¿Por qué te duelen los senos? Causas más comunes

¿A menudo te duelen los senos? Conoce las causas más comunes por las cuales suelen doler los senos

Aunque es muy común que las mujeres experimentemos dolor en los senos, esto puede afectar a cualquier persona que tenga tejido mamario. El dolor en los senos puede ser alarmante, pero generalmente no es motivo de preocupación. El dolor de seno rara vez un síntoma de cáncer, y hay varias razones por las cuales los senos perfectamente sanos pueden comenzar a doler.

Hoy queremos que conozcas las razones más comunes por las cuales te duelen los senos.

Es tu sostén

Una de las causas más comunes de dolor en los senos es un sostén que no te queda bien. Los sujetadores brindan soporte para el tejido graso pesado en los senos de una mujer. Es posible que un sujetador que sea demasiado grande, demasiado viejo o demasiado estirado no te brinde el soporte que necesitas. Cuando tus senos se mueven todo el día, pueden doler fácilmente. También puedes sentir dolor en la espalda, el cuello y los hombros.

Por otro lado, usar un sostén que sea demasiado pequeño o demasiado apretado puede ejercer demasiada presión sobre tus senos y generar sensibilidad.

Es una distensión muscular.

Tus músculos pectorales (comúnmente llamados pectorales) se encuentran directamente debajo y alrededor de sus senos. Cuando tensas este músculo, el dolor puede sentirse como si viniera del interior de tu seno. Este tipo de dolor en los senos generalmente se limita a un seno. También puedes experimentar: hinchazón, hematomas, dificultad para mover el brazo o el hombro.

Las distensiones musculares pectorales son comunes en atletas y levantadores de pesas, pero pueden pasarle fácilmente a cualquiera. Las actividades domésticas típicas como lavar, barrer, hacer ejercicio o incluso levantar a tu bebé pueden provocar una tensión pectoral.

Visita además: Causas del picor en los senos.

Es un golpe o moretones

¿Alguna vez te has despertado con un golpe o un moretón en la pierna que no recuerdas haber recibido? Esto también le puede pasar a tu pecho. Por ejemplo, podría deberse a que cargaste una pesada bolsa o te golpeaste mientras hacías tus cosas o sin alguien sin querer te golpeó y en el momento no sentiste dolor, pero al día siguiente sí.

Es tu periodo

La mayoría de los dolores de seno femeninos son el resultado de cambios hormonales. Los médicos llaman a esto dolor cíclico del seno, porque está directamente asociado con tu ciclo menstrual.

Las hormonas como el estrógeno y la progesterona fluctúan durante todo el mes, causando todo tipo de estragos en tu cuerpo y tu cerebro. El estrógeno y la progesterona en realidad pueden aumentar el tamaño y la cantidad de conductos y glándulas mamarias en los senos. Esto hace que los senos se hinchen y retengan agua.

Unos días antes de que comience tu período, ambos senos pueden hincharse y volverse sensibles, dolorosos o incluso grumosos. También puedes sentir dolor alrededor de los senos, incluida la parte superior del pecho, los lados exteriores de los senos, la axila y el brazo. La sensibilidad y dolor en los senos deben desaparecer tan pronto como termine tu período.

Es un signo de embarazo

Cuando quedas embarazada por primera vez, tu cuerpo sufre muchos cambios hormonales. Las hormonas desencadenan transformaciones que preparan tu cuerpo para mantener un embarazo. En las primeras semanas de embarazo, puedes notar que tus senos están hinchados y sensibles. Tus pezones también pueden sobresalir.

Otros síntomas tempranos del embarazo incluyen: pérdida del periodo, náuseas con o sin vómitos, orinar con más frecuencia de lo habitual, fatiga
estreñimiento y acidez estomacal, cambios en las preferencias alimentarias

Si el dolor en los senos es intenso, habla con tu gineco-obstetra. También debes informar a tu médico si sientes un bulto, notas cambios en la piel o experimentas secreción.

Es de la lactancia materna.

Muchas madres experimentan dolor en los pezones cuando comienzan a amamantar . Un pestillo inadecuado puede causar mucho dolor, y no es raro que los pezones se sequen y se agrieten. Busca ayuda de un consultor de lactancia si tus pezones están adoloridos o en carne viva. Si amamantar es doloroso, también puedes hablar con un consultor de lactancia. Existen diferentes posiciones y técnicas de alimentación que puedes usar que te ayudarán tanto a tí como a tu bebé.

Cargando...

También debes consultar a tu médico si comienzas a experimentar síntomas de mastitis.

Es de medicamentos hormonales

El dolor y la sensibilidad en los senos son efectos secundarios de ciertos medicamentos hormonales, como los anticonceptivos orales. Las píldoras anticonceptivas contienen las hormonas reproductivas estrógeno y progesterona.

Los suplementos y reemplazos hormonales también pueden provocar dolor en los senos. Esto incluye tratamientos de infertilidad y terapias de reemplazo hormonal (TRH) que se usan después de la menopausia.

Es porque tus senos son fibroquísticos

Los cambios fibroquísticos en los senos son una causa común de dolor en los senos. Más de la mitad de las mujeres experimentan cambios fibroquísticos en algún momento de sus vidas. Muchas mujeres con este tipo de tejido mamario no experimentan ningún síntoma. Si los síntomas están presentes, pueden incluir: dolor, sensibilidad, textura grumosa o similar a una cuerda.

Estos síntomas a menudo aparecen en el área superior y externa de los senos. Los síntomas pueden empeorar justo antes de que comience Tu período.

Es una infección

Una infección del tejido mamario se llama mastitis. La mastitis es más común entre las mujeres que están amamantando, pero puede pasarle a cualquiera. Por lo general, afecta solo un seno.

Los síntomas probablemente comenzarán de repente. Además del dolor, puedes experimentar: hinchazón, ardor, calor, rojez, fiebre y resfriado.

Si experimentas síntomas de infección, consulta a tu médico de inmediato. Prescribirán un curso de antibióticos orales, que generalmente pueden eliminar la infección en una semana. Sin tratamiento, puedes desarrollar un absceso .

Es un quiste

Los quistes de seno son pequeños sacos en el seno que se llenan de líquido. Los quistes son bultos suaves, redondos u ovalados con bordes fáciles de sentir. Muchas mujeres dicen que se sienten similares a una uva o un globo de agua, aunque a veces pueden sentirse duras.

Puedes tener un quiste o varios. Pueden aparecer en un seno o en ambos. Muchas mujeres con quistes no experimentan ningún síntoma, pero es posible que sientas dolor y sensibilidad alrededor del bulto.

A menudo, los bultos se vuelven más grandes y más dolorosos justo antes del comienzo de tu período, y luego disminuyen cuando termina el período. También puedes experimentar secreción del pezón .

Si sospechas que tienes un quiste, consulta a tu médico. Pueden confirmar que lo que estás experimentando es un quiste y no algo más grave.

Cargando...
Sobre La Autora
Sobre este post