente junto con las cucharadas de aceite de oliva; poner la mezcla a baño de maría hasta percibir que la parafina se ha derretido.

Revolver para que ambos fusionen sus propiedades. Una vez listo se debe vaciar en otro recipiente donde quepan los pies o el pie afectado.

Cargando...

Es necesario percatarse de que la parte de arriba se vea blanca, ello indica que la parafina no está tan caliente. Dejar los pies durante media hora sumergidos en la mezcla.

Vaselina y jugo de limón para los talones agrietados

Las propiedades ácidas del limón y las propiedades hidratantes de la vaselina lo ayudan a deshacerse de los pies secos y adoloridos

Ingredientes

  • 1 cucharadita de vaselina
  • 4 a 5 gotas de jugo de limón
  • Agua tibia

Preparación y uso

Remoja tus pies en agua tibia durante unos 15 o 20 minutos. Enjuaga y seca.
Mezcla una cucharadita de vaselina y unas gotas de jugo de limón. Frota esta mezcla sobre sus talones y otras partes agrietadas de los pies hasta que se absorba en la piel.

Aplica esta mezcla y ponte un par de calcetines de lana. Mantenlo durante toda la noche y lávte por la mañana. Haz esto regularmente antes de ir a la cama.

Recurrir al aceite de coco

Los beneficios que brinda el aceite de coco a la piel son muy numerosos, entre ello se destacan la hidratación y la exfoliación. Teniendo en cuenta que los talones agrietados se presentan debido a la resequedad, elaborar un masaje con este ingrediente favorece ampliamente el tratamiento en contra del mismo.

Éste se encarga de fortalecer los tejidos y paulatinamente recupera las grietas allí presentes.

Aloe Vera para los talones agrietados

Aloe vera calma la piel seca y muerta. Cura las crestas y grietas que se han formado y aumenta la síntesis de colágeno. Los aminoácidos presentes en ella son responsables de la acción suavizante de la piel.

Ingredientes

  • Gel de aloe vera
  • Agua tibia
  • Un par de calcetines

Preparación y uso

Remoja tus pies en agua tibia durante unos minutos. Seca con palmaditas y aplica generosamente gel de aloe vera en los pies. Usa calcetines y deja el gel en tus pies durante toda la noche. Repite esto todas las noches durante cuatro o cinco días y notarás una gran diferencia en tus pies.

Baño de miel de abeja

Su elaboración no es muy compleja, basta con utilizar un recipiente con agua tibia mezclada con una taza de miel de abeja natural.

Se sumergen los pies durante media hora, una vez transcurrido el tiempo se exfolian y se enjuagan. Es recomendado realizar este procedimiento 3 veces a la semana.

Cargando...
Sobre La Autora