Cómo reafirmar el busto naturalmente

Si prefieres los métodos naturales, hay muchos remedios caseros simples y fáciles que puedes intentar para mejorar el aspecto de los senos

No hay duda alguna, siempre buscaremos la mejor manera para sentirnos bien y emanar hacia los demás la imagen más positiva posible; claro está, no lo que irradiamos hacia las demás personas va desde nuestra actitud hasta nuestra apariencia física, por lo tanto, querremos estar en buenas condiciones.

Negar que nuestros senos sean una manera de llamar la atención es prácticamente imposible, no obstante, lo que deseamos es irradiar una figura plena y apropiada de nuestra manera de ser y más allá de querer llamar la atención queremos sentirnos plenas consigo mismas.

Con base en lo anterior y haciendo énfasis en los senos, estos pueden ayudarnos a subir nuestra autoestima y mejorar la imagen, sin embargo, está en nosotros lograr este cometido; no es cuestión de cirugías plásticas u otro tipo de cosas similares, ya que, aquí siempre hemos estado a favor del esfuerzo y las alternativas naturales.

Cabe recordar que los senos están constituidos por las glándulas mamarias (depósitos de grasa) y por músculos como los pectorales, por ende, para fortalecerlos se deben seguir diversas recomendaciones, aquí algunas de ellas.

Cómo reafirmar el busto naturalmente

Ejercicios para reafirmar el busto

Como nombramos anteriormente, una de las partes que constituyen los senos son músculos, para que éstos se encuentren en la mejor de las condiciones deben mantenerse ejercitados; cabe aclarar que el músculo pierde su fuerza y elasticidad si no se entrena.

En el caso de los senos se recomienda realizar diversos tipos de entrenamientos; la idea es fortalecerlos y mejorar sus condiciones; por lo tanto, ejercicio aeróbico, de resistencia y fuerza, son los más recomendados.

Antes de llevar a cabo una rutina de ejercicio, ya sea para reafirmar el busto como para cualquier otra parte del cuerpo, es necesario que realices movimientos de calentamiento por 5 o 10 minutos. Esto evitará lesiones musculares. Por otra parte, recuerda mantener una buena postura y la espalda lo más recta posible.

Los ejercicios para reafirmar el busto te ayudarán a fortalecer los pectorales y para obtener buenos resultados es preciso repetirlos tres veces a la semana. Puedes comenzar sin peso o con una pesa pequeña (una botella de agua o llena de arena, por ejemplo). No sólo levantarás los senos, sino también que disfrutarás de más tonicidad y fuerza muscular.

Lee además: Cómo tener senos más grandes sin cirugía.

Reafirmante de pecho

Siéntate en una silla, siempre con la columna apoyada en el respalda, lo más derecha que puedas. El estómago hacia adentro y los pies apoyados completamente en el suelo. Toma una pesa en cada mano y levántalas hasta la altura de los hombros, por delante del pecho.

Los codos deben formar un ángulo de 90° a los laterales del cuerpo. Levanta los brazos, pero sin llegar a estirarlos completamente, así tus codos no se resentirán. Mantén la posición durante cinco segundos y baja lentamente a la postura inicial. Haz tres series de cinco repeticiones y aumenta la cantidad a tres series de diez repeticiones al primer mes.

Apertura de pecho

En la misma posición sentada que en el ejercicio anterior, con una pesa en cada mano, enfrenta las palmas. Siempre manteniendo los codos flexionados. Abre los brazos hacia tus laterales. Cuando haces este movimiento, inspiras. Cuando los cierras, exhalas. Haz tres series de cinco repeticiones la primera semana, tres series de ocho repeticiones la segunda y la tercera. Al primer mes, debes estar haciendo tres series de diez repeticiones.

Estiramiento de brazos

Un ejercicio más que sencillo y popular. Consigue dos pesas de unos 2 kilos cada una. Siéntate con la espalda recta, en una silla, los pies apoyados completamente en el piso. Toma las pesas con las manos y estira los brazos, tienen que quedar rectos tocando las orejas. El siguiente paso es juntar por encima de la cabeza las pesas. Cuenta hasta tres vuelve a la postura inicial. Haz tres series de ocho repeticiones con un descanso de 30 segundos entre cada serie. Para comenzar también puedes hacerlo sin pesas.

Levantamiento de pesas de pecho

Es un ejercicio algo complejo que tal vez quieras poner en práctica cuando los demás ya estén practicados. Siéntate apoyando bien la espalda y mantén en cada mano un peso de entre 2 y 5 kilos, según tus posibilidades. Estira los brazos a los laterales y luego dobla los codos, para que queden a 90° las manos. Levanta los brazos hasta estirarlos por encima de la cabeza y regresa a la postura inicial. Ten cuidado de no bajar demasiado, siempre deben quedar a la altura de los hombros. Realiza ocho o diez repeticiones, Descansa un minuto y haz otra repetición.

Presión de palmas

Sentada o de pie, como sea más cómodo para ti, junta las palmas de las manos por delante del pecho. Los codos deben quedar despegados del cuerpo, como en la postura de saludo en los países Orientales. Toca la barbilla con la punta de los dedos. Ejerce una cierta presión durante 20 segundos y luego descansa. Vuelve a empezar y repite unas tres veces más.

Pesas hacia adelante

Sentada en una silla, toma las pesas con las manos. Extiende los brazos hacia adelante, uno al lado del otro. Sube hasta tocar con el brazo la mejilla, estira bien el brazo. Baja a la postura inicial (a la altura del pecho) y repite con el otro brazo. Haz cinco repeticiones con cada brazo y completa otra serie igual.

Visita también: Cómo deshacerte de las estrías en los senos.

Mejorar la postura para reafirmar el busto

Los beneficios de una buena postura van más allá de evitar posibles lesiones musculares. Con esta conseguirás un efecto de firmeza inmediato en tus pechos, y tu figura se verá más moldeada.

De esta manera y con el pasar del tiempo, los senos comenzarán a fortalecerse, además lo dolores de espalda y hombros irán disminuyendo poco a poco.

Utiliza el brasier correcto

Hay muchos diseños de sostenes que nos permiten realzar los senos y darles una apariencia mucho más atractiva.

Sin embargo, es importante saber elegir una talla adecuada para que no queden demasiado apretados o con espacios.

Visita además: Cómo elegir la talla correcta de brasier.

Terapia con hielo

La terapia con hielo es un buen remedio natural para tonificar la piel y reafirmar los senos. Procura envolver el hielo en un paño para que no tenga contacto directo con la piel.

Realiza suaves masajes circulares en los pechos, aplicándolo con cuidado y haciendo una leve presión sobre estos. Haz esta técnica durante 5 minutos y repite su uso cada día para conseguir buenos resultados.

 

Masaje con aceite de oliva

El masaje con aceite de oliva es una técnica excelente para reafirmar los senos caídos. El aceite de oliva es una fuente rica de antioxidantes y ácidos grasos que pueden revertir el daño causado por los radicales libres y prevenir los senos caídos. Además, ayudará a mejorar el tono de la piel y la textura.

Pon un poco de aceite de oliva en las palmas y frotarlas para generar calor. Frota tus manos sobre tus pechos en un movimiento ascendente. Masajea suavemente durante unos 15 minutos para aumentar el flujo de sangre y estimular la reparación celular. Sigue este remedio al menos 4 o 5 veces por semana.

Crema de pepino y yema de huevo

Otro remedio excelente para el levantamiento de los senos es una mascarilla preparada a partir de pepino y yema de huevo. El pepino tiene propiedades naturales para tonificar la piel y la yema de huevo tiene altos niveles de proteínas y vitaminas que pueden ayudar a tratar los senos caídos.

Muele muy bien 1 pepino pequeño en una licuadora. Mezclar con una yema de huevo y 1 cucharadita de mantequilla orgánica o crema de coco para obtener una pasta. Aplícalo sobre tus pechos y dejar actuar durante unos 30 minutos. Lavar con abundante agua fría.
Utiliza esta mascarilla una vez a la semana para reafirmar y fortalecer los tejidos de la mama.

Cómo reafirmar el busto naturalmente

Clara de huevo para reafirmar el busto

La clara de huevo también es buena para los pechos debido a sus propiedades astringentes y nutre la piel flácida. Los lípidos hidroeléctricas presentes en la clara de huevo ayuda a levantar la piel floja alrededor de tus pechos.

Batir 1 clara de huevo hasta obtener una textura espumosa. Aplicar esto en tus senos y deja reposar durante 30 minutos. Lávate con agua fría.

También puedes preparar una mascarilla para senos mediante la mezcla de la clara de 1 huevo con 1 cucharada de yogur natural y miel. Aplícalo sobre tus pechos y dejar actuar durante 20 minutos. Enjuaga con agua fría.

Lee además: Remedios caseros y naturales para reafirmar los senos.

Fenogreco para reafirmar el busto

El fenogreco se utiliza a menudo para reafirmar los senos caídos. Tiene vitaminas y antioxidantes que combate daños de los radicales libres y ayuda a levantar, refirmar y suavizar la piel alrededor de los senos.

Mezclar 1/4 taza de polvo de fenogreco con agua suficiente para formar una pasta espesa.
Masajea con esta pasta sobre tus pechos y dejar actuar durante 5 a 10 minutos. Enjuaga con agua tibia. Sigue este recurso una vez o dos veces por semana.

Más artículos relacionados:

  • 4 ejercicios físicos para darle más firmeza a tu busto
  • 9 alternativas para evitar que tus senos se caigan
  • 6 recomendaciones para conseguir un busto firme
  • Temas de interés