Síntomas de intolerancia al gluten

Posiblemente padeces de intolerancia al gluten y no lo sepas, puedes detectarlo leyéndonos. No lo olvides; para asegurarte visita a tu médico de confianza.

La intolerancia al gluten o también conocida como celiaquía es una enfermedad poco común en la población mundial, en realidad son muy pocas las personas que padecen de esta patología.

Se trata de un daño en el intestino delgado gracias a la reacción alérgica al gluten de trigo, pese a que la celiaquía es una enfermedad poco común, muchas otras personas que no la padecen pueden resultar intolerantes al gluten.

Es complejo detectar la intolerancia al gluten, ya que actualmente no hay un examen exacto que lo determine, sin embargo  existen diversas maneras de localizarlo, en seguida les nombraremos algunas de ellas.

sintomas-intolerancia-gluten

Hinchazón estomacal

Hinchazón es cuando sientes que tu vientre está inflamado, adolorido o lleno de gases después de haber comido y aunque la hinchazón es muy común y puede tener muchas explicaciones, también puede ser un signo de intolerancia al gluten, de hecho, sentirse hinchado es una de las quejas más comunes de las personas que son sensibles o intolerantes al gluten.

Diarrea, estreñimiento y heces malolientes

Ocasionalmente, tener diarrea y estreñimiento o que las heces huelan muy mal es normal, pero puede ser motivo de preocupación si ocurre con regularidad, estos también son un síntomas comunes de la intolerancia al gluten, las personas con enfermedad celíaca experimentan inflamación en el intestino después de comer gluten.

Esto daña el revestimiento del intestino y conduce a una absorción deficiente de nutrientes, lo que resulta en una incomodidad digestiva importante y diarrea frecuente o estreñimiento, sin embargo, el gluten también puede causar síntomas digestivos en algunas personas que no tienen la enfermedad celíaca. Además, las personas con enfermedad celíaca pueden experimentar heces pálidas y malolientes debido a la mala absorción de nutrientes.

Fijar la atención en las extremidades

Es un factor que no debemos dejar pasar y que quizá nos indique que nuestro organismo es ampliamente intolerante al gluten; aunque es un indicador bastante irregular no lo podemos dejar pasar por alto, como lo nombramos anteriormente.

Con fijarnos en las extremidades, inferiores y superiores, nos referimos a no perderlas de vista en cuanto dolor en las articulaciones, hormigueo o adormecimiento, o un intenso dolor.

Dolor de cabeza posterior a cada comida

En realidad son muchos los factores que nos llevan a padecer un dolor de cabeza o migraña; desde estrés, mucho ruido, malos hábitos de descanso; en fin, son demasiados como para nombrarlos todos.

Sin embargo, los dolores de cabeza después de cada comida pueden indicar que nuestro organismo es intolerante al gluten, específicamente los dolores justo después de media hora o 45 minutos posteriores a cada comida. Definitivamente un indicador que debemos tener en cuenta. Si tienes dolores de cabeza o migrañas regulares sin causa aparente, puedes ser sensible al gluten.

Cansancio continuo

Sentirse cansado es muy común y generalmente no está relacionado con ninguna enfermedad, sin embargo, si constantemente te sientes muy cansada, sin una razón aparente debes explorar la posibilidad de una causa subyacente.

Las personas con intolerancia al gluten son muy propensas a la fatiga y el cansancio, especialmente después de comer alimentos que contienen gluten, además, la intolerancia al gluten también puede causar anemia por deficiencia de hierro, que a su vez causará más cansancio y falta de energía.

Cambios en el estado de ánimo

La persona intolerante al gluten suele percibir irritabilidad justo después de consumir alimentos, especialmente alimentos ricos en trigo. Generalmente la sensación de irritabilidad se presenta por diversos factores, como la fatiga o hambre, también cuando hay un agotamiento sin ningún sentido; se percibe como el malestar general de la gripe.

Otra de las manifestaciones de éste padecimiento, según lo relatan algunas personas que lo sufren, es la falta de concentración, a la vez que se sienten decaídos por no poder centrar sus esfuerzos en una actividad como el trabajo o sus estudios.

Problemas de la piel

La intolerancia al gluten también puede afectar tu piel. Una afección ampollosa de la piel llamada dermatitis herpetiforme es la manifestación cutánea de la enfermedad celíaca. Muchas personas con sensibilidad al gluten suelen tener afecciones de la piel, que incluyen piel extra seca, erupciones cutáneas, acné y parches de eccema, además de granitos en los brazos, que aumentan después de consumir alimentos con gúten.

Pérdida de peso inexplicable

Un cambio de peso inesperado a menudo es motivo de preocupación, aunque puede deberse a varias razones, la pérdida de peso inexplicable es un efecto secundario común de la enfermedad celíaca no diagnosticada.

sintomas-intolerancia-glutenLa pérdida de peso puede explicarse por una variedad de síntomas digestivos, junto con una absorción deficiente de nutrientes. La pérdida de peso inesperada puede ser un signo de enfermedad celíaca, especialmente si se combina con otros síntomas digestivos.

Agotamiento constante

A nivel fisiológico es normal que los niveles de energía durante el día disminuyan un poco, esto se debe a los procesos de digestión que se dan a través de este tiempo. Las personas intolerantes al gluten necesitan un esfuerzo mucho mayor en sus procesos digestivos; lo que significa que estas personas suelen sentirse mucho más agotadas a diario.

Dicha situación es más evidente en las horas posteriores a las comidas, lo cual es lógico por los procesos digestivos. Aunque los factores para detectar los primeros síntomas de intolerancia al gluten son bastante ‘comunes’, muchos de estos, especialmente en conjuntos pueden ser de gran ayuda en la detección de tal padecimiento.

Entumecimiento de la pierna o el brazo

Otro síntoma sorprendente de la intolerancia al gluten es la neuropatía, que implica entumecimiento u hormigueo en los brazos y las piernas, esta condición es común en personas con diabetes y deficiencia de vitamina B12, pero también puede ser causado por la toxicidad y el consumo de alcohol, sin embargo, las personas con enfermedad celíaca y sensibilidad al gluten parecen estar en mayor riesgo de experimentar entumecimiento de brazo y pierna. Además pueden experimentar dolores en los músculos y los huesos.

¿Cómo se diagnostica la intolerancia al gluten?

Tomar una muestra de sangre, que luego se analiza para detectar la presencia de anticuerpos que podrían indicar enfermedad celíaca o una alergia al trigo, a menudo puede arrojar resultados y en algunos casos, otras pruebas también pueden ser necesarias para saber si se es intolerante al gluten.

Una vez que el médico ha descartado una afección diferente, aún puede ser difícil para él confirmar si hay intolerancia al gluten, ya que no hay pruebas que digan exactamente que se trata de este problema, por lo que el método más común que usan las personas para determinar si hay intolerancia al gluten es reducir o eliminar el gluten de la dieta y controlar los cambios en los síntomas.

Puede ser útil para una persona llevar un diario de alimentos para registrar qué alimentos están consumiendo y qué síntomas están teniendo.