Remedios caseros para los cálculos renales

Algunos remedios naturales te pueden ayudar a expulsar las piedras de los riñones y hoy te contamos cuáles son los mejores. Si los síntomas persisten o se agudizan, lo mejor es acudir con un médico

Los riñones es uno de los órganos más esenciales del cuerpo humano. Se requiere un funcionamiento saludable para garantizar el mecanismo ideal del cuerpo. Después de todo, los riñones ayudan a desintoxicar y filtrar las impurezas de la sangre, sacando los productos de desecho y regulando aún más el equilibrio de líquidos en el cuerpo.

Debido a varias razones, si los riñones no pueden excretar estas toxinas y desechos, comienzan a desarrollarse cristales o minerales no procesados, que se conocen como cálculos renales. Los cálculos renales pueden ser pequeños o grandes según la gravedad de la situación. Los cálculos renales pequeños son fácilmente curables a menos que golpee el nervio en las etapas iniciales.

A pesar de que un cálculo renal es una enfermedad relativamente menor, es extremadamente doloroso. Estas piedras se acumulan cuando ciertas sustancias químicas se acumulan en la orina e interfieren con el funcionamiento de los riñones. Muchos han escuchado historias de horror sobre cálculos renales grandes que alcanzan el tamaño de una pelota de golf, pero en la mayoría de los casos, tienen menos de unos pocos milímetros de diámetro. Sin embargo, incluso los cálculos renales pequeños pueden ser muy dolorosos durante un par de días.

Las causas generales de los cálculos renales pueden incluir la falta de agua en el cuerpo, la producción de un ambiente ácido excesivo en la orina, infecciones del tracto urinario, etc. Es curable fácilmente si se diagnostica en una etapa temprana.

Puede haber más de un síntoma de cálculos renales, que incluyen: dolor excesivo en el abdomen, la espalda baja o el tracto urinario. El dolor puede variar de insoportable, agudo o leve dependiendo de la gravedad; deseo persistente de orinar, o incluso sangre en la orina. Sensación de náuseas o vómitos intensos. Sudoración constante o escalofríos. Los síntomas pueden variar según la gravedad. Puede haber una molestia y dolor constantes en los costados, que podrían extenderse aún más a otras partes del cuerpo.

En casos muy raros, por ejemplo, donde el cálculo renal es demasiado grande para cualquiera de los métodos de extracción estándar, el médico puede optar por la cirugía tradicional. El paciente recibe anestesia general. El cirujano hace una abertura en la espalda para acceder al lugar donde la piedra se atascó, y la extraen con uno de sus instrumentos. Sin embargo en la mayoría de los casos se pueden tratar con medicamentos recetados por el médico y en otros con remedios caseros.

Agua

Como hemos mencionado anteriormente, el consumo inadecuado de agua es una causa importante de cálculos renales. Beber agua puede ayudar a retrasar la formación de cristales y eliminar el calcio y el fósforo de los riñones.

Necesitarás

  • 10 o 12 vasos de agua

Lo que tienes que hacer

Bebe 10 a 12 vasos de agua todos los días.

Tomate

Los tomates son ricos en compuestos bioactivos como los citratos que pueden ayudar a tratar los cálculos renales. Pueden reducir y prevenir significativamente la formación de cálculos en los riñones.

Necesitarás

  • 2 tomates
  • 1 cucharadita de jugo de limón

Lo que tienes que hacer

Haz una pasta con uno o dos tomates y agrégale una cucharadita de jugo de limón. Bébelo 1 o 2 veces a la semana.

Jugo de limón

El limón es una rica fuente de vitamina C. Se sabe que los citratos reducen la formación de cristales y reducen la sobresaturación de la orina al aumentar su volumen.

Necesitarás

  • 2-3 tazas de agua
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Lo que tienes que hacer

Agrega una cucharada de jugo de limón y aceite de oliva al agua. Mezclar bien y beberlo durante todo el día. Repite este remedio varias veces al día durante 3 o 4 semanas.

Jugo de rábano

Los estudios demuestran que el consumo de jugo de rábano aumenta la excreción de oxalatos de calcio en la orina. También ayuda a eliminar los cristales que pueden acumularse en los riñones.

Necesitarás

  • 1-2 rábanos

Lo que tienes que hacer

Toma un rábano o dos y mezcla  en la licuadora con un poquito de agua para extraer el jugo. Toma 100 ml de este jugo todas las mañanas con el estómago vacío. Haz esto por 1 o 2 semanas.

Pelitos de mazorca

Los pelitos de la mazorca tienen compuestos bioactivos que ayudan a aumentar el volumen de la orina y prevenir la formación de cristales en los riñones, además de limpiarlos y evitar infecciones urinarias.

Necesitarás

  • 1 cucharada de pelitos de mazorca
  • Un vaso de agua caliente

Lo que tienes que hacer

Sumerge una cucharada de pelitos de mazorca en agua hirviendo durante 10 minutos. Colar y beber tibio o frío. Bebe 2 o 3 veces al día.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio se puede usar para tratar los cálculos renales. Es eficaz para eliminar los cristales en los riñones y eliminar los cálculos.

Cargando...

Necesitarás

  • 1-2 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • Un vaso de agua tibia

Lo que tienes que hacer

Agrega una cucharada de bicarbonato de sodio a un vaso de agua tibia y consume de inmediato. Haz esto 2 o 3 veces al día.

Raíz de diente de león

La raíz de diente de león tiene compuestos bioactivos que pueden ayudar a aumentar el volumen de orina y prevenir la formación de cristales en los riñones.

Necesitarás

  • 1 cucharadita de raíz de diente de león
  • Un vaso de agua caliente

Lo que tienes que hacer

Sumerge una cucharadita de raíz de diente de león en agua hirviendo durante 10 minutos. Colar y beber tibio o frío. Toma esta infusión 2 o 3 veces al día.

Cola de caballo

El jugo de cola de caballo exhibe actividad diurética, lo que significa que puede ayudar a aumentar el volumen de orina. También puede aumentar la tasa de filtración glomerular.

Necesitarás

  • 2-3 cucharaditas de hojas de cola de caballo
  • 1 vaso de agua tibia

Lo que tienes que hacer

Mete dos o tres cucharaditas de hierba de cola de caballo en agua hirviendo durante unos 15 minutos. Colar y beber. Haz esto 2-3 veces al día.

Precaución: No tomes este remedio si tiene diabetes, niveles bajos de potasio o tiamina, o si estás tomando litio o medicamentos para el corazón. Consulta a tu médico.

Hojas de albahaca

Las hojas de albahaca son una de las hierbas más comunes utilizadas en la medicina tradicional. Tienen un efecto diurético, lo que significa que pueden aumentar el volumen de orina y facilitar la eliminación de cálculos renales.

Necesitarás

  • Un puñado de hojas de albahaca
  • Una taza de agua hirviendo
  • 1 cucharadita de miel (opcional)

Lo que tienes que hacer

Toma un puñado de hojas de albahaca y déjalo reposar en una taza de agua hirviendo. Colar y consumir. Puedes agregar una cucharadita de miel si es necesario. Consume esto 2-3 veces al día.

Hinojo

Las semillas de hinojo son ricas en varios compuestos bioactivos que pueden ayudar a tratar los cálculos renales. Estos compuestos pueden ayudar a descomponer la formación de cristales en los riñones y permitir que se eliminen en la orina.

Necesitarás

  • 1 cucharadita de semillas de hinojo
  • Una taza de agua hirviendo

Lo que tienes que hacer

Agrega una cucharadita de polvo de semillas de hinojo a una taza de agua hirviendo. Mezcla bien y consume después de que se haya enfriado. Consume esto una vez al día durante un par de semanas.

Frijoles

Los frijoles son una excelente fuente de magnesio, que ayuda a reducir los síntomas asociados con los cálculos renales. El caldo de frijoles cocidos ayuda a mejorar la salud urinaria y renal en general. También ayuda a disolver y eliminar las piedras.

Lo que debes hacer

Para hacer el caldo, se debe tratar de quitar los frijoles del interior de las vainas, y luego hervir las vainas en agua caliente purificada durante seis horas. Este líquido puede filtrarse a través de un paño de muselina, enfriarse y consumirse durante todo el día durante un día para aliviar el dolor de los cálculos renales y es un excelente remedio casero para los cálculos renales.

¿Cuándo debo ver a un médico?

A veces, esta afección puede persistir más de lo debido y puede causar mucho dolor. En tales casos, debes consultar a tu médico. Si los cálculos se atascan en el tracto urinario, puede causar dolor agudo, y debes ser llevado a una cirugía de inmediato.

Otros síntomas que justifican la consulta de un médico incluyen vómitos, sangre en la orina, orina turbia, fatiga, pérdida de conciencia y dolor en la parte baja del abdomen y genitales que dura más de cuatro semanas.

Cargando...
Sobre La Autora
Sobre este post